La visión artificial ya no es una meta imposible

Con una neuroprótesis visual implantada en el cerebro una invidente logró ver una raya sobre papel blanco.

No es una noticia menor. Es el primer paso hacia la meta de dar visión a los ciegos. Sin los nuevos avances tecnológico eso seguiría siendo imposible.

 

El 3 de junio de 2017 la Universidad Miguel Hernández en Elche, España, comenzó a investigar un sistema de visión artificial basado en la estimulación directa del cerebro. El 6 de febrero de 2020, el grupo de neuroingeniería biométrica dirigido por Eduardo Fernández dio a conocer que, sin pasar por los ojos, un implante cerebral consiguió una visión rudimentaria. El primer experimento exitoso en humanos se realizó en 2018.

“La información en el sistema nervioso”m explica Fernández, “ es la misma que hay en un dispositivo eléctrico”, explica también que los avances en implantología, sumados a una comprensión mucho más refinada del sistema visual humano le dieron la confianza para ir directo al cerebro.

El objetivo de recuperar la visión enviando señales directamente al cerebro es ambiciosa pero la medicina viene usando desde hace décadas los principios básicos en los implantes electrónicos para humanos.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades