La computadora que se anticipa a los usuarios

Cuando entras en un restaurante, ¿por qué tu celular no se pone en silencio inmediatamente percibiendo que preferís disfrutar de ese momento en lugar de recibir llamadas? O cuando te levantas de una mesa después de dos horas, ¿por qué no pide un taxi para que te lleve a tu casa?

¿Cuál es el motivo por el que los teléfonos no pueden realizar acciones automáticamente según el contexto y en lugar de eso, uno tiene que buscar entre páginas y páginas de aplicaciones aquella que necesita, luego tocar, deslizar, tocar de nuevo y salir, lo que conlleva muchos pasos para finalmente obtener la información que necesita?. El teléfono debería tener la capacidad de entender quién sos y predecir lo que necesitas en todo momento. Esto se denomina computación anticipatoria y es el futuro de las búsquedas. Si bien este concepto no es nuevo (Marissa Mayer lo introdujo en 2008), no está generalizado y no lo estará hasta que la computación anticipatoria se convierta en el componente principal de la mayoría de los sistemas. Se basa en dos aspectos: los datos y la experiencia del usuario.

Hoy en día, tenemos muchos datos a nuestra disposición. Nuestros teléfonos cuentan con sensores que tienen, por ejemplo, la capacidad de saber dónde hemos estado, la música que escuchamos y los próximos eventos en los que participaremos. Cuando cruzamos esta información con todos los datos que ahora almacenamos en línea (por ejemplo: fotos, documentos y publicaciones), hay información más que suficiente para comprender nuestros patrones y predecir nuestras necesidades.

A pesar de toda la información disponible, la experiencia del usuario sigue siendo un desafío, porque todavía no es posible anticiparse al comportamiento humano, dado que éste es impredecible. Cada acción puede ser más o menos probable en función del contexto actual, pero es muy difícil predecir el comportamiento humano con 100 % de certeza. Entonces, ¿qué método es más certero a la hora de proporcionarnos la información que queremos en el momento que la necesitamos?

 

Entre las estrategias push y pull

Hoy en día, los dispositivos móviles ofrecen dos tipos de modelos para acceder a la información: pull y push. En el primer caso, el usuario solicita información ya sea abriendo una aplicación o visitando un sitio web, entra en juego cuando el usuario sabe exactamente lo que busca (por ejemplo, buscar un restaurante).

En el segundo caso, los usuarios obtienen información a través de notificaciones push, donde el servicio que envía dichas notificaciones sabe con un alto grado de acierto que el usuario quiere esa información. Las llamadas telefónicas y los mensajes de texto fueron los primeros servicios en usar el modelo “push” en los teléfonos. 

El problema con el modelo push es el alto “costo de usuario” para cada notificación que se envía.
Esto significa que, a pesar de que hay casi 100 % de acierto de que el usuario quiera dicha información en ese preciso momento, el costo por los desaciertos rápidamente echa por tierra las ventajas de las notificaciones correctas. En la actualidad, 60% de los usuarios elige no recibir notificaciones push, lo que indica que no están satisfechos con el sistema actual. Creemos que el éxito en el mundo de la computación anticipatoria subyace en una combinación entre los modelos pull y push.

 

No hay mejor lugar que la pantalla de inicio

Con las aplicaciones para teléfonos, se trata de elegir la aplicación adecuada en el momento apropiado y luego profundizar, solicitando información relevante conforme al contexto. El lugar perfecto para poder acceder a esa información es la pantalla de inicio, que se encuentra entre el sistema de notificaciones (modelo push) y la acción de los usuarios cuando abren una aplicación (modelo pull). Tocamos la pantalla de inicio entre 100 y 150 veces al día, lo que otorga la oportunidad de predecir lo que los usuarios quieren hacer sin interrumpirlos con una notificación push. En Aviate, ofrecemos un sistema con un diseño basado fundamentalmente en la computación anticipatoria que recopila información de la pantalla de inicio de un teléfono con Android y la utiliza para descifrar la impredecibilidad del comportamiento humano. El objetivo es conectar a los usuarios con la información correcta cada vez que interactúan con sus teléfonos.

La próxima generación de sistemas tendrá un diseño basado en la computación anticipatoria, lo que modificará la manera en la que accedemos a la información. Simplemente, imagínate encontrar lo que necesitas saber sin tener que escribir ni un carácter. Este nuevo paradigma cambiará radicalmente la forma en que se busca la información.

(*) De Yahoo Aviate.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades