Argentinos fabrican frenillos transparentes

Investigadores argentinos diseñaron un software que permite fabricarfrenillos, o alineadores dentales, en impresoras 3D. Son más baratos y se diseñan de forma automatizada.

11 septiembre, 2014

Esta tecnología 3D ha permitido fabricar frenillos -o alineadores- invisibles de plástico (acetato), a partir de un software preparado para diseñar piezas dentales. “Lo que hicimos fue diseñar alineadores invisibles, que son como los aparatos tradicionales pero transparentes y con el beneficio de poder quitarlos, por ejemplo, para ir a cenar”, cuenta Mario Barra, ingeniero en Sistemas de Información de la Universidad Tecnológica Nacional, de Córdoba (Argentina), en la información de la Agencia CTyS, adscrita a la Universidad Nacional de La Matanza, de Buenos Aires.

Estos aparatos, que tradicionalmente recetan los odontólogos, son piezas metalizadas que permiten corregir imperfecciones dentarias y modificar en ocasiones las dimensiones del maxilar superior y la mandíbula.

Los problemas que actualmente presenta la aparatología fija es que ocasionan molestias (y dolores) a la hora de ingerir alimentos, que causan heridas leves en la cavidad bocal por sus poderosos filos, y que algunas personas los consideran antiestéticos a la hora de esbozar una sonrisa.

La principal diferencia entre estos alineadores y los brackets tradicionales es que son removibles, es decir, se pueden sacar y limpiar. Además, no se notan porque son transparentes: “Uno se pone a 10 centímetros y no se nota que están, además son más suaves y, por ende, no duelen tanto como los brackets comunes”, añade Barra.

El desarrollo del proyecto se inició en 2007. Luego de finalizar el software que le dio vida a los alineadores, se aplicó en pacientes para probar su correcto funcionamiento.

Dado que los resultados fueron muy prometedores, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva de Argentina les otorgó una subvención para que el producto se desarrollara a mayor escala.

“Al principio recibimos financiación para el perfeccionamiento del software y luego nos otorgaron otra subvención mayor para la comercialización de los alineadores. Con ese incentivo económico, compramos impresoras, escáneres y todo el equipo necesario para su rápida producción”, resume Barra.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades