Lugares del mundo poco propicios para Internet

En materia de censura por la Red, China no está sola ni mucho menos. La acompaña un elenco donde militan, entre otros, Irán, Birmania, Cuba, Saudiarabia, Bielorrusia, Sudán, Zimbabwe, Gabón, Dubai, Türkmenistán, Kazajstán, y un largo etcétera.

<p>Las propias caracter&iacute;sticas tecnol&oacute;gicas, la labilidad y la mutabilidad de varios segmentos (redes sociales, motores de b&uacute;squeda, correo electr&oacute;nico) son armas de doble filo. El auge irrefrenable de ciberpiratas y las guerras entre servicios secretos (Rusia versus Estonia o Letonia, Pakist&aacute;n vs. India) ilustran claramente al respecto.<br />
<br />
En ese contexto deben insertarse los reg&iacute;menes totalitarios &ndash;China, Birmania, Sud&aacute;n, Vietnam, Cuba, dictaduras africanas- o autoritarios, estilo Rusia, Bielorrusia, rep&uacute;blicas de Asia central, Libia, Argelia y Venezuela. En los casos menos duros, simplemente se trata de gobiernos que controlan medios convencionales pero sin interferir en el ciberespacio.<br />
<br />
Por ejemplo, la violencia social desatada hace meses por elecciones fraudulentas en Ir&aacute;n ha intensificado un r&eacute;gimen censor ya muy estricto. Pero la existencia de sistemas m&aacute;s democr&aacute;ticos (Turqu&iacute;a, Armenia, Adzerbaidy&aacute;n, L&iacute;bano) o menos estrictos (Siria, Jordania, Irak) crea un colador que permite burlar a Teher&aacute;n.<br />
<br />
Pero existe una compleja situaci&oacute;n paralela, Kurdist&aacute;n. La etnia desborda su mayor n&uacute;cleo, el sudeste de Turqu&iacute;a -donde su red de comunicaciones es controlada desde Angora-, hacia dos enclaves vecinos. El principal est&aacute; en el noroeste de Irak, goza de autonom&iacute;a y Bagdad no interfiere con la Red, que es mala palabra para los turcos. La segunda zona es el noroeste de Ir&aacute;n, un gobierno ambiguo respecto de los kurdos, debido a que son sunn&iacute;es y no shiitas.<br />
<br />
Birmania es un caso muy peculiar. Por un lado, la dictadura militar se enfrenta a los monjes theravada. Por otro, hay todo un sistema para comercio de opiaceos en el &ldquo;tri&aacute;ngulo de oro&rdquo;. El gobierno reprime duramente a los opositores religiosos y pol&iacute;ticos, pero es c&oacute;mplice del narcotr&aacute;fico y opera en t&aacute;ndem con los se&ntilde;ores de la guerra afganos. Otro caso curioso es Dubai, emirato donde es ilegal emplear Internet para criticar la especulaci&oacute;n inmobiliaria y financiera. <br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades