El tribunal estudia la división de Microsoft

Los siete jueces del foro judicial de Washington realizarán dos audiencias, entre hoy y mañana (martes 27), de tres horas cada una, para pronunciarse sobre la acusación a la compañía de prácticas monopólicas.

26 febrero, 2001

(EFE).- El Tribunal de Apelaciones de Washington comenzará hoy (lunes 26) dos días de audiencias para estudiar la petición de la poderosa empresa informática Microsoft en contra de la decisión que ordena su división en dos compañías independientes.

Los siete jueces de este foro judicial de la capital estadounidense celebrarán audiencias hoy y mañana, martes, cada una de tres horas de duración, para escuchar los argumentos de los abogados de Microsoft y del Gobierno de Estados Unidos.

“El castigo a Microsoft por haber mejorado sus productos y por la distribución vigorosa de esos productos, asfixiaría la innovación y desalentaría la competencia”, afirmaron los abogados de Microsoft en su argumentación escrita ante el foro de apelaciones.

La audiencia permitirá a ambas partes dirigirse a los jueces y contará con la participación de los siete magistrados- contrario a la práctica usual de dejar los casos en manos de un panel de tres- que tendrán la oportunidad de interrogar a los abogados del caso.

El juez del tribunal de distrito de Washington Thomas Penfield Jackson determinó en junio pasado que Microsoft debe dividirse en dos empresas independientes para evitar que siga actuando como un monopolio en el mercado de los programas informáticos.

Jackson coincidió con los argumentos del Departamento de Justicia de Estados Unidos y unos 19 estados, que sostienen que Microsoft utiliza prácticas comerciales desleales que favorecen el uso del programa Windows en detrimento de otros ajenos al gigante de la informática.

Según la decisión del juez Jackson, Microsoft debe establecer una unidad que se dedique exclusivamente a fabricar Windows y otra encargada de los demás programas, como Microsoft Office, Microsoft Word y el correo electrónico.

El presidente de Microsoft, Bill Gates, apeló esa decisión y ha defendido que su empresa continúe vinculando el programa operativo Windows, que se emplea en 90% de las computadoras del mundo, con los otros productos de su compañía.

Para Gates, validar la decisión del juez Jackson “produciría un efecto paralizador en el desarrollo de nueva tecnología industrial”.

La investigación del Departamento de Justicia en relación con las prácticas “monopolísticas” de Microsoft, con sede en el estado de Washington, comenzó en 1993.

En octubre de 1997, el Gobierno estadounidense acusó de monopolio en los tribunales a la empresa, por entender que abusaba del éxito del programa Windows para imponer su navegador para Internet, el Explorer.

Tras varias controversias legales, Microsoft accedió a permitir que los fabricantes de computadoras instalaran el sistema operativo Windows 95, sin el navegador para Internet.

No obstante, el Departamento de Justicia renovó sus cargos contra Microsoft en mayo de 1998, cuando junto a una veintena de estados acusó a la empresa informática de utilizar su dominio del mercado para eliminar a la competencia.

La sentencia del juez Jackson tiene su precedente más cercano en el tiempo en el caso de la compañía de teléfonos ATT, que el Gobierno de Estados Unidos obligó a fragmentar en 1982.

En la historia de este país, sólo hay otro caso similar, además del de ATT, el de la poderosa compañía Standard Oil del millonario John Rockefeller, a la que el Gobierno obligó a dividir en 1911 para evitar el monopolio en la industria del petróleo.

El inicio del nuevo proceso judicial está marcado por una controversia relacionada a una duras expresiones personales del juez Jackson en contra de Gates.

En entrevistas concedidas después de su sentencia, el juez Jackson calificó de inmaduros a los funcionarios de Micrsoft y comparó a Gates, una de las personas más ricas del mundo, con Napoleón.

En el inicio del proceso de revisión del caso, los jueces del tribunal de Apelaciones han puesto en duda los hechos del caso, según fueron adjudicados por el juez Jackson.

Microsoft tiene ingresos anuales de casi US$ 20.000 millones y ha sido una de las empresas más exitosas en la historia de los negocios.

(EFE).- El Tribunal de Apelaciones de Washington comenzará hoy (lunes 26) dos días de audiencias para estudiar la petición de la poderosa empresa informática Microsoft en contra de la decisión que ordena su división en dos compañías independientes.

Los siete jueces de este foro judicial de la capital estadounidense celebrarán audiencias hoy y mañana, martes, cada una de tres horas de duración, para escuchar los argumentos de los abogados de Microsoft y del Gobierno de Estados Unidos.

“El castigo a Microsoft por haber mejorado sus productos y por la distribución vigorosa de esos productos, asfixiaría la innovación y desalentaría la competencia”, afirmaron los abogados de Microsoft en su argumentación escrita ante el foro de apelaciones.

La audiencia permitirá a ambas partes dirigirse a los jueces y contará con la participación de los siete magistrados- contrario a la práctica usual de dejar los casos en manos de un panel de tres- que tendrán la oportunidad de interrogar a los abogados del caso.

El juez del tribunal de distrito de Washington Thomas Penfield Jackson determinó en junio pasado que Microsoft debe dividirse en dos empresas independientes para evitar que siga actuando como un monopolio en el mercado de los programas informáticos.

Jackson coincidió con los argumentos del Departamento de Justicia de Estados Unidos y unos 19 estados, que sostienen que Microsoft utiliza prácticas comerciales desleales que favorecen el uso del programa Windows en detrimento de otros ajenos al gigante de la informática.

Según la decisión del juez Jackson, Microsoft debe establecer una unidad que se dedique exclusivamente a fabricar Windows y otra encargada de los demás programas, como Microsoft Office, Microsoft Word y el correo electrónico.

El presidente de Microsoft, Bill Gates, apeló esa decisión y ha defendido que su empresa continúe vinculando el programa operativo Windows, que se emplea en 90% de las computadoras del mundo, con los otros productos de su compañía.

Para Gates, validar la decisión del juez Jackson “produciría un efecto paralizador en el desarrollo de nueva tecnología industrial”.

La investigación del Departamento de Justicia en relación con las prácticas “monopolísticas” de Microsoft, con sede en el estado de Washington, comenzó en 1993.

En octubre de 1997, el Gobierno estadounidense acusó de monopolio en los tribunales a la empresa, por entender que abusaba del éxito del programa Windows para imponer su navegador para Internet, el Explorer.

Tras varias controversias legales, Microsoft accedió a permitir que los fabricantes de computadoras instalaran el sistema operativo Windows 95, sin el navegador para Internet.

No obstante, el Departamento de Justicia renovó sus cargos contra Microsoft en mayo de 1998, cuando junto a una veintena de estados acusó a la empresa informática de utilizar su dominio del mercado para eliminar a la competencia.

La sentencia del juez Jackson tiene su precedente más cercano en el tiempo en el caso de la compañía de teléfonos ATT, que el Gobierno de Estados Unidos obligó a fragmentar en 1982.

En la historia de este país, sólo hay otro caso similar, además del de ATT, el de la poderosa compañía Standard Oil del millonario John Rockefeller, a la que el Gobierno obligó a dividir en 1911 para evitar el monopolio en la industria del petróleo.

El inicio del nuevo proceso judicial está marcado por una controversia relacionada a una duras expresiones personales del juez Jackson en contra de Gates.

En entrevistas concedidas después de su sentencia, el juez Jackson calificó de inmaduros a los funcionarios de Micrsoft y comparó a Gates, una de las personas más ricas del mundo, con Napoleón.

En el inicio del proceso de revisión del caso, los jueces del tribunal de Apelaciones han puesto en duda los hechos del caso, según fueron adjudicados por el juez Jackson.

Microsoft tiene ingresos anuales de casi US$ 20.000 millones y ha sido una de las empresas más exitosas en la historia de los negocios.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades