Baterías de papel

Algunos dicen que podrían ser la próximas generación de electrónica. Existen desde hace un tiempo pero acaba de conocerse la primara aplicación a la medicina.

Una batería de papel es un dispositivo ultra delgado de producción y almacenaje de energía formado al combinar nanotubos de carbono con una lámina de papel convencional. Pueda actuar como pila de alta capacidad y como supercapacitor, dos componentes que están separados en la electrónica tradicional

Esa combinación permite que la batería brinde energía durante mucho tiempo. Es flexible, no es tóxica y tiene la posibilidad de convertirse en la próxima generación del electrónica, de dispositivos médicos y vehículos híbridos. Permitirá nuevos diseños y tecnologías médicas.

Se acaba de conocer una de las primeras aplicaciones a la medicina. Investigadores del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), España, desarrollaron pilas de combustible microfluídicas en papel que permiten que dispositivos de diagnóstico como las tiras de flujo lateral, usadas por ejemplo en los tests de embarazo o los test de glucosa, funcionen sin necesidad de baterías externas.

Tendencias 21 informa que el uso de las tiras de flujo lateral se ha extendido en el campo del diagnóstico debido a su bajo costo, ligereza, portabilidad y capacidad de proporcionar una respuesta rápida y fácil de leer.

El papel es un material barato, biodegradable, delgado, flexible y, además, tiene la capacidad de transportar fluidos por capilaridad. Basándose en esta capacidad, los investigadores han incorporado elementos al papel que reaccionan al entrar en contacto con una muestra líquida –agua en el caso del estudio-, y de este modo se produce la reacción que genera la electricidad para la puesta en marcha del dispositivo de diagnóstico.

Hasta el momento los ensayos se han realizado con metanol como combustible pero los investigadores trabajan ya en la optimización de los dispositivos para que puedan proporcionar energía a partir de moléculas que están presentes en fluidos biológicos, como son la glucosa en sangre o la urea, en el caso de la orina.

Y las aplicaciones de este hallazgo no se limitan al ámbito biomédico sino que también se pueden extender a otros campos en los que las tiras de ensayo desechables son ampliamente utilizadas, como ocurre en el sector medioambiental, en el veterinario, el agro-alimentario y seguridad, entre otros.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades