Nintendo distribuye guantes

La fabricante japonesa de videojuegos recibió quejas en Nueva York porque los niños que utilizan el Mario Party tienen las manos heridas.

El fabricante de video juegos Nintendo of America Inc. acordó el jueves proveer guantes protectores a aproximadamente 1,2 millones de niños que utilizan el juego Mario Party.
La decisión es parte de un acuerdo alcanzado con el fiscal general del estado de Nueva York y podría costarle a Nintendo hasta US$ 80 millones.

“Este acuerdo es muy positivo para los padres de todo el país”, dijo el Fiscal General de Nueva York Eliot Spitzer. “Nintendo está dispuesta a hacerse responsable por los efectos que sus juegos tienen en los más jóvenes.”

Si bien no se entabló una demanda judicial propiamente dicha, la oficina del fiscal general de Nueva York ha recibido casi 100 quejas por parte de consumidores cuyos hijos habían sufrido daños en las manos por jugar en los distintos niveles del juego Nintendo 64. Las heridas iban de pequeñas fricciones y ampollas a laceraciones y punciones.

“Las heridas se produjeron debido a la forma en que los niños utilizaban el joystick para ganar en el juego”, dijo Christine Pritchard, portavoz de la oficina de Spitzer.

En los cinco niveles del juego asociados a las heridas (incluyendo Paddle Battle, Tug O´War, Pedal Power, Cast Aways y Deep Sea Divers), los niños deben mover el joystick en círculos rápidamente para superar las tareas virtuales. En muchos de los casos, el movimiento repetido y a gran velocidad causó heridas en las manos de los niños, dijo Pritchard.

Nintendo entregará a cada familia hasta cuatro guantes como parte del acuerdo. Además del costo de los guantes, Nintendo también acordó pagar los aranceles legales del estado, que sumarían unos US$75.000.

El fabricante de video juegos Nintendo of America Inc. acordó el jueves proveer guantes protectores a aproximadamente 1,2 millones de niños que utilizan el juego Mario Party.
La decisión es parte de un acuerdo alcanzado con el fiscal general del estado de Nueva York y podría costarle a Nintendo hasta US$ 80 millones.

“Este acuerdo es muy positivo para los padres de todo el país”, dijo el Fiscal General de Nueva York Eliot Spitzer. “Nintendo está dispuesta a hacerse responsable por los efectos que sus juegos tienen en los más jóvenes.”

Si bien no se entabló una demanda judicial propiamente dicha, la oficina del fiscal general de Nueva York ha recibido casi 100 quejas por parte de consumidores cuyos hijos habían sufrido daños en las manos por jugar en los distintos niveles del juego Nintendo 64. Las heridas iban de pequeñas fricciones y ampollas a laceraciones y punciones.

“Las heridas se produjeron debido a la forma en que los niños utilizaban el joystick para ganar en el juego”, dijo Christine Pritchard, portavoz de la oficina de Spitzer.

En los cinco niveles del juego asociados a las heridas (incluyendo Paddle Battle, Tug O´War, Pedal Power, Cast Aways y Deep Sea Divers), los niños deben mover el joystick en círculos rápidamente para superar las tareas virtuales. En muchos de los casos, el movimiento repetido y a gran velocidad causó heridas en las manos de los niños, dijo Pritchard.

Nintendo entregará a cada familia hasta cuatro guantes como parte del acuerdo. Además del costo de los guantes, Nintendo también acordó pagar los aranceles legales del estado, que sumarían unos US$75.000.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades