Apple y Google pelean en el ring de la salud

Apple y Google se enfrentan por el control del monitoreo de la salud y el estado físico. El ecosistema sanitario expectante ante la entrada oficial y en gran escala de big data y analytics a la medicina. Los laboratorios farmacéuticos comienzan a reaccionar.

En un rincón, Apple Health, en el otro Google Fit, dos peso pesados en plataformas de salud y bienestar para la nueva era de la salud digital. El único problema con el enfrentamiento es que no esrealmente una lucha entre Apple y Google; las dos compañías tienen actualmente visiones de producto completamente diferentes, al menos si se comparan Apple Health y Google Fit.

La app de Apple se orienta hacia el negocio de la salud y obtiene información de otras aplicaciones para brindar analytics de alto nivel al sistema sanitario en general.

Del otro lado está Google Fit, una nueva plataforma para aplicaciones de salud y estado físico que se está posicionando como de fácil entrada para fabricantes que buscan crear rápidamente un ecosistema que esté respaldado por el poder de Google y su Android OS.

Por ahora, Health parece concentrarse en información general de salud (Presión arterial, inmunizaciones, niveles de glucosa, etc.) y en compartir información entre aplicaciones mediante HealthKit APIs.

Los usuarios que quieren guardar información médica personal tienen que ingresar manualmente esa información en la aplicación. Con el advenimiento del iWatch, podría cambiar para convertirse en el software de análisis de datos biométricos. Podría tener cantidad de sensores para medir no sólo los latidos del corazón sino la temperatura corporal y medir hasta cosas como la transpiración y niveles UV. Esas mediciones serán transferidas mediante Bluetooth directamente a la nube.

Pero esta semana Apple está lanzando su plataforma de investigación apple ResearchKit, el último ejemplo del interés de la tecnología por la salud en dispositivos móviles para abrir nuevas formas de medir la salud.

Google Fit parece enfocado al ecosistema de los fabricantes de dispositivos para controlar el estado físico. Su objetivo es la persona que entrena entre 2 y 4 veces por semana.

Mediante la utilización de tres interfaces de programación. Google Fit leerá datos de los dispositivos, grabará y guardará la in datos y otras aplicaciones en tiempo real y permitirá al usuario combinarlos y manejarlos. Esto último es importante para no duplicar información de los distintos dispositivos que recogen información.

El iWatch decididamente sacudirá las aguas del mercado. También está la posibilidad de que Amazon entre a la arena y también Samsung con su arquitectura de plataforma abierta.

 

Para las compañías tradicionales de productos para la salud, la llegada de estos nuevos competidores es desestabilizante Solo una fracción del valor de un medicamento está en la cápsula física o la inyección misma. Es posible que la llegada de Silicon Valley abarate procesos.

 

Joe Jimenez, director ejecutivo del grupo suizo farmacéutico Novartis opina que la industria farmacéutica y la industria tecnológica deben combinar experiencias. La compañía que dirige ya trabaja con Google en el desarrollo de un lente de contacto inteligente que mida niveles de azúcar en sangre en al fluido lagrimal y transmita la información a un dispositivo móvil. “Novartis es uno de los más grandes fabricantes de lentes de contacto pero no sabemos nada de microprocesadores ni de sensores”, dijo.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades