JBS se vio obligada a pagar rescate

La procesadora de carne más grande del mundo pagó US$ 11 millones para resolver el cíber ataque que paralizó sus actividades.

La semana pasada todas las redes de JBS fueron hackeadas y algunas de sus operaciones en Australia, Canadá y Estados Unidos quedaron inhabilitadas. Se cree que el pago fue hecho usando Bitcooin y la empresa explicó que fue necesario para proteger a sus clientes.

El CEO, Andre Nogueira, dijo que fue una decisión muy difícil de tomar, para la compañía y para él personalmente. Explicó que pagó debido a la sofisticación del ataque aunque la gran mayoría de sus plantas se mantuvieron operativas.

La Casa Blanca dijo que una organización criminal basada en Rusia probablemente sea la responsable del ataque. El mes pasado hubo otro ataque similar a Colonial Pipeline en el sudeste de Estados Unidos y la entrega de combustible quedó paralizada durante varios días. Ese ataque también fue atribuido a Rusia.

JBS, una compañía con sede en Brasil, dijo que los resultados de una investigación preliminar confirma que el ataque a sus sistemas no comprometió a ninguna compañía, a ningún cliente y a ningún empleado.

 

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades