Internet: una guerra en torno de la interconexión

Por un lado, Ciudad Internet (Prima) deja de negociar. Por el otro, se calienta el conflicto por demoras en el acceso a la Red y la interconexión entre grandes operadores y el resto de la compañías involucradas.

Telefónica, Telecom, Impsat, Prima y otras chocan con iPlan, Fibertel y UOL Sinectis, pues las primeras se niegan a restablecer la conexión. De hecho, no acatan una resolución de la subsecretaría para Defensa del Consumidor, lo cual agrava la fractura en la Cámara Argentina de Bases de Datos (CaBaSe, un nombre obsoleto).

El lunes 10, Prima -o sea, Ciudad y Flash- anunció a la entidad la decisión de no participar más en el PAR (punto de acceso a la Red), donde se interconectan las redes, desarrollado por CaBaSe en 1998. Hasta el miércoles 12, la cámara afirmaba haber recibido sólo la notificación de Prima, pero el sector estimaba que Telefónica, Telecom e Impsat acompañarían al segundo proveedor de acceso en el país.

Esta virtual escisión colectiva, que se materializará en 90 días, por razones reglamentarias, es vista como algo positivo por sus promotores. Salvo Telecom, que el martes desmintió adherir a Prima y el resto.

Según señalan consultores como Carrier y Asociados, han cambviado los ejes del debata. Al principio, éste girada en torno de si las firmas menores tenían que pagar, o no, por usar las redes de las tres grandes operadoras. Este servicio era gratuito, como determinaba el acuerdo que creó el PAR (NAP en la jerga sectorial, por “network access point”).

En la actualidad, empresas como UOL o Techtel aceptan pagar canon, aunque presionan por una nueva normativa, que asegure igual precio de interconexión para todos. Tantos vacíos reglamentarios y la ausencia de una ley general para la actividad multiplican quejas del público. Las mismas que, a mediados de abril, llevaron a aquella resolución de la subsecretaría, hoy cuestionada por las grandes.

Telefónica, Telecom, Impsat, Prima y otras chocan con iPlan, Fibertel y UOL Sinectis, pues las primeras se niegan a restablecer la conexión. De hecho, no acatan una resolución de la subsecretaría para Defensa del Consumidor, lo cual agrava la fractura en la Cámara Argentina de Bases de Datos (CaBaSe, un nombre obsoleto).

El lunes 10, Prima -o sea, Ciudad y Flash- anunció a la entidad la decisión de no participar más en el PAR (punto de acceso a la Red), donde se interconectan las redes, desarrollado por CaBaSe en 1998. Hasta el miércoles 12, la cámara afirmaba haber recibido sólo la notificación de Prima, pero el sector estimaba que Telefónica, Telecom e Impsat acompañarían al segundo proveedor de acceso en el país.

Esta virtual escisión colectiva, que se materializará en 90 días, por razones reglamentarias, es vista como algo positivo por sus promotores. Salvo Telecom, que el martes desmintió adherir a Prima y el resto.

Según señalan consultores como Carrier y Asociados, han cambviado los ejes del debata. Al principio, éste girada en torno de si las firmas menores tenían que pagar, o no, por usar las redes de las tres grandes operadoras. Este servicio era gratuito, como determinaba el acuerdo que creó el PAR (NAP en la jerga sectorial, por “network access point”).

En la actualidad, empresas como UOL o Techtel aceptan pagar canon, aunque presionan por una nueva normativa, que asegure igual precio de interconexión para todos. Tantos vacíos reglamentarios y la ausencia de una ley general para la actividad multiplican quejas del público. Las mismas que, a mediados de abril, llevaron a aquella resolución de la subsecretaría, hoy cuestionada por las grandes.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades