10 errores frecuentes en el desarrollo de una app

Todos los días descargamos aplicaciones pero no todas están a la altura de nuestras expectativas. Los desarrolladores de software se pueden equivocar... y mucho. 

21 septiembre, 2015

Todos, en algún momento, descargamos aplicaciones en nuestro teléfono móvil; muchas no siempre funcionan tal cual las imaginamos. Es así que los desarrolladores de software deben lidiar con muchos conceptos para cumplir las expectativas de los usuarios y evitar su mal funcionamiento. Empresas como Genexus o Globant tienen que seguir pasos estrictos para evitar errores. 

 

Concepto no real

Cuál es el concepto, el diseño y la construcción de la app. El nombre es muy importante y una vez decidido debemos ingresar a las tiendas de aplicaciones (Google Play, App Store, etc) y ver qué otras apps aparecen cuando ingresamos el nuestro. Tal vez debamos cambiarlo.

No usemos el sitio web

El usuario de una aplicación tiene necesidades diferentes a la de uno que ingresa a una web. Poner la web resulta inútil e ineficaz.

No aprovechan las ventajas del teléfono

Una aplicación es un producto móvil y está hecha para el móvil; debe aprovechar las ventajas del
dispositivo tanto de software como hardware como la geolocalización, comunicación y audio. 

“Inflar” la app

Se deben explicar las características exactas de la app. Los usuarios se decepcionan muy rápido si prometes cosas que no encuentran. Tampoco tienen tiempo de descargar “extras”.

Iconos desconocidos

Usa los símbolos universales y que todos conocemos; no compliques la existencia de tu usuario tratando de descifrar nuevos íconos. Para retroceder, una flecha hacia atrás; para ir al inicio,
el símbolo de una casa.

Complejidad no es éxito

Se sencillo en los objetivos de la app, el desarrollo, el diseño, las características y la funcionalidad. Optemos porque sea eficaz, rápida y sencilla. Cualquier ruta que rete la paciencia del usuario arruinará su experiencia.

Métricas innecesarias

No es importante cuántas personas se descargan la app, sino cuánto tiempo, los usuarios, se mantienen con ella en su dispositivo. Así, fidelizas al usuario.

No ser multiplataforma

Para cuantos más dispositivos esté disponibles más público tendrás.

No testear

Antes de publicar en la store asegúrate de testear la app con una gran diversidad de público, eso además de perfeccionar y corregir posibles errores de usabilidad, evitará o disminuirá las críticas
negativas en la store.

No preveer el éxito y la flexibilidad de ser escalable

Si tu app resulta ampliamente aceptada puede ser que de un momento a otro tengas en
simultáneo, muchísimas descargas y usuarios. Al tener en cuenta la escalabilidad, podrás responder óptimamente en todos los escenarios.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades