Banda ancha en vuelo: una lucha de tecnologías

El mercado que van a generar los servicios de banda en los vuelos se estima en US$ 936 millones para 2012, según los resultados de una reciente investigación de Multimedia Intelligence (una consultora de investigación de mercado).

<p>A pesar del duro momento que atraviesan, las aerol&iacute;neas siguen invirtiendo en nuevos servicios de entretenimiento porque, estiman, tienen gran potencial para generar ingresos adicionales. MultiMedia Intelligence (MMI) calcula que — contando pruebas piloto con sus inminentes lanzamientos, el mercado de banda ancha a bordo debutar&aacute; y generar&aacute; en 2008 ingresos por pasajeros en todo el mundo por valor de US$ 6,6 millones. </p>
<p>La banda ancha en vuelos est&aacute; entrando en una nueva era. Desde que Boeing suspendi&oacute; Connexion hace varios a&ntilde;os, aparentemente no hubo m&aacute;s actividad en esa direcci&oacute;n. Sin embargo, durante ese lapso, siguieron proyect&aacute;ndose varios relanzamientos a bordo mientras los jugadores del negocio se preparan para lanzar el servicio con todo. </p>
<p>Hay dos campos de proveedores de soluciones de banda ancha para vuelos: los que emplean tecnolog&iacute;as aire-a-tierra (ATG, seg&uacute;n siglas inglesas) y los que usan tecnolog&iacute;as basadas en sat&eacute;lites. No se sabe todav&iacute;a, en este per&iacute;odo inicial de pruebas, cu&aacute;l ser&aacute; la que gane para la conectividad a bordo de aviones. Tambi&eacute;n hay divisi&oacute;n en el mercado del entretenimiento a bordo (IFE): ofrecer una soluci&oacute;n m&aacute;s barata de banda angosta (como soluciones de Internet LiveTV), o si entregar una soluci&oacute;n de banda ancha, m&aacute;s cara pero m&aacute;s robusta y resistente a futuro. </p>
<p><strong>Primer intento, fallido</strong></p>
<p>Hace cuatro a&ntilde;os, Boeing ofreci&oacute; a sus clientes la primera conexi&oacute;n de banda ancha. Aquel primer servicio se llam&oacute; &ldquo;Connexion&rdquo;, y permit&iacute;a a los pasajeros navegar la Web, usar correo electr&oacute;nico e intercambiar archivos a una velocidad similar a la de una conexi&oacute;n de banda ancha casera. </p>
<p>Sin embargo, la suposici&oacute;n que este servicio ser&iacute;a bienvenido por los viajeros de negocios y que habr&iacute;a una guerra entre aerol&iacute;neas para conquistar el coraz&oacute;n (y el bolsillo) del resto de pasajeros, no se cumpli&oacute;. De hecho, a los dos a&ntilde;os Boeing anunci&oacute; que discontinuaba el servicio y que quien quisiese usar Internet en vuelo tendr&iacute;a que hacerlo con una conexi&oacute;n convencional. </p>
<p>De cualquier manera, aquel servicio de Boeing fue un punto de inflexi&oacute;n porque por primera vez ofreci&oacute; velocidades superiores a 20 Mbps e incluso conexiones Wi-Fi. El costo para los pasajeros (tarifa plana) oscilaba ya entonces entre los US$ 25 y 30 seg&uacute;n la duraci&oacute;n del vuelo. </p>
<p>M&aacute;s recientemente, varias compa&ntilde;&iacute;as a&eacute;reas norteamericanas (Alaska, American, Southwest y Virgin America) han anunciado que ofrecer&aacute;n conexi&oacute;n Wi-Fi desde este verano boreal, con precios de entre US$ 6 y 13 por vuelo. </p>
<p>Los servicios funcionar&aacute;n de dos maneras diferentes. Southwest y Alaska usar&aacute;n la infraestructura de banda ancha por sat&eacute;lite proporcionada por la empresa Row 44. American y Virgin han optado por un sistema de torres de telefon&iacute;a m&oacute;vil de la empresa Aircell. Lo que aqu&iacute; se plantea es una &ldquo;lucha&rdquo; de tecnolog&iacute;as. El debate respecto a qu&eacute; tecnolog&iacute;a de conexi&oacute;n triunfar&aacute; finalmente est&aacute; sobre la mesa. </p>
<p><strong>Otros servicios</strong> </p>
<p>El mismo debate existe cuando se habla de servicios de entretenimiento a bordo. Por un lado est&aacute; la opci&oacute;n da acceder a ellos con soluciones menos costosas (Internet LiveTV) y por otro con soluciones de banda ancha, m&aacute;s costosas pero m&aacute;s robustas. Este mercado, dice el estudio de Multimedia Intelligence, estar&aacute; disponible para todos los pasajeros (primera, ejecutiva y turista). En primer lugar, los esfuerzos comerciales se centrar&aacute;n en los pasajeros de clase ejecutiva. </p>
<p>Otra de las grandes compa&ntilde;&iacute;as a&eacute;reas, Lufthansa, se ha unido recientemente a T-Mobile, al operador de sat&eacute;lite SES Global y al fabricante de equipamiento para el procesado de se&ntilde;ales ViaSat para ofrecer servicios basados en la comunicaci&oacute;n por sat&eacute;lite. Los responsables de Lufthansa esperan que esta experiencia vaya mejor que la anterior, en la que firm&oacute; un contrato para ofertar &ldquo;Connexion&rdquo; de Boeing (ya se sabe con qu&eacute; resultado). </p>
<p>En cuanto a los servicios de voz, son pocas las compa&ntilde;&iacute;as que los ofrecen de manera experimental (Air France, Ryanair o Qantas). Las grandes operadoras de los Estados Unidos no tienen planeado por el momento permitir llamadas a bordo de los aviones. </p>
<p>En este sentido, la Uni&oacute;n Europea ha dado este a&ntilde;o un paso adelante. Hace unos meses Bruselas inici&oacute; los tr&aacute;mites para que los ciudadanos de la Uni&oacute;n puedan utilizar sus tel&eacute;fonos m&oacute;viles durante los viajes en avi&oacute;n. </p>
<p>Para ello, est&aacute; elaborando una nueva normativa administrativa y t&eacute;cnica que permitir&aacute; acceder a los servicios b&aacute;sicos de telefon&iacute;a m&oacute;vil en pleno vuelo y sin necesidad de que el m&oacute;vil se conecte con las estaciones base (las antenas que dan cobertura a nuestros celulares) situadas en tierra. </p>
<p><br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades