Auge de los medios digitales

Innovación y tecnología del ecosistema de pagos

2 septiembre, 2020

Por: Gabriela Renaudo (*)

A medida que el mundo ingresa en este territorio desconocido y se vincula cada vez más a través de la tecnología, la innovación gana terreno para reconectar y reconstruir el tejido productivo, económico, financiero y social post pandemia, reinventando las conexiones tradicionales y generando nuevas formas y herramientas para poder seguir funcionando.

La pandemia de COVID-19 se ha convertido en un catalizador para la adopción de tecnología.

Para algunos esto puede significar nuevos comportamientos (como comprar online por primera vez) mientras que, para otros, esto puede significar comenzar a utilizar herramientas o software nuevos. Lo que queda claro es que los consumidores están más acostumbrados y ponen menos barreras para adoptar diferentes tecnologías en comunicaciones, teletrabajo, telemedicina, servicios de streaming y aplicaciones de video, y por supuesto, también en pagos.

A pesar de los grandes desafíos que están atravesando distintos países de América latina, esta pandemia impactó en todas las industrias y actividades y va a acelerar la migración a un ecosistema de pagos con menos interacción humana y más transacciones de pagos realizadas de dispositivo a dispositivo, sin contacto (“contactless o touchless”).

De hecho, vemos cada vez más emprendedores y comercios de barrio incursionando en la venta con botones de pago en las redes sociales y en el e-commerce y nos sentimos más cerca de un mundo obligado a aprender a operar de forma remota.

El volumen de compras en e-commerce realizada con credenciales de pago Visa se ha duplicado durante este período de cuarentena versus el mismo periodo del año anterior. Inclusive, algunos comercios online lograron crecer entre 5 y hasta 8 veces sus volúmenes en algunas semanas de estos meses versus las mismas semanas del 2019.

Asimismo, la salud es el nuevo oro de la sociedad. Cualquier cosa “que no requiera contacto” llama la atención. En esta nueva normalidad, incluso cuando pagan con sus tarjetas, los consumidores se sienten ansiosos al tocar los terminales o firmar el comprobante de pago. Observamos una tendencia a priorizar la practicidad y seguridad que brindan los pago sin contacto, fundamentalmente para el pago de los gastos de su día a día. En este sentido, a escala mundial, vimos un aumento del 40% en el uso de pagos sin contacto y nuestra investigación en América latina y el Caribe mostró que el 17% de los entrevistados utilizó pagos sin contacto en su última compra. Los consumidores de nuestra región están ejerciendo prácticas de pago más limpias y cambiando su método de pago preferido de efectivo a tarjeta de débito y crédito.

Transformación tecnológica

Por eso, este es el momento para que los emisores, adquirentes, comercios y también sistemas, como los medios de transporte del país, aceleren la implementación de esta transformación tecnológica de la industria, que principalmente implica disponer de terminales (POS) que acepten pagos sin contacto y continuar impulsando la emisión y uso de tarjetas contactless para ofrecer a consumidores y comercios una forma rápida y segura de pagar.

Junto a esta nueva tecnología de pago, la tokenización permite el pago sin contacto desde dispositivos móviles, como billeteras digitales, relojes y otros, así como también a los comercios realizar cobros de manera aún más segura, aumentando los índices de aprobación y mejorando de este modo la experiencia de pago en general.

Esta nueva tecnología ya está disponible para los pagos sin contactos Visa en dispositivos móviles, y funciona de manera simple para el consumidor, reemplazando su número de su tarjeta por un token en la mensajería de aprobación. Esto, incrementa aún más la seguridad para el consumidor al momento de pagar con los distintos dispositivos digitales elegidos para llevar sus tarjetas Visa.

Con el COVID-19, los pagos digitales y las compras en línea se han convertido en la nueva norma, acelerando el ritmo de desplazo del efectivo en la región. En una encuesta realizada por Visa, los pagos digitales surgieron como el método preferido de compra, eligiendo dentro de ellos las tarjetas de débito en primer lugar, con un 72% de las veces en los últimos tres meses, seguidas de las de crédito (63%), y solo luego el dinero en efectivo (44%).

Estamos atravesando un nuevo momento histórico de transición donde todavía es un desafío asegurar cuáles serán las nuevas prácticas.

(*) Group Country Manager de Visa para Argentina y Cono Sur

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades