El Endeavour regresa a la tierra

El transbordador aterrizaría hoy a las 18.04 hora local en Cabo Cañaveral. Los astronautas permanecieron 11 días en el espacio, instalando paneles solares para un proyecto que costará cerca de US$ 100.000 millones.

11 diciembre, 2000

(EFE).- El transbordador Endeavour, con cinco astronautas a bordo, regresa hoy (lunes 11) a la Tierra tras haber instalado con éxito los paneles solares de la Estación Espacial Internacional.

El aterrizaje está previsto para las 18.04 hora local de Florida (23.04 GMT), en el Complejo Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral.

En total, los astronautas, entre los que se encuentra Carlos Noriega, de origen peruano, han permanecido casi 11 días en el espacio, ocupados en la instalación de una de las piezas fundamentales del complejo.

Han instalado los primeros paneles solares que alimentarán a la estación, unas estructuras para captar la radiación solar que podrían alimentar a un complejo de 30 viviendas.

Ahora, la Estación Espacial, también bautizada Estación Alfa por los propios astronautas, tiene tres módulos, Zarya, Unity y Zvezda, numerosas estructuras de atraque y ensamblaje de futuros componentes y unos paneles solares que le dan autonomía eléctrica.

El proyecto, que tendrá más de 100 módulos y tendrá un costo aproximado de US$ 100.000 millones, deberá estar concluido para el año 2006, y se convertirá en un avanzado laboratorio de investigación en el espacio.

Durante la jornada del domingo los astronautas estuvieron relajados y preparando las maniobras de entrada en la atmósfera que, aunque no entrañan un serio peligro, son delicadas y pueden presentar complicaciones.

El comandante Brent Jett, el piloto Michael Bloomfield y el especialista canadiense Marc Garneu, repasaron el estado de los motores y de los flaps del aparato, con el fin de que estén dispuestos para el momento en que deban entrar en funcionamiento.

Carlos Noriega, quien junto a Joe Tanner estuvo encargado de los paseos espaciales que han permitido completar la instalación de los paneles, dedicó buena parte de su tarde a conversar a través de Internet con jóvenes hispanos de Estados Unidos y América latina.

La conversación, gracias a un enlace de satélite facilitado por la Nasa, tuvo lugar a través de computadoras, en uno de los chat que permiten una conversación simultánea, aunque también se le pudo ver y oír sus respuestas a través de las imágenes de televisión facilitadas por la agencia espacial.

Noriega animó a los jóvenes a que “estudien con ganas” y a que “trabajen duro” para progresar en cualquiera de sus profesiones.

La conversación, propiciada por Univisión, permitió dirigir al astronauta numerosas preguntas sobre sus experiencias y su vida cotidiana.

“Me he traído al espacio chicha morada”, una bebida típica peruana, comentó Noriega ante la pregunta enviada por una joven peruana a través de Internet.

Carlos Noriega, que tiene 41 años y un amplio historial académico y de experiencia como piloto, dijo que su logro de ser astronauta lo consiguió con mucha dedicación, esfuerzo y entrenamiento.

Entre las preguntas que se le formularon, la mayoría referidas a como es su vida diaria en el espacio, destacó la enviada por la esposa de un hispano que trabaja en la fabricación de los trajes de los astronautas de la Nasa.

“Mi esposo trabaja para la NASA, en el departamento de trajes, y quisiera saber como le sienta el suyo, si es cómodo y como funciona”, preguntaba desde EEUU la mujer.

Noriega, en tono de broma, dijo que le sentaba muy bien, pero además explicó que “los trajes son casi como una nave, con reguladores de temperatura, computadoras incorporadas y de todo”. Cuestan, dijo, millones de dólares.

Durante la conversación, que se mantuvo cuando la nave sobrevolaba la Tierra a unos 350 kilómetros de altitud, el Endeavour sobrevolaba Australia.

“Nos vemos en la Tierra”, se despidió Carlos Noriega de sus interlocutores, después de cerca de 20 minutos de comunicaciones entre la nave y las computadoras de miles de jóvenes hispanos.

Desde el control de la Misión, en Houston, Texas, Milt Heflin, subdirector de vuelo en esta misión, ha señalado que el avance dado a la estación espacial la ha puesto “un paso más allá en el que será el laboratorio de investigación más avanzado del espacio”.

(EFE).- El transbordador Endeavour, con cinco astronautas a bordo, regresa hoy (lunes 11) a la Tierra tras haber instalado con éxito los paneles solares de la Estación Espacial Internacional.

El aterrizaje está previsto para las 18.04 hora local de Florida (23.04 GMT), en el Complejo Espacial Kennedy de Cabo Cañaveral.

En total, los astronautas, entre los que se encuentra Carlos Noriega, de origen peruano, han permanecido casi 11 días en el espacio, ocupados en la instalación de una de las piezas fundamentales del complejo.

Han instalado los primeros paneles solares que alimentarán a la estación, unas estructuras para captar la radiación solar que podrían alimentar a un complejo de 30 viviendas.

Ahora, la Estación Espacial, también bautizada Estación Alfa por los propios astronautas, tiene tres módulos, Zarya, Unity y Zvezda, numerosas estructuras de atraque y ensamblaje de futuros componentes y unos paneles solares que le dan autonomía eléctrica.

El proyecto, que tendrá más de 100 módulos y tendrá un costo aproximado de US$ 100.000 millones, deberá estar concluido para el año 2006, y se convertirá en un avanzado laboratorio de investigación en el espacio.

Durante la jornada del domingo los astronautas estuvieron relajados y preparando las maniobras de entrada en la atmósfera que, aunque no entrañan un serio peligro, son delicadas y pueden presentar complicaciones.

El comandante Brent Jett, el piloto Michael Bloomfield y el especialista canadiense Marc Garneu, repasaron el estado de los motores y de los flaps del aparato, con el fin de que estén dispuestos para el momento en que deban entrar en funcionamiento.

Carlos Noriega, quien junto a Joe Tanner estuvo encargado de los paseos espaciales que han permitido completar la instalación de los paneles, dedicó buena parte de su tarde a conversar a través de Internet con jóvenes hispanos de Estados Unidos y América latina.

La conversación, gracias a un enlace de satélite facilitado por la Nasa, tuvo lugar a través de computadoras, en uno de los chat que permiten una conversación simultánea, aunque también se le pudo ver y oír sus respuestas a través de las imágenes de televisión facilitadas por la agencia espacial.

Noriega animó a los jóvenes a que “estudien con ganas” y a que “trabajen duro” para progresar en cualquiera de sus profesiones.

La conversación, propiciada por Univisión, permitió dirigir al astronauta numerosas preguntas sobre sus experiencias y su vida cotidiana.

“Me he traído al espacio chicha morada”, una bebida típica peruana, comentó Noriega ante la pregunta enviada por una joven peruana a través de Internet.

Carlos Noriega, que tiene 41 años y un amplio historial académico y de experiencia como piloto, dijo que su logro de ser astronauta lo consiguió con mucha dedicación, esfuerzo y entrenamiento.

Entre las preguntas que se le formularon, la mayoría referidas a como es su vida diaria en el espacio, destacó la enviada por la esposa de un hispano que trabaja en la fabricación de los trajes de los astronautas de la Nasa.

“Mi esposo trabaja para la NASA, en el departamento de trajes, y quisiera saber como le sienta el suyo, si es cómodo y como funciona”, preguntaba desde EEUU la mujer.

Noriega, en tono de broma, dijo que le sentaba muy bien, pero además explicó que “los trajes son casi como una nave, con reguladores de temperatura, computadoras incorporadas y de todo”. Cuestan, dijo, millones de dólares.

Durante la conversación, que se mantuvo cuando la nave sobrevolaba la Tierra a unos 350 kilómetros de altitud, el Endeavour sobrevolaba Australia.

“Nos vemos en la Tierra”, se despidió Carlos Noriega de sus interlocutores, después de cerca de 20 minutos de comunicaciones entre la nave y las computadoras de miles de jóvenes hispanos.

Desde el control de la Misión, en Houston, Texas, Milt Heflin, subdirector de vuelo en esta misión, ha señalado que el avance dado a la estación espacial la ha puesto “un paso más allá en el que será el laboratorio de investigación más avanzado del espacio”.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades