Australia es víctima del cambio climático

Quienes dicen que los incendios son consecuencia del calentamiento global acusan al gobierno de no actuar con la debida urgencia.

Desde los años 60 en adelante Australia fue siempre considerada una nación afortunada. Clima envidiable, economía en crecimiento y sociedad próspera.

 

En 30 años no tuvo una sola recesión, un récord único en el mundo desarrollado. Pero el boom minero podría ser responsable de las desgracias de hoy. Los combustibles fósiles aceleran el cambio climático y el calentamiento global es un factor importante en los incendios actuales, la escasez de agua y las temperaturas extremas que afectan al país.

 

Las estadísticas de los hogares y vidas destruidas son trágicas peor no sugieren que peligre la totalidad de la población. Hasta ahora han muerto 27 personas y se han perdido 1.800 hogares. Los incendios no han asolado las grande zonas urbanas donde vive la mayoría de los australianos Pero la vida cotidiana se altera con la neblina que general fuego. La calidad del aire en Canberra, la capital, fue por un momento la peor de todas las ciudades del mundo. En Sidney cerraron las canchas de tenis y no se sabe qué ocurrirá con el Australian Open, que lanza el 20 de enero en Melbourne.

 

La blanda posición sobre el cambio climático que adopta el gobierno de derecha de Scott Morrison ha provocado la reacción de los australianos que quieren que el país tome medidas urgentes. El gobierno responde con el argumento de que Australia apenas representa 1,3% de las emisiones globales de carbono.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades