La biotecnología: un sector que atrae capitales

Hasta ahora, era solo en Estados Unidos donde se advertía  un alto grado de inversiones en biotecnología, uno de los sectores industriales que más cambios ha provocado en los últimos años y que más milagros promete. A los europeos, hasta ahora, los frenaba el riesgo. Por María Teresa Lavayén

Biotecnología es tecnología basada en biología. Es una disciplina que usa organismos vivos  — células, organismos vivos – para  para desarrollar productos, para lograr procesos industriales más eficientes, más seguros y más limpios.  Gracias a ella el mundo es hoy más limpio y la huella industrial más liviana.

La industria de la biotecnología en Europa invierte casi US$ 7.320 millones en investigación y desarrollo. Alrededor de 20% del total de los medicamentos comercializados y hasta 50% de todas las drogas que están en proceso de desarrollo, son todos productos de salud. Los países con mayor número de firmas de biotecnología incluyen Francia, Dinamarca, Suecia, Alemania,  los Países bajos y Gran Bretaña. Hasta ahora los inversores europeos venían observando con mucha cautela este sector que consideran de altísimo riesgo. Porque riesgo hay. Pueden pasar largos años invirtiendo en un producto  que finalmente, cuando está listo, o no prende en el mercado o no da los resultados esperados o resulta peligroso. Pero el sector es prometedor y poco a poco se van aventurando.

La compañía belga de diagnósticos moleculares Biocartis Group  acaba de anunciar que proyecta una OPI  para financiar su expansión y aprovechar, justamente, este creciente interés en el sector.

Aspira a conseguir ya  70 millones de euros y otros 100 millones en su oferta pública que lanzará a mediados de abril.

Otras empresas europeas de biotecnología  buscaron también aprovechar el entusiasmo lanzándose a cotizar en el Nasdaq. La más reciente fue la francesa  Cellectic, que consiguió US$ 228 millones la semana pasada  para avanzar en el trabajo experimental de  drogas contra el cáncer.

Otra belga, Cardio 3, está dedicada a terapias celulares, ultima sus planes para conseguir financiamiento en Estados Unidos.

El interés de los financistas tiene lógica. Es cierto que hay riesgo, pero la biotecnología está proporcionando los ladrillos para construir un futuro más sustentable. Los países que buscan desarrollo sustentable necesariamente tienen que buscar las soluciones innovadoras que aporta la biotecnología.  De allá saldrán soluciones para aumentar la productividad agrícola, reducir las los gases de invernadero, crear tratamientos médicos revolucionarios y disminuir el uso de pesticidas.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades