En marcha la revolución del robot

Si lo que imaginamos para el futuro cercano es un robot con brazos y piernas haciendo entregas por la calle o colocando mercadería en estanterías, descartémoslo por ahora. Eso tendrá que superar muchas polémicas; pero si en cambio pensamos en cajones con ruedas o drones voladores, eso ya está ocurriendo y se perfecciona. 

24 octubre, 2016

En lo que se refiere a delivery, la robótica ya está en mar pero generalmente el público no la ve. Se ve en los depósitos o en los centros de recepción de pedidos. Amazon la tiene desde 2012, cuando compró Kiva Systems, que luego llamó Amazon Robotics. Pagó US$ 775 millones por su compañía de robots para los depósitos y le acaban de otorgar patentes por su sistema y método para coordinar el movimiento de unidades móviles. El método permite a los bots múltiples identificar y seleccionar pilas de productos y luego trasladarlos por el depósito con un solo choque.  El piso del depósito tiene una cuadrícula encastrada en la superficie con áreas específicas de rotación que asegura que los bots no se desvíen.

Lo que transportan  son estantes mágicoso  altas unidades de almacenamiento que contienen una cantidad de productos.  Los robots se deslizan por debajo de esas estructuras y las levantan desde abajo. Luego las llevan lentamente a estaciones de empaquetado donde operarios humanos toman los elementos  para preparar el pedido. 

Ocado: del depósito a la mesa

Ocado, que es un supermercado online, usa data analytics en todas las etapas de su negocio para hacer un perfil del usuario en el sitio web, para analizar la demanda de productos, rutas de entrega y ofrecer a los clientes la franja horaria de entrega que desean. Al usuario elegir el horario de entrega puede parecerle una operación simple, pero en realidad es fantásticamente compleja., explica Paul Clarke, CTO de Ocado. ” Con ese clic, pasan un montón de cosas en la trastienda.

Cumplir con entregas en franjas de horario suma una capa de complejidad que los couriers no experimentan. Para ellos,  el problema de optimizar la entrega es simplemente procesar el pedido y elegir el camión. Si el cliente no está, pasan una tarjeta por debajo de la puerta. Además, el courier no tiene que poner los elementos en las cajas para distribución. Nosotros, en cambio, debemos gestionar las entregas desde los proveedores, recoger, empacar y satisfacer los pedidos individuales antes de que salgan en la camioneta con un rango horario prefijado

Para manejar todas esas variables Ocado usa la nube con su Ocado Smart Platform que funciona con robots diseñados en la misma compañía. Los robots operan sobre una cuadrícula que, confiesa Clarke, no es un concepto totalmente nuevo. El concepto es similar a los containers de los puertos, donde hay grúas que, montadas sobre estructuras, circulan por todo el lugar. La tecnología de Ocado es una variación de ese sistema.

 

Domino’s Pizza

El delivery tiene que ser cada día más rápido.  Amazon Prime Now promete entregas en una hora en ciertas áreas., pero no entrega pizza ni comida china ni comida india. 

En el sector de la pizza, una de las principales comidas que se piden para comer en casa, Dominos Pizza anunció du Dominos Robotic Unit (DRU) en marzo de este año. Todavía no se tienen muchos detalles, pero ciertamente no será un bot humanoide el que tocará el timbre de las casas. 

La aplicación es inteligencia artificial; se puede comunicar con lenguaje natural y es útil para una sola cosa: encargarnos la pizza que queremos.  Eso es lo que se llama inteligencia diseñadaEl sistema fue creado exclusivamente para hacer bien una cosa: encargar pizzas.  Si uno quiere hacer más cosas tiene que incorporar operarios humanos. 

Drones en el cielo

Los organismos regulatorios normalmente ponen muchas restricciones a los vuelos de prueba de drones. Pero Amazon en Gran Bretaña llegó a un acuerdo con el gobierno en julio 2016. Puede realizar pruebas. Todavía no hace entregas con drones. Ese es sun proyecto muy complejo Pero está haciendo pruebas y los analistas suponen que en algún momento del futuro mediano esas entregas será realidad. En un comunicado Amazon dice:  Tenemos más de una docena de prototipos desarrollados en nuestros laboratorios. Su aspecto y sus características irán evolucionando con el tiempo

Google también tiene su Project Wing, con diseño de quadcopter. Pero el diseño también está en evolución. Según la compañía el desafío de llevar cosas de un lado para otro es demasiado grande para una sola compañía y su página web dedicada al proyecto está buscando colaboradores en la industria y en el gobierno. 

El video que se puede ver en su página web sugiere la posibilidad futura de hacer entregas domiciliaria de comidas, pero  todo el aspecto de Project Wing implica que será usado para causas más nobles: llevar ayuda a zonas de desastres. 

 

¿Camiones sin conductor?

Puede parecer extraño que un dron que vuela bajito y no pesa más que una bolsa de papas tenga tantos problemas para que le aprueben la circulación cuando camiones que pesan 18 toneladas ya van por las rutas sin un ser humano al volante. Como ocurre con los autos autónomos, la condición es que haya una persona en la cabina lista para tomar el mando en caso de necesidad. 

El año pasado Daimler anunció que estaba probando un camión Mercedes-Benz Actros con sistema inteligente Highway Pilot: la prueba consistió en una operación autónoma en una autopista pública, la A8 de Alemania. No sería de extrañar que un vehículo de esa naturaleza termine en los depósitos de un supermercado online.

Por ahora, esos camiones se conducen en modo semi-autónomo, con un conductor al volante que interviene en las situaciones necesarias. Pero Mercedes-Benz tiene en la cocina el Future Truck 2025. Es un concepto que pone al conductor en el asiento de atrás durante la mayor parte del viaje porque su asiendo tira y se aleja del volante. Es un camión preparado para viajes mucho más largos sin riesgo de cansar al conductor y además con eficiencia de combustible.  Promete entregas más rápidas a lugares distantes y será especialmente útil para transportar productos frescos. 

Los avances de Daimler en autonomía de vehículos comerciales interesarán seguramente a otros como Tesla y Uber. Tesla aplicará su propia tecnología  de conducción autónoma , pero tiene una larga relación con Daimler e incluso le ha robado varios ingenieros  para trabajar en desarrollo de “semi autonomía”. 

 

Accidentes

Tanto Tesla como Google se apresuran a señalar que sus vehículos autónomos han cubierto cientos de miles de kilómetros con una tasa de accidentes muy inferior al promedio humano. No obstante los accidentes ocurren y cuando detrás del volante hay un robot ¿quién tiene la responsabilidad?

En su libro Humans Need Not Apply, Jerry Kaplan, científico, futurólogo y profesor de Stanford University, destaca una serie de argumentos que preocupan a programadores y legisladores por igual.  Según su interpretación, parte del problema es cómo castigar a un robot con inteligencia artificial que no tiene manera de distinguir el bien del mal especialmente cuando se presentan situaciones nuevas. ¿Se castiga a su dueño o se borra la memoria del agente de IA? ¿Y qué pasa con las decisiones que toma un vehículo autónomo?  Esas decisiones son, en última instancia, problemas de programación y son objeto de acalorados debates. 

Semi-autonomía

En lo que se refiere a entrega de alimentos a domicilio, “el muchacho de la camioneta” se mantiene todavía como la opción preferida. Pero un posible competidor en el corto plazo podría ser el VW eT, un vehículo desarrollado entre 2010-2011 y presentado en abril 2012. Este camión eléctrico podría ser controlado con una app, con la que se le envían las instrucciones necesarias para que en forma automática,siga al muchacho de las entregas a paso de hombre mientras esta persona hace sus entregas a pie. La página web de Volkswagen muestra este vehículo, pero la idea, por ahora, parece haberse haber quedado en suspenso. 

 

Como se ve, los proyectos son muchos, los experimentos también, y poquito a poco las empresas con visión y aspiraciones van poniendo en práctica todo lo que los organismos reguladores permiten. Hay riesgos, hay problemas, pero todos parecen dispuestos a ir sorteando cada uno de los obstáculos hasta lograr entregas más rápidas y más seguras. 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades