Anulan la división de Microsoft en dos empresas

La decisión fue adoptada por un tribunal de apelaciones estadounidense, el cual estudiará medidas para impedir a la compañía que abuse de su hegemonía en los sistemas operativos.

(EFE).- Un tribunal federal de apelaciones anuló hoy (jueves 28) el fallo que había ordenado la división de Microsoft en dos compañías, pero ratificó la conclusión del magistrado según la cual la empresa usó prácticas monopolísticas.

El tribunal de siete jueces ordenó nuevas audiencias que determinarán las medidas que impedirán que Microsoft abuse de su hegemonía en los sistemas operativos.

Asimismo, el tribunal descalificó al juez federal Thomas Penfield Jackson para que continúe en este caso, citando comentarios hechos a la prensa y que los jueces consideraron ofensivos.

El valor de las acciones de Microsoft subió apenas se conoció la decisión del tribunal de apelación, con un avance de 5,4% hasta que se suspendieron sus transacciones.

El juez Jackson había dictaminado en el 2000 que Microsoft empleó tácticas desleales para mantener y aumentar su dominio en el mercado de programas de computadoras y para arruinar a los posibles competidores de su sistema operativo, Windows.

Como remedio para ese abuso, Jackson ordenó que Microsoft se dividiera en dos empresas: una que continuaría con la producción de Windows y otra dedicada a otras aplicaciones.

La descalificación de Jackson y la orden del tribunal de apelaciones para que sea otro magistrado quien juzgue este caso, fueron victorias importantes para la empresa de Bill Gates.

Según el tribunal de apelaciones, Jackson se ha comportado de manera incorrecta durante el juicio y se ha expuesto a que se le considere prejuiciado contra Microsoft.

“Anulamos el fallo sobre los remedios porque el juez del juicio ha mantenido contactos no permisibles con partes ajenas, sosteniendo entrevistas secretas con miembros de los medios, y ha hecho comentarios ofensivos acerca de ejecutivos de Microsoft en declaraciones públicas, fuera del tribunal”, indicó el dictamen del tribunal de apelaciones.

El juicio contra Microsoft se inició en 1999, durante la Administración de Bill Clinton, cuando el Gobierno federal y los gobiernos de 19 estados acusaron a la empresa de prácticas monopolísticas.
El sistema operativo Windows se usa en más de 90% de las computadoras en todo el mundo.

(EFE).- Un tribunal federal de apelaciones anuló hoy (jueves 28) el fallo que había ordenado la división de Microsoft en dos compañías, pero ratificó la conclusión del magistrado según la cual la empresa usó prácticas monopolísticas.

El tribunal de siete jueces ordenó nuevas audiencias que determinarán las medidas que impedirán que Microsoft abuse de su hegemonía en los sistemas operativos.

Asimismo, el tribunal descalificó al juez federal Thomas Penfield Jackson para que continúe en este caso, citando comentarios hechos a la prensa y que los jueces consideraron ofensivos.

El valor de las acciones de Microsoft subió apenas se conoció la decisión del tribunal de apelación, con un avance de 5,4% hasta que se suspendieron sus transacciones.

El juez Jackson había dictaminado en el 2000 que Microsoft empleó tácticas desleales para mantener y aumentar su dominio en el mercado de programas de computadoras y para arruinar a los posibles competidores de su sistema operativo, Windows.

Como remedio para ese abuso, Jackson ordenó que Microsoft se dividiera en dos empresas: una que continuaría con la producción de Windows y otra dedicada a otras aplicaciones.

La descalificación de Jackson y la orden del tribunal de apelaciones para que sea otro magistrado quien juzgue este caso, fueron victorias importantes para la empresa de Bill Gates.

Según el tribunal de apelaciones, Jackson se ha comportado de manera incorrecta durante el juicio y se ha expuesto a que se le considere prejuiciado contra Microsoft.

“Anulamos el fallo sobre los remedios porque el juez del juicio ha mantenido contactos no permisibles con partes ajenas, sosteniendo entrevistas secretas con miembros de los medios, y ha hecho comentarios ofensivos acerca de ejecutivos de Microsoft en declaraciones públicas, fuera del tribunal”, indicó el dictamen del tribunal de apelaciones.

El juicio contra Microsoft se inició en 1999, durante la Administración de Bill Clinton, cuando el Gobierno federal y los gobiernos de 19 estados acusaron a la empresa de prácticas monopolísticas.
El sistema operativo Windows se usa en más de 90% de las computadoras en todo el mundo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades