Los Robin Hood de Internet, a la sombra

Fueron condenados a prisión tres británicos que robaban software a las empresas ricas y los regalaban por Internet. Un cuarto recibió sentencia en suspenso. La banda costó a empresas como Microsoft millones de dólares por ventas perdidas.

Los fiscales dijeron en el juicio que los cuatro hombres, probablemente motivados por un profundo odio a las empresas de software, eran los personajes centrales de un círculo internacional llamado DrinkorDie.com, el más sofisticado grupo de piratería. La banda permitía a los navegantes de Internet bajar gratis software nuevo, a veces incluso antes de que saliera al mercado. También puso a disposición el sistema operativo Windows 95 dos semanas antes de que saliera formalmente a la venta.

“Se imaginan que son los Robin Hood de nuestros días, o piratas del mar, como Johnny Depp en la película Piratas del Caribe,” dijo al juez el fiscal Bruce Houlder. Agregó que la banda—que está formada por ejecutivos de empresas, administradores universitarios y gerentes de informática – estaba formada por “simples ladrones”.

Esta condena es resultado de un ataque masivo a la piratería en la Web por parte de autoridades en Estados Unidos y Gran Bretaña, que produjo 70 arrestos en 12 países.

Casi siempre con ayuda de espías dentro de las grandes corporaciones, el grupo descifraba los códigos de seguridad del Norton AntiVirus, del Word de Microsoft y de los productos Excel, y pirateaba juegos y programas de diseño. “El costo de sus actividades asciende a muchos millones en ganancias perdidas… y el daño es incalculable”, añadió Houlder.

Alex Bell, 29 años, empleado de Morgan Stanley Dean Witter, recibió una condena de dos años y medio. Steven Dowd, 39 años, deberá pasar dos años entre rejas. Y a Mark Vent, 31 años, administrador de redes de computación, le corresponden 18 meses en la cárcel. El cuarto es Andrew Eardley, 35 años, gerente de sistemas, quien recibió una sentencia de 18 meses en suspenso.

Los fiscales dijeron en el juicio que los cuatro hombres, probablemente motivados por un profundo odio a las empresas de software, eran los personajes centrales de un círculo internacional llamado DrinkorDie.com, el más sofisticado grupo de piratería. La banda permitía a los navegantes de Internet bajar gratis software nuevo, a veces incluso antes de que saliera al mercado. También puso a disposición el sistema operativo Windows 95 dos semanas antes de que saliera formalmente a la venta.

“Se imaginan que son los Robin Hood de nuestros días, o piratas del mar, como Johnny Depp en la película Piratas del Caribe,” dijo al juez el fiscal Bruce Houlder. Agregó que la banda—que está formada por ejecutivos de empresas, administradores universitarios y gerentes de informática – estaba formada por “simples ladrones”.

Esta condena es resultado de un ataque masivo a la piratería en la Web por parte de autoridades en Estados Unidos y Gran Bretaña, que produjo 70 arrestos en 12 países.

Casi siempre con ayuda de espías dentro de las grandes corporaciones, el grupo descifraba los códigos de seguridad del Norton AntiVirus, del Word de Microsoft y de los productos Excel, y pirateaba juegos y programas de diseño. “El costo de sus actividades asciende a muchos millones en ganancias perdidas… y el daño es incalculable”, añadió Houlder.

Alex Bell, 29 años, empleado de Morgan Stanley Dean Witter, recibió una condena de dos años y medio. Steven Dowd, 39 años, deberá pasar dos años entre rejas. Y a Mark Vent, 31 años, administrador de redes de computación, le corresponden 18 meses en la cárcel. El cuarto es Andrew Eardley, 35 años, gerente de sistemas, quien recibió una sentencia de 18 meses en suspenso.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades