¿Apps para elegir la prepaga?

Muchos negocios van a verse obligados a cambiar cuando se impongan las aplicaciones digitales. También el de la salud.  Elegir el plan de cobertura más conveniente no es fácil. La tecnología llega para facilitarlo.  

Elegir  cuál es el plan de medicina privada que más nos conviene es complicado.  Especialmente cuando  existen enfermedades preexistentes que necesitan servicios especiales. Ocurre en este sector lo mismo que en muchos otros servicios complejos cuando quien busca no es un experto en la materia.

 

Los sistemas de salud suelen estandarizar los planes: azul, celeste, dorado, plateado, o como sea. Y cada uno especifica lo que cubre. Pero siempre, en esa como en todas las actividades,  hay cambios, o hay innovaciones. Cambios internos del sistema o cambios externos del entorno que tienen efectos en la prestación de servicios.

 

Las comparaciones son difíciles. En el plano de la salud, habrá que comparar precio, evaluar los pros y contras de uno y otro, los lugares de atención, la lista de médicos adheridos, dentistas, oculistas, todo. La elección de cosas como esta, muchas veces nos hace pensar que hay demasiadas opciones. Y eso genera muchas inseguridades y, sobre todo, ansiedad.

 

Se supone que muy pronto la tecnología tendrá un gran impacto en la compra de sistemas prepagos de salud. Hay varias razones para suponerlo:

 

Mejorará la información al consumidor. Cuando se crean grandes mercados nuevos para productos y servicios la demanda de información por parte de los consumidores crece en forma vertiginosa y también el incentivo para que los emprendedores busquen la forma de simplificarles la tarea.

 

En Estados Unidos mucha gente ya recurre a una plataforma llamada Consumers’ Checkbook  para entender y comparar en forma rápida los planes en el programa nacional. Checkbook es una herramienta de comparación que acaba de ganar una competencia nacional organizada por la Robert Wood Johnson Foundation (RWJF) para diseñar una aplicación de tecnología que ayude a la gente a elegir las mejores opciones en planes sanitarios.  Otra de las finalistas en el RWJF es Stride Health, una startup de San Francisco que ha desarrollado una tecnología de recomendación que busca en segundos entre inmensas masas de datos en redes y formularios para ayudar a los consumidores a encontrar  una  opción que coincida con su presupuesto y sus necesidades de salud. Esto se llama tecnología de navegación.

 

La  tecnología de navegación

 

Es la que hará las búsquedas más simples y más rápidas. A los  consumidores les molesta perder mucho tiempo comparando planes: quieren encontrar el que mejor se adapte a su situación en el menor tiempo posible. Por eso los agentes siempre han aconsejado a los empleadores ofrecer a sus empleados un conjunto limitado de opciones de compra. La esperanza ahora es que la tecnología de navegación mejore la experiencia de compra en forma tal que ayude a los clientes a buscar en una lista más grande y aun así hacer sus elecciones más fácilmente.

 

La tecnología permitirá que las opciones se adecuen al historial médico. Los avances en tecnología harán que técnicamente sea más fácil elegir por precio y reputación. Esos avances también darán al usuario la posibilidad de basar sus elecciones en sus probables necesidades médicas futuras. Hoy, adaptar la cobertura a la propia condición de salud generalmente significa tratar de conseguir un médico, o varios, para que ayuden a entender cómo buscar el plan más adecuado. Incluso con esa ayuda, para la persona promedio sigue siendo una cuestión impredecible. Pero las nuevas formas de tecnología de elección están comenzando a utilizar preguntas sobre historia clínica para guiar a los compradores hacia los planes que más se adaptan a su condición.

 

Esto no significa que una app en un iPhone será todo lo que se necesita para asegurar que cada consumidor obtenga su plan perfecto. Los mercados aseguradores de salud seguirán presentando obstáculos regulatorios  espinosos.  Las autoridades que regulan los seguros de salud  van a tener que cuidar que no haya prácticas injustas, como que alguna diseñe planes que rechazan candidatos con determinadas enfermedades. Las preocupaciones sobre privacidad aparecerán cada vez que las app soliciten la historia clínica; y nuevas formas de integración de proveedores pondrán a prueba la doctrina antimonopólica.

 

Pero algo está claro. La tecnología pronto hará que la elección del plan adecuado de salud sea un proceso más claro y más simple.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades