La TV revolucionaria no la trae Apple

Lo que los fans de Apple esperan desde hace tiempo es aquello con lo que soñaba Steve Jobs antes de morirse: el televisor revolucionario, un aparato que no necesite un control para cada cosa y en el que todas las funcionalidades fueran absolutamente sencillas de realizar

28 noviembre, 2013

 

. Steve Jobs proyectaba una pantalla personalizable que reconozca al dueño, un aparato con reconocimiento de voz: le pedimos un canal y va a ese canal, pedimos Breaking Bad y la pantalla nos ofrece una serie de capítulos para elegir a voluntad.

 

Sin embargo, Apple se ha quedado atrás en esta carrera La revolución viene del lado de Microsoft con su nueva Xbox One Console.

Hace un año, cuando Tim cook, CEO de Apple comenzó a alentar las expectativas de que iba a lanzar un nuevo producto de televisión, pero no fue así y ahora parece que la compañía corre el riesgo de quedarse atrás de los rivales más audaces en este terreno.

Además de la Xbox One de Microsoft y la PlayStation 4 de Sony (ambas vendieron 1 millón es unidades en su primer día de ventas este mes, Google sacó su Chromecast, que permite a los usuarios de teléfonos transsmitir inalámbricamente cualquier cosa que esté en su pequeña pantalla a la grande. Funciona con la mayoría de los dispositivos que operan el nevegador Chrome. Apple ofrece algo parecido con su Airplay, pero sólo sirve con sus propios dispositivos y su receptor Apple TV, que es tres veces más caro.

Simultáneamente, está cortejando a desarrolladores para que hagan aplicaciones que corran sobre sus móviles y televisores inteligentes, además de pregonar la integración entre ambos para los consumidores. Eso permitiría, por ejemplo, pasar una película del televisor a una tableta cuando uno se va del living.

Google, Microsoft y Samsung todos tienen ecosistemas viables que incluyen la pantalla más grande en el hogar y la más pequeña en el bolsilio, mientras Apple todavía se encuentra en las bambalinas de la TV.

Parecería raro que una compañía tan involucrada con el entretenimiento como es Apple no se anotara en esta carrera.Esta semana, Apple pagó US$ 360 millones para comprar PrimeSense, una compañía israelitaque aportó parte de la tecnología detrás de su anterior dispositivo Kinect.

“Algún tipo de aparato para el living está en el futuro de Apple”, vaticinó un analista quien agregó que PrimeSense es un pionero mundioal en tecnologías gestuales.

Pero lo concreto es que durante muchos tiempo Apple habló de una revolución en la pantalla grande del hogar pero hasta ahora no ha mostrado nada revolucionario. Después de que en 2011 Steve Jobs dijera a su biógrafo Walter Isaacsons que finalmente había dado con la tecla para la perfecta interfaz de la TV con el usuario, Cook dijo en varias oportunidades durante 2012 que “ésa era un área de gran interés”.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades