Facebook invierte fuerte para alzarse con WhatsApp

¿Qué consigue Facebook al comprar WhatsApp? Primero intenta reconquistar a los jóvenes, que ahora prefieren aplicaciones de mensajería. Segundo, busca conseguir números de teléfono.Facebook anunció el 19 de febrero que pagará US$ 19.000 millones por WhatsApp, la aplicación líder de mensajería, que tiene hoy 450 millones de usuarios activos por mes.

25 febrero, 2014

Para algunos observadores, se trata de una movida defensiva que neutraliza la amenaza de un fuerte y creciente competidor. A pesar de su precio de US$ 19 millones, WhatsApp no da a Facebook un servicio que ofrezca mucho más de lo que Facebook ya tiene con su propio Messenger apps. Al conocerse la noticia, el precio de la acción de Facebook cayó 4,8%, pues los inversores creyeron ver una estrategia, por parte de la red social, de comprar crecimiento en lugar de conseguirlo en forma orgánica. Indudablemente Facebook ganará usuarios, especialmente en mercados emergentes, si la base de WhatsApp se suma a la suya propia, pero ese crecimiento no será tan importante como algunos suponen, opinan expertos de Canalys, una firma de análisis en infotecnología. Ellos creen que hay mucha superposición en las bases de usuarios de ambas compañías.

Desde esa perspectiva, Facebook, paga un precio tan alto no tanto para crecer sino para relacionarse con los usuarios jóvenes de WhatsApp. Esta compra tiene muchos paralelos con la de Instagram. Mantendrá la marca WhatsApp y las aplicaciones seguirán a disposición. Pero el servicio se convertirá en otro punto de toque a través del cual Facebook puede reconquistar usuarios que se le alejaron. Además, será un vehículo a través del cual, con el tiempo, pretendrá ampliar su oferta de servicios, incluso a personas que no están interesadas en su servicio central, la red social. Porque Facebook pretender ser el dueño de todo lo social, o sea convertirse en el principal proveedor de servicios sociales a la mayor cantidad de personas posible.

Otro elemento a favor es que WhatsApp es una oferta monetizada, en la que los usuarios pagan una determinada tarifa luego de un período inicial gratuito. Al incorporarla, Facebook se olvida de la necesidad de encontrar una nueva fuente de ingresos en el corto plazo. Su modelo primario de negocios, sin embargo, implica analizar datos de usuarios para afinar la puntería de los avisos. Al combiner datos de dos servicios propios, como serán Instagram y WhatsApp, podrá con el tiempo reunir metadatos cada vez más amplios sobre más usuarios en más mercados. WhatsApp tiene información valiosa sobre sus usuarios, incluyendo número de teléfonos celulares que podrían ser útiles para aumentar los servicios de comunicación de Facebook con propósitos de marketing. En esto la superposición de usuarios hasta sería positive. Ahora bien, si la intención de Facebook es cambiar el modelo de negocios por WhatsApp, probablemente aleje a muchos usuarios especialmente si además optara por un modelo publicitario más intrusiva.

Si bien la operación es vista por muchos como muy cara, cuando se la pone en perspectiva podría interpretarse como buen valor por dinero. Si WhatsApp logra ayudar a Facebook a reconquistar usuarios perdidos mientras simultáneamente aumenta su alcance en mercados emergentes, el precio estará justificado, con mayor razón sus datos de usuarios contribuye en gran medida a sus capacidades de afinar sus avisos publicitarios.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades