¿Falta de motivación para navegar?

La banda ancha y el abaratamiento de las computadoras han multiplicado el número de personas con acceso a Internet. Alarma, sin embargo, la enorme cantidad que hace un uso muy limitado de ese valioso acceso.

<p>En varios de los muchos blogs que proliferan sobre temas relacionados con Internet 2.0, mencionan con preocupaci&oacute;n la aparente falta de motivaci&oacute;n o de inter&eacute;s suficiente en muchas personas y empresas por hacer un uso m&aacute;s intenso de las tecnolog&iacute;as de informaci&oacute;n. </p>
<p>Entre los particulares, hay muchos que celebran la banda ancha porque les permite recibir y enviar diariamente cantidades de las conocidas &quot;cadenas&quot; cargadas con pesadas fotos, m&uacute;sica y mensajes inspiracionales. Otros, se divierten enviando chistes, cartas supuestamente escritas por famosos a punto de morir, o ignotos que despotrican contra el gobierno y finalmente las cadenas de solidaridad para beneficiar a nunca se sabe qui&eacute;n.</p>
<p>Pero seguramente el acceso a Internet con banda ancha merece ser usado para algo m&aacute;s. Para navegar por ese interminable mundo que abre Internet hace falta, sin embargo, un motivo. &iquest;Habr&aacute;, entonces, necesidad de concretar propuestas s&oacute;lidas que ayuden a impulsar un cambio de actitud y de motivaci&oacute;n?<br />
Luego est&aacute;n los otros, los que no se conectan. Para convencer a los &quot;no convencidos&quot; (o no interesados) del inter&eacute;s de conectarse a Internet conviene, m&aacute;s que insistir en las claves tecnol&oacute;gicas, &quot;pensar sociol&oacute;gicamente&quot;. Lo que, seg&uacute;n la prescripci&oacute;n de los expertos, consiste en 'entender el mundo de las personas a base de pensar sobre ese mundo en formas diversas'. Es decir, en formas distintas de las nuestras, de las que nos resultan 'naturales' o m&aacute;s familiares.</p>
<p>En otras palabras: para convencer a los no convencidos hemos de aprender primero a pensar como ellos.</p>
<p>Sus principales rasgos distintivos son:</p>
<p>o Predominio de personas con bajos ingresos y nivel educativo medio o bajo, con una proporci&oacute;n de mujeres mayor que en otros segmentos.<br />
o Disfrutan con las pr&aacute;cticas de vida m&aacute;s tradicionales (ver la tele, pasear, leer, visitar a los amigos).<br />
o No se sienten c&oacute;modos con las tecnolog&iacute;as, no las entienden; aunque pueden utilizar con bastante intensidad el tel&eacute;fono m&oacute;vil.</p>
<p>Se prev&eacute; que podr&iacute;a haber en 2012 m&aacute;s de 70 millones de internautas mayores de 55 a&ntilde;os en Europa, representando m&aacute;s de 25% de la poblaci&oacute;n conectada. La recomendaci&oacute;n, por tanto, es desarrollar ofertas espec&iacute;ficas para este segmento, diferenci&aacute;ndolas de las propuestas dirigidas a los consumidores 'fans' de las tecnolog&iacute;as y con mayores ingresos.<br />
Porque, incluso cuando se conviertan en internautas, los h&aacute;bitos on-line de este segmento de consumidores ser&aacute;n con toda probabilidad distintos de los propios de otros grupos de edad y de inter&eacute;s. Porque tienen, y seguir&aacute;n teniendo, marcos mentales diferentes. </p>
<p><br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades