FAO: impulso a la energía solar

La organización de las Naciones Unidas publicó un informe que promueve la utilización de la energía fotovoltaica en actividades como la agricultura y la electricidad.

23 octubre, 2000

(EFE).- La FAO propuso hoy (lunes 23) que es necesario una mayor aplicación de la energía solar, que supere la actual dedicación para el uso doméstico, tareas agrícolas, ganaderas y a la economía en pequeña escala.

La organización de las Naciones Unidas, con sede en Roma, hizo público un informe sobre la Energía solar fotovoltaica para la agricultura sostenible y el desarrollo rural en el que afirma que el uso selectivo de esa fuente energética podría mejorar de manera significativa la vida de millones de personas en las zonas rurales de los países subdesarrollados.
En la actualidad, la tecnología solar fotovoltaica se emplea en la iluminación, la radio y la televisión de los hogares, por lo que la FAO plantea entrar en una nueva fase más allá de la bombilla y llevar a cabo otras aplicaciones, como la agricultura.

El informe sostiene que si bien se sabe que los agricultores de subsistencia más pobres no pueden acceder a los sistemas de energía solar que, no obstante, éstos tienen algunas ventajas que les hacen muy interesantes en el ámbito de los servicios sociales básicos, como el abastecimiento de agua y la refrigeración de las vacunas.

Como posibles aplicaciones, el documento señala que el sistema de bombeo mediante energía solar se adapta bien al riego por goteo propio del cultivo de hortalizas y que además es una solución económica para el abastecimiento de agua a personas y ganado en zonas remotas y no electrificadas.

Los pequeños sistemas de energía solar contribuyen también al desarrollo de otras actividades productivas, desde restaurantes a talleres, gracias a que pueden suministrar luz a aparatos diversos.

Sin embargo, la FAO es consciente de que la introducción de la electricidad fotovoltaica encuentra dificultades, como son los altos costos de inversión inicial y la ausencia de financiación e infraestructuras, y rescata la conveniencia de arrendamiento de equipos y préstamos en condiciones favorables a las cooperativas de agricultores.

En esta línea, la organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación invita a los gobiernos a fomentar los sistemas de energía solar en el campo y a los bancos de desarrollo rural y agrícola a facilitar la financiación, con acceso igualitario para hombres y mujeres.

Entre las ventajas de un mayor uso de la energía solar, la FAO señala también el efecto beneficioso para el medio ambiente, en especial con vistas a los cambios climáticos.

(EFE).- La FAO propuso hoy (lunes 23) que es necesario una mayor aplicación de la energía solar, que supere la actual dedicación para el uso doméstico, tareas agrícolas, ganaderas y a la economía en pequeña escala.

La organización de las Naciones Unidas, con sede en Roma, hizo público un informe sobre la Energía solar fotovoltaica para la agricultura sostenible y el desarrollo rural en el que afirma que el uso selectivo de esa fuente energética podría mejorar de manera significativa la vida de millones de personas en las zonas rurales de los países subdesarrollados.
En la actualidad, la tecnología solar fotovoltaica se emplea en la iluminación, la radio y la televisión de los hogares, por lo que la FAO plantea entrar en una nueva fase más allá de la bombilla y llevar a cabo otras aplicaciones, como la agricultura.

El informe sostiene que si bien se sabe que los agricultores de subsistencia más pobres no pueden acceder a los sistemas de energía solar que, no obstante, éstos tienen algunas ventajas que les hacen muy interesantes en el ámbito de los servicios sociales básicos, como el abastecimiento de agua y la refrigeración de las vacunas.

Como posibles aplicaciones, el documento señala que el sistema de bombeo mediante energía solar se adapta bien al riego por goteo propio del cultivo de hortalizas y que además es una solución económica para el abastecimiento de agua a personas y ganado en zonas remotas y no electrificadas.

Los pequeños sistemas de energía solar contribuyen también al desarrollo de otras actividades productivas, desde restaurantes a talleres, gracias a que pueden suministrar luz a aparatos diversos.

Sin embargo, la FAO es consciente de que la introducción de la electricidad fotovoltaica encuentra dificultades, como son los altos costos de inversión inicial y la ausencia de financiación e infraestructuras, y rescata la conveniencia de arrendamiento de equipos y préstamos en condiciones favorables a las cooperativas de agricultores.

En esta línea, la organización de la ONU para la Agricultura y la Alimentación invita a los gobiernos a fomentar los sistemas de energía solar en el campo y a los bancos de desarrollo rural y agrícola a facilitar la financiación, con acceso igualitario para hombres y mujeres.

Entre las ventajas de un mayor uso de la energía solar, la FAO señala también el efecto beneficioso para el medio ambiente, en especial con vistas a los cambios climáticos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades