Medicina a base de gusanos de seda

La desarrollaron científicos chinos. Aseguran que sirve para combatir el envejecimiento y fortalece la inmunidad.

(EFE).- Un grupo de científicos chinos ha desarrollado un tipo de medicina contra el envejecimiento a base de gusanos de seda sometidos a un tratamiento genético, informó hoy (sábado 27) la agencia estatal Xinhua.

“Utilizando tecnologías genéticas, los investigadores lograron desarrollar una medicina, extraída de los huevos de los gusanos de seda, que ayuda a detener el proceso de envejecimiento”, agregó la fuente.

Este producto, bautizado con el nombre de “Tian Kang Ning”, se vende en cápsulas y ya se ha empezado a comercializarse en la provincia de Zhejiang (este de China).

Los científicos, dirigidos por el profesor Zhang Yaozhou, de la Universidad de Zhejiang, tardaron siete años en lograr la composición de esta nueva medicina.

Según el grupo de investigadores, “su cápsula incrementa el número de glóbulos blancos en el cuerpo humano, fortalece la inmunidad y retrasa el proceso del envejecimiento”.

El informe, que no ofrece detalles sobre las técnicas genéticas empleadas por los científicos, agrega que “los chinos han utilizado desde la antigüedad los huevos de los gusanos de seda con fines médicos”.

La nueva medicina, patentada en Zhejiang, pronto se podrá adquirir en el resto de China, país que a lo largo de la Historia ha perseguido prolongar la vida, dentro de la influencia que ejerció la alquimia taoísta en su filosofía.

(EFE).- Un grupo de científicos chinos ha desarrollado un tipo de medicina contra el envejecimiento a base de gusanos de seda sometidos a un tratamiento genético, informó hoy (sábado 27) la agencia estatal Xinhua.

“Utilizando tecnologías genéticas, los investigadores lograron desarrollar una medicina, extraída de los huevos de los gusanos de seda, que ayuda a detener el proceso de envejecimiento”, agregó la fuente.

Este producto, bautizado con el nombre de “Tian Kang Ning”, se vende en cápsulas y ya se ha empezado a comercializarse en la provincia de Zhejiang (este de China).

Los científicos, dirigidos por el profesor Zhang Yaozhou, de la Universidad de Zhejiang, tardaron siete años en lograr la composición de esta nueva medicina.

Según el grupo de investigadores, “su cápsula incrementa el número de glóbulos blancos en el cuerpo humano, fortalece la inmunidad y retrasa el proceso del envejecimiento”.

El informe, que no ofrece detalles sobre las técnicas genéticas empleadas por los científicos, agrega que “los chinos han utilizado desde la antigüedad los huevos de los gusanos de seda con fines médicos”.

La nueva medicina, patentada en Zhejiang, pronto se podrá adquirir en el resto de China, país que a lo largo de la Historia ha perseguido prolongar la vida, dentro de la influencia que ejerció la alquimia taoísta en su filosofía.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades