La estrategia digital europea

Europa busca fijar las reglas para la tecnología en el mundo

20 febrero, 2020

En una visita reciente a Bruselas, Mark Zuckerberg fue de los primeros no europeos en escuchar los planes de la Unión Europea sobre mantener controlada a la industria tecnológica. La UE se propone convertirse en la fuente más importante de regulación tecnológica.

Según el criterio de The Economist, Europa es a la vez gnomo y gigante en el mundo tecnológico. Si bien tiene mucha tecnología, carece de plataformas digitales de importancia. Representa menos de 4% de la capitalización de mercado de las 70 plataformas más grandes del mundo (Estados Unidos tiene 73% y China 18%). Pero al mismo tiempo Europa es un mercado inmenso con una población de más de 500 millones que ninguna tecnológica puede ignorar. Aporta más de la cuarta parte de los ingresos de Facebook y Google.

Esa combinación generó lo que Anu Bradford llamó el “Efecto Bruselas” en su libro del mismo nombre. Allí dice que los servicios digitales son “indivisibles”. Resultaría muy caro ofrecer distintos servicios fuera de la UE.  Por eso, por lo general, la mayoría de las grandes tecnológicas adoptó como estándar global la General Data Protection Regulation, la estricta ley europea de privacidad. Unos 120 países tienen ahora una legislación similar a la europea.

La Comisión Europea quiere ahora hacer lo mismo en otras áreas. El principal documento presentado esta semana, incluye una serie de medidas para fomentar el uso de inteligencia artificial en Europa y limitar los posibles peligros de la tecnología. La comisión también dio a conocer una estrategia para crear un espacio único de datos europeos donde la información digital fluya libremente y en forma segura. Para que eso sea posible, la comisión desea, entre otras cosas, eliminar las barreras legales que impiden a los firmas compartir datos e invertir en servicios cloud que facilitan esa actividad de compartir.

Ambos documentos forman parte de una estrategia digital de la Unión europea, que también fue presentada esta semana. . con todo eso las firmas tecnológicas dominantes deberían esperar reglas más estrictas no solo sobre la forma de controlar el contenido que generan los usuario sino hasta dónde pueden discriminar contra los rivales que usan sus servicios. Todo eso se describe en una política de competencia.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades