La clave del éxito o el fracaso

La transformación digital exige una arquitectura empresarial

La denominada disrupción no es otra cosa que la adaptación a un medio ambiente que ya nos rodea. Cómo y en qué grado lograr esa transformación, dependerá de la arquitectura de procesos e información, sumada a una sólida estrategia.

5 junio, 2019

Por: Mario Lía

 

Por Mario Lia

La idea de la digitalización o transformación digital de la empresa, gobiernos y otras organizaciones, no es algo realmente nuevo. Sus conceptos están presentes desde que las redes y la potencia de computación permitieron extender la integración de sistemas, procesos y acceso de los usuarios.
Como ocurre con casi todos los ámbitos tecnológicos y científicos, la capacidad digital ha crecido a pasos agigantados. Permite lograr cosas que, para una empresa, pueden significar la clave del éxito o el fracaso. De allí la calificación como algo disruptivo.
¿Quiénes saldrán ganando de esta transformación? En la opinión de muchos especialistas, los ganadores serán quiénes sean capaces de operar con canales integrados y con transacciones que recorran sin dificultad a los involucrados en todo el ciclo del negocio. Súmese a eso la capacidad de analizar e interpretar con realismo y velocidad los datos de los clientes. Todo en forma gobernable y con la mayor seguridad factible.

La Arquitectura Empresarial
Este enfoque exige que la organización esté dotada de una arquitectura empresarial. Las empresas que encaren la transformación digital no tendrán éxito si no cuentan con una arquitectura capaz de permitir la ejecución de sus estrategias del negocio. Por supuesto que esta afirmación es discutible. Existe una gran cantidad de empresas exitosas en las que no se considera que su éxito esté garantizado por la transición a una economía digital.
Volviendo al tema, tenemos a muchas empresas, muy exitosas o no, en las que sus directivos visualizan los beneficios de la transformación. De hecho, existen numerosas organizaciones en las que ya se había privilegiado la integración de la información.
Sin una arquitectura pre planeada a ese fin, esa integración se fue haciendo trabajosamente, creando un esquema poco estable. Hay empresas donde más del 50% del código de programación se ha desarrollado para conectar aplicaciones y procesos. Este código rígido puede haber logrado su objetivo, pero no ofrece la agilidad necesaria para la era digital.
Imaginemos por un momento lo que es realizar cambios en una estructura de este tipo. Una arquitectura empresarial, en cambio, permitirá la ejecución del modelo de negocio administrando sin esfuerzo la complejidad; mejorando la agilidad; gobernando el entorno y reduciendo tiempos y costos.
Tratándose de un proyecto complejo, la construcción de una arquitectura empresarial efectiva y apta para la transformación digital requerirá de excelentes conocimientos y prácticas. En especial, será necesario ponerse de acuerdo respecto a qué es la arquitectura empresarial y su misión.

El Factor Humano
Como existen diversas definiciones o acepciones del término “arquitectura empresarial,” digamos que los arquitectos necesarios pueden variar en su perfil. Lo más aceptado es que se trate de profesionales en TI (Tecnología de Información), si bien debido a esas diferencias semánticas, las funciones que se esperan de ellos varían.
En algunas empresas pensarán que hacen falta tecnólogos que ayuden a decidir si conviene usar servicios de la nube o hacer todo en el centro de datos propio, por ejemplo. En otras se habrá concebido mejor el alcance del proyecto y se preverán posiciones por separado para arquitectos de aplicaciones, de datos o de seguridad. No hace falta aclarar que aquí estarían centrando demasiado el foco en los aspectos relacionados con TI.
En otras organizaciones buscarán que el manejo quede en manos de gente con una visión más amplia y capaz de optimizar el alineamiento del negocio con los recursos de TI. La mayor reflexión respecto a toda esta cuestión pasaría por responder a la pregunta: ¿Qué se busca lograr para la empresa? La respuesta más frecuente será: lograr que la organización pueda operar digitalmente de una forma más ágil que la actual.
Existirán casos en los que los encargados de la construcción de esta clase de arquitectura deberán tener conocimientos y experiencia en un determinado marco de acción o industria, además de un profundo foco en alguna tecnología que resulte crucial para la competitividad.

Selección del esquema
Un marco arquitectónico empresarial consiste de un modelo que una organización puede utilizar para entender las múltiples y diferentes interacciones existentes entre sus procesos y sus sistemas de información.
Existen numerosos esquemas. La mayoría entiende a la arquitectura de procesos e información de la empresa en forma de capas. Por ejemplo, la capa de negocio, la de las aplicaciones y la de datos. Muchos de estos esquemas describen procedimientos para mejorar la arquitectura empresarial en el pasaje de su estado actual a uno futuro.
El primer esquema fue el que propuso John Zachman, investigador de IBM, en el año 1987. Es un esquema que ha sido actualizado muchas veces y que se basa en el concepto de artefactos (que representan a las diferentes áreas de la empresa) planteados en una matriz de dos dimensiones.
Otro esquema reconocido es NIST (National Institute for Standards and Technology), desarrollado por el gobierno de los EE.UU también en los años 80. Utiliza un modelo de cinco capas que incluye arquitectura del negocio; arquitectura de información; la de sistemas de información, la de datos y la de entrega de datos.
TAFIM (Technical Architecture Framework for Information Management) es el esquema creado entre 1980 y 1990. Es muy detallado y consiste de un procedimiento de planeamiento en siete fases y de un modelo de arquitectura con cuatro vistas diferentes. Si bien este proyecto fue cancelado por el gobierno de los EE.UU., tuvo mucha influencia en la creación de otros esquemas.
Estos son solo unos pocos ejemplos y podríamos mencionar a muchos otros, aunque veremos que la mayoría se originó entre los años 80 y 90, con lo cual ratificamos lo dicho al principio: la idea de una arquitectura empresarial tiene muchos años.
La selección de un esquema de arquitectura dependerá finalmente del método que se siga para determinarlo. En general y resaltamos “en general,” se comienza caracterizando el contexto a evaluar, la evaluación de los posibles métodos y analizando las metas, objetivos y limitaciones. El trabajo profesional es aquí clave ya que habrá que decidir qué elementos son importantes en la evaluación y cuál será el criterio. Ponderar y priorizar la importancia de cada elemento es también clave.
Está comprobado que en el proyecto debe existir una fuerte participación del usuario final y que el trabajo en grupos es esencial, incluso a la hora de tomar decisiones. Estamos frente a una figura donde es conveniente pensar en términos del recordado Aprendizaje de la Organización, popular a finales de los 70.
Para no entrar en detalles metodológicos difíciles de digerir, concluiremos en que el proceso de selección debe partir de la construcción de un método de evaluación. La participación de todos los usuarios en la organización es factor clave para la calidad y alcance, sobre todo alcance de la metodología a seguir. Además, existe una amplia variedad de herramientas de software que, debida e idóneamente conducidas, ayudarán en el desarrollo propiamente dicho.
A medida que se va completando el diseño, es importante trazar los escenarios esperados y verificar si se dispone de la tecnología de información adecuada para la extensión de los procesos tanto como sea necesario para la estrategia de la organización. Como lo señaló el general Von Clausewitz en su libro De La Guerra, “hay que estar preparado para llegar tan lejos como sea necesario.” La transformación digital permitirá incursionar en nuevos espacios de mercado y competencia y no habrá nada peor que llegar a un espacio productivo y lleno de oportunidades sin tener los recursos necesarios para aprovechar las oportunidades.
La disrupción o transformación digital es una forma innovada de operar. Al directivo de una empresa u otra organización le importan más las capacidades con las que debe contar que los detalles tecnológicos. Una arquitectura apta para la digitalización es aquella que se conecta con todo: aplicaciones en la nube, sistemas anteriores del centro de datos y otras fuentes de información como personas o cosas. Es accesible desde todo lugar y puede accionar procesos del negocio involucrando a clientes, empleados y socios externos en modo multicanal. Funciona en cualquier parte, desplegando sus aplicaciones donde tenga sentido para el negocio: nubes públicas, privadas, híbridas o centros de datos.

TOTVS

Hay que repensar los modelos de negocio

En la historia de la humanidad han ocurrido pocos cambios tecnológicos que fueron tan disruptivos que modificaron los sistemas productivos y la vida de la sociedad para siempre. Nos encontramos en uno de esos momentos de cambio y transformación en el mundo provocado ahora por lo que todos llamamos transformación digital.

Por Leandro Africano

La velocidad con la cual se está produciendo este cambio y está modificando las costumbres sociales, los negocios, las rutinas diarias de la vida cotidiana no encuentra comparación en ninguna transformación del pasado, explica Javier Marbec, gerente comercial para el Sur de América latina de la firma.
Por otro lado, la tecnología que da soporte a esta revolución está 100% disponible para todos. Mientras en el pasado las empresas y las organizaciones eran las que decidían cuando lanzaban una nueva tecnología, hoy las personas son las que deciden adoptarla por sí mismas. Esa es la base por la cual las nuevas formas de hacer negocios evolucionan tan rápido, son tan aceptadas y casi imposibles de detener por parte de las estructuras tradicionales, y la razón fundamental por la cual las empresas necesitan digitalizarse y repensar completamente sus modelos de negocio adaptados a este nuevo mundo. Es eso o resignarse a desaparecer.
Desde el punto de vista organizacional, hoy las áreas de IT deben ocupar un rol tan preponderante en la mesa de decisión como el área financiera o comercial. Su rol ya no es el de dar soporte técnico, garantizar Infraestructura o seguridad respondiendo reactivamente a los requerimientos internos del negocio.
El CIO, Gerentes de Sistemas o responsable de IT, de acuerdo al nombre que se le asigne según el tamaño de la organización, debe trabajar codo a codo en el desarrollo de estrategias conjuntas con las otras áreas provocando e innovando para que la empresa pueda adaptarse a los nuevos modelos de producción, distribución y ventas. Desde el punto de vista técnico, hoy la estrella es la nube, pero aun así, en general no hay ningún análisis de costo, seguridad o performance que mejore las prestaciones de los servicios que hoy existen en la nube.
Por otro lado, lo que estamos viendo en TOTVS es que la arquitectura de sistemas monolíticos, que intentan resolver todo bajo una misma tecnología o herramienta ya no es más productiva, vamos hacia una arquitectura de aplicaciones organizacionales multi–plataforma, cada una de ellas con capacidades muy específicas.
La especialización de estas plataformas es la clave para la productividad. La capacidad de conectividad e integración de esas plataformas es fundamental. Por ejemplo, hoy el ERP debe poder conectarse con sistemas de IoT, es decir con las cosas, sistemas de omnicanalidad, sistemas de inteligencia artificial, herramientas de análisis de datos mucho más potentes, sistemas de realidad aumentada, plataformas de social media, etc.

Empresas no preparadas
Pero en este contexto no todas son buenas noticias. Hoy consideramos que la mayoría de las empresas no cuentan con los recursos para el proyecto de diseño y puesta en marcha de una arquitectura adecuada a la digitalización. En muchos casos las empresas no están preparadas para poner en marcha una transformación digital interna, y no es fácil. Pensemos en los bancos; podemos imaginar el tamaño de las áreas de IT de un banco, sin embargo llegaron tarde al proceso de transformación y las fintech están atacando su negocio por varios frentes sin que tengan capacidad de reacción.
Hoy en TOTVS entendemos que las empresas necesitan un socio que las acompañe en este proceso de transformación digital, asesorándolos, orientándolos, mostrándoles el nuevo mundo y ayudándolos a transitar ese camino. Esto es tan importante desde el punto de vista de la oferta de tecnología como desde el punto de vista de las propuestas disruptivas para transformar el negocio.
Hoy, en nuestro equipo de preventa y servicios, contamos con equipos de innovación y arquitectura preparados para entender el negocio del cliente y proponerle alternativas transformadoras en áreas de IoT, Social Media, Realidad Aumentada, Inteligencia Artificial, entre otras. Por otro lado, somos una de las empresas de tecnología que más invierte en investigación y desarrollo para soluciones de negocio en todo el BRIC’s y lo hacemos pensando en las empresas de Latinoamérica. Contamos con una oficina de innovación en Silicon Valley, y un equipo de desarrollo distribuido entre Brasil, México y Argentina para estar siempre un paso delante de las necesidades de nuestros clientes.

BGH Tech Partner

La digitalización está en la agenda de las empresas

Hoy nadie en la actividad duda que la digitalización de servicios es una prioridad para los negocios. Por un lado, porque los comportamientos de los consumidores ya están digitalizados, las personas consumen los servicios de manera digital. Por lo tanto, no es una cuestión de adoptar una nueva tecnología.

Por Leandro Africano

En verdad, se trata de alinearse a estos nuevos comportamientos. Y, por otro lado, las transformaciones más rápidas son las que se desarrollan a través de la contratación de servicios. La adquisición de bienes informáticos pasa a ser reemplazados por servicios, explica Marcelo Girotti, CEO de BGH y director Ejecutivo de BGH Tech Partner.
Para enfrentar la digitalización es primordial que las arquitecturas sean flexibles, que acompañen la demanda. Es decir, en la medida en la que se digitaliza un servicio, esa digitalización tiene que estar preparada para gestionar a diferentes escalas de operaciones. Debe escalar y ser elástica. Poder subir y bajar en cantidad de operaciones sin degradar el servicio. Además, toda digitalización debe estar asociada a la movilidad y en formato App. Es decir, que el usuario pueda comenzar cualquier servicio en una notebook, seguirlo en el celular y terminarlo en la tablet, sin mediar inconvenientes. Tiene que poder utilizarlo en cualquier entorno, ser gestionable desde cualquier plataforma. Finalmente, toda arquitectura debe ser user friendly, fácil de consumir. Debe, entre otros factores, poder resolverse en pocos pasos y ser visualmente gráfica: responder al UX de los consumidores.
En este contexto no creo que la mayoría de las empresas cuenten con los recursos para el proyecto de diseño y puesta en marcha de una arquitectura adecuada a la digitalización. Sí creo que la gran mayoría de las organizaciones, tanto públicas como privadas, tiene en sus agendas el tema servicios y digitalización, sin ninguna duda. Sin embargo, no creo que todas tengan los recursos necesarios para poder afrontarla. Y no me refiero sólo a recursos tecnológicos, sino también a una mirada cultural y educativa dentro de las mismas organizaciones. Al digitalizar servicios se está cambiando el paradigma de las asociaciones: de gestionar papeles, a no tener ningún papel; de gestionar activos, a gestionar todo como servicio. A veces los recursos no tienen que ver sólo con tecnología, sino con rasgos de cultura, de educación y capacitación internos, que en definitiva son los que llevan más tiempo de adopción.
Dentro de este escenario BGH Tech Partner tiene el gran diferencial de poder ofrecer soluciones de punta a punta. Es decir, desde lo más elemental como es la tecnología (sensores, hardware y conectividad), hasta la adopción de esta y sus transformaciones a nivel organizacional. Además, somos un system integrator multiplataforma, podemos trabajar con distintas tecnologías (cloud, innovación, IoT, etc.) en un mismo desarrollo y proyecto.
Asimismo, hemos visto que las plataformas que muestran mayor necesidad de renovación son las infraestructuras de hardware, lo que tiene que ver con cómputo y almacenamiento, que hoy tiende a pasar todo a la nube; y a nivel software las aplicaciones para clientes finales, reemplazando todo lo que es Web o cualquier sistema de CRM por Apps.

Everis Argentina

La importancia de una arquitectura empresarial

El hecho de que las empresas necesiten digitalizarse ya pasa de ser una prioridad a una necesidad estratégica, o dicho de otro modo, es un costo de oportunidad. Casi todas las compañías tienen procesos (o los datos que estos procesos generan) almacenados de alguna forma.

Por Leandro Africano

El costo de oportunidad es aprovechar de la mejor manera posible estos datos que se generan constantemente, y esto puede hacerse mediante la utilización de técnicas de inteligencia artificial, pasando las etapas de procesos digitalizados para entrar de lleno a la etapa de procesos inteligentes, recuerda Pablo Pereira, CEO de la empresa.
Existen muchísimas variantes de arquitecturas para enfrentar la digitalización. Dependerá de la cantidad de datos que se generen, la necesidad de análisis en tiempo real o no, y de generación de respuestas o acciones automáticas. La arquitectura obviamente también depende del uso que se le quiera dar a la IA. Puede ser para soportar procesos de soporte a usuario o cliente, monitoreo y evaluación de riesgos operativos, o para sacar conclusiones de datos estructurados o no estructurados, así como determinar patrones de comportamiento. Uno de los grandes desafíos es lograr arquitecturas que sean amigables y que permitan la fácil utilización de las conclusiones.
Está claro que todo esto sería imposible sin la base de la Inteligencia Artificial. Por lo que me atrevo a afirmar que la IA impactará en todo lo que hagamos y que las decisiones que tomemos serán más o menos acertadas en la medida que nos familiaricemos con ella. Pero aquí mi idea no es pedir a los empresarios que se suban a todas las olas tecnológicas, sino que es una llamada formar nuestro criterio para buscar qué postura queremos que nuestra organización tenga frente a estas tecnologías y discernir cuáles y cómo serán aplicadas conscientes del impacto social que causarán.
A la hora de evaluar qué tecnología, producto o solución elegiremos debemos preguntarnos: ¿Puedo utilizar los datos generados de una mejor manera? ¿Puedo sacar valor del análisis de los mismos? ¿Puedo eliminar tareas rutinarias o repetitivas que puedan robotizarse?
Los costos, tiempos y metodologías de puesta en marcha de este tipo de soluciones han escalado en los últimos años de manera sorprendente y el cristal de valor debe ser revisado en cada oportunidad de implementación de tecnología. Vale la pena empezar a aplicar conceptos de este tipo para acelerar la curva de aprendizaje y expandir luego.
El valor sin duda está, y en Argentina existe una capacidad muy interesante de desarrollo de Inteligencia Artificial. De hecho, en un estudio que terminamos recientemente respecto al emprendedurismo relacionado con la Inteligencia Artificial, Argentina surge como el país mas activo en este ámbito. Estamos relanzando este estudio juntamente con MIT para ver su evolución en los últimos meses, pero todo parece ser muy prometedor.

Meta4

Transformación digital: más que opción, necesidad

Es un proceso irreversible que, afortunadamente, ha llegado para mejorar la manera en que hacemos negocios. Ya no hay empresas que ignoren esta evolución o que interpreten que se trata de una opción, un camino que pueden elegir transitar o no. Todas han asumido que se trata de una necesidad, un imperativo de esta etapa.

Por Leandro Africano

Muchas, por supuesto, se han puesto en marcha, e incluso algunas se encuentran en fases avanzadas y cosechan ya los primeros resultados. Pero todas, incluso las que recién están viendo cómo dar los primeros pasos, son conscientes de que la transformación digital llegó para quedarse y quien no se incorpore quedará irremediablemente en el camino, enfatiza Pedro Vaquero, director general de la firma para América latina.
Por esa razón, la transformación digital se encuentra en la mayoría de los casos entre las prioridades de las organizaciones, que reconocen la premura con la cual deben tomar decisiones y actuar. En ese marco, el rol de los departamentos de Recursos Humanos es clave en estos desarrollos, tanto como lo es hoy el talento para las compañías que se proponen ser exitosas y competitivas.
Sin embargo, no son procesos que puedan implementarse en forma apresurada, ya que son muchos los factores que deben evaluarse antes de hacerlo. Una decisión equivocada, o que por alguna razón no tome en cuenta todos los aspectos que deberían ser contemplados, puede hacer que se malogren los esfuerzos y la inversión realizada, con el consiguiente perjuicio para la empresa.
Unos de los puntos clave a la hora de evaluar las alternativas de arquitectura para encarar un proceso de digitalización es la capacidad de integración de las diferentes soluciones con las que cuenta la organización. Para esto es importante tener en claro los objetivos del negocio y realizar un relevamiento exhaustivo del ecosistema de soluciones y plataformas con las que cuenta la empresa.
En tiempos de evolución tecnológica constante, la integración se convierte entonces en un concepto clave: es fundamental contar con una arquitectura que permita acompañar este proceso.
En ese sentido, la mayor parte de las empresas con las que trabajamos desde Meta4 tiene avanzado el diseño de su arquitectura para llevar adelante el proceso de transformación digital, sobre todo en el caso de empresas multinacionales, donde la mayoría de las definiciones provienen de sus sedes corporativas.
En el ámbito local, en cambio, no hay una tendencia clara y las decisiones dependen de la situación de cada empresa, de sus particularidades y del segmento de actividad al que pertenecen.
En tiempos de evolución constate, Meta4 ofrece a sus clientes una plataforma integral de Recursos Humanos, que acompaña el proceso de digitalización y automatización, poniendo en el centro a las personas, potenciando su capacidad de comunicación, creación, cooperación y flexibilidad.
Por tratarse de una plataforma cloud, permite a cada empresa desplegar sus procesos en función de sus estrategias de digitalización y desplegar de este modo nuestras soluciones para CoreHR, Talento, Nómina, Compensaciones y Workforce Managment, incorporando conceptos y tendencias como “employee centricity”, movilidad, automatización de procesos (RPA) y asistentes virtuales, entre otros.

Liveware

Amenazas y oportunidades para empresas tradicionales

Las nuevas tecnologías están creando amenazas y oportunidades para las empresas tradicionales. A su vez son la base de nuevos tipos de negocios que producen cambios disruptivos en sectores como finanzas, retail, medios, y generando nuevos mercados en sectores de la economía que sin estas tecnologías serían imposibles de crear.

Por Leandro Africano

La necesidad de digitalizarse de las empresas tradicionales es una cuestión de supervivencia, afirma Alejandro Bianchi, presidente esta empresa. La transformación digital es algo que ya no debería ser una pregunta, sino que debería ser una decisión y un plan de cómo llevarla adelante dándole una prioridad superlativa si queremos que nuestro negocio pueda sobrevivir y competir con las nuevas compañías que están naciendo digitales.
Lo primero, es pensar en una nueva propuesta de valor que sea la proa de la transformación, y que debe estar orientada a mejorar la experiencia del cliente con nuestros productos y/o servicios; a lograr una excelencia operacional o a disponer de nuevos modelos de negocios que apunten a consolidar y/o ampliar nuestra cuota de mercado. Algo que es evidente: las empresas tradicionales corren con desventajas con respecto a las nacientes empresas digitales, dado que estas últimas no arrastran tecnología legada, culturas orientadas a silos, tradiciones arraigadas en los procesos de negocios y posiblemente años de éxitos que justifiquen preguntarse porque cambiar.
Las empresas deben hacerse 6 preguntas básicas para entender dónde están y cuanto les costará lograr un nuevo modelo de negocios para consolidar y/o ajustar su nueva propuesta de valor:
• ¿Cuáles son las amenazas y las oportunidades que me da la tecnología digital?
• ¿Cuál es el modelo de negocios que debería adoptar para una transformación exitosa?
• ¿Cuál o cuáles tecnologías digitales me darían la mayor ventaja competitiva?
• ¿Cuál es la mejor forma de integrar estas tecnologías?
• ¿Cuáles son las capacidades que la empresa debe incorporar o mejorar para lograr una transformación exitosa?
• ¿Disponemos del liderazgo para lograr que la transformación ocurra?
Estas preguntas conforman una simple evaluación de cuán claro tenemos el cambio que debemos hacer y qué necesitamos para poder llevarlo adelante.  Una cuestión no menor en este análisis tiene que ver en cómo diseñamos nuestra arquitectura tecnológica y de nuevo, las empresas tradicionales enfrentan un desafío no menor en este punto debido a sus plataformas legadas. En este sentido deben pensar en buscar un diseño de arquitectura que desacople componentes críticos, cree una única versión de los datos esenciales del negocio y consolide una estrategia de integración basada en servicio con foco en omnicanalidad para una experiencia del usuario “sin fisuras”.

Logicalis

Para crecer rápido, soluciones en la nube

La principal razón que tienen las empresas para digitalizarse es para ser ágiles. Esto les permite acortar los tiempos de respuesta al mercado y ganar competitividad. En pos de esto, las empresas se encuentran en pleno cambio de sus procesos y modelos de negocio, orientando sus esfuerzos a mejorar la experiencia de sus clientes internos y externos.

Por Leandro Africano

Para esta transformación, la adopción de tecnología es vital opina Christian Hisas, gerente senior de tecnología de Logicalis. En esta nueva realidad, una de las alternativas y que se observa su crecimiento en los últimos años es la de cloud. Las empresas ven las soluciones en la nube como una de las posibilidades de crecer de manera rápida, sin altos costos de inversión. Pero no todo es mágico, este tipo de soluciones tienen sus reglas y es necesario conocerlas. Por este motivo, en 2017 Logicalis adquirió una start-up argentina, NubeliU, con un gran conocimiento de cloud y que permite brindar el mejor trabajo consultivo y tecnológico para los clientes.
De esta manera consideramos que las nuevas tecnologías que deberían estar presentes en los procesos de digitalización son: servicios Cloud, Machine Learning, Inteligencia Artificial, Middleware, Edge Computing, Data analytics, Video analyítics y Blockchain. Si bien todavía muchas de estas se encuentran en estado embrionario o de desarrollo, cada vez más vemos soluciones que incluyen este tipo de tecnología.
Según el rubro en el que se desenvuelven nuestros clientes nosotros vemos que las tecnologías más destacadas son: en el segmento banca y servicios financieros, tecnologías como Blockchain, Machine Learning, Cloud Services y Data Analytics son clave. Las comunicaciones que publicó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) tales como la A6425 (para pago vía códigos QR), A6220 (que habilita a hacer uso de firmas digitales), la A6457 (que habilita el uso de tecnologías inalámbricas en sucursales) y las A6354 / A6375 (que permiten hacer uso de servicios de nube y hasta contratar servicios para IT) hacen que los bancos más tradicionales cambien el tipo de interacción en sus sucursales y también la calidad del abordaje a sus clientes, mientras que las infraestructuras para procesar estos datos pueden encontrarse en la nube, permitiendo así optimizar costos.
Soluciones como las que se ven en la actualidad, como el Work Café del Santander Rio son posibles gracias a estas tecnologías que dan la posibilidad de reconvertir un negocio tan tradicional como el bancario.
Otro ejemplo, es el que ocurre en el segmento de Oil & Gas, con soluciones de Edge Computing, Data analíticos, Video analíticos, AI e IoT. A través de sensores que se instalan en distintos sectores de un pozo petrolero o en minas a cielo abierto, logramos obtener datos en tiempo real de lo que sucede, tanto en la extracción como en los equipamientos y tener la posibilidad de prevenir posibles fallas, antes que ocurran.
Finalmente, en el segmento de seguros, soluciones como la de eColon, Julieta Bot, el primer asistente virtual de habla hispana que utiliza inteligencia artificial para hablar y vender seguros en forma simple y fácil. La solución utiliza Google Assistant o Google Home para hacer consultas por voz. Todas estas plataformas comparten el motor de Inteligencia Artificial con Machine Learning y lenguaje natural (NLP, por sus siglas en inglés) de DialogFlow, de Google.
El nuevo mundo del consumidor abre nuevos negocios. Por eso todas las necesidades que plantean los clientes están conectadas con experiencias. En la actualidad ellos quieren pagar sólo por lo que consumen, lograr simpleza, rapidez y accesibilidad a la hora de implementar soluciones tecnológicas. En este contexto es clave contar con aliados que tomen el rol consultivo y que sean especialistas para asesorar a los clientes de la mejor manera, sabiendo que son agnósticos de la tecnología.

FiberCorp | Telecom

Cambio que genera tensión y desconfianza en las empresas

Las empresas se encuentran en un entorno competitivo que las obliga a optimizar su performance a través del ahorro, la eficiencia y la productividad. La diferenciación se traduce en innovación y adquisición de servicios flexibles, ágiles y autogestionables, que les permitan alcanzar la transformación digital.

Por Leandro Africano

Desde FiberCorp-Telecom –asegura Fernando Ruffo, gerente de Producto Corporativo– observamos que cada vez son más las empresas que buscan acceder a la última tecnología en materia de digitalización de procesos, porque entienden que es una forma de potenciar su negocio. Precisan servicios flexibles y escalonados que permitan el pago por uso y estén siempre actualizados sin necesidad de invertir en equipamiento o en mantenimiento. Además, lo más importante, es que estas soluciones sean accesibles desde cualquier dispositivo y lugar, y que les faciliten dialogar con otras organizaciones ya digitalizadas.
El camino hacia la transformación digital comienza con la adquisición de productos más básicos como la conectividad, el mail, sistemas de facturación o CRM, pasando por la adopción de servicios de IoT y datacenter, y continúa con las oportunidades que genera la conversión de datos en información de negocio con soluciones de Big Data y de Inteligencia Artificial. Este proceso de transformación es continuo y nunca terminará, por lo cual las empresas tienen que repensar el modo de realizar sus tareas y preparase para una forma de trabajo diferente.
Este cambio genera cierta tensión y desconfianza en las empresas, y es ahí donde los proveedores de servicios tenemos la misión principal de asesorar y orientar de manera clara sobre las ventajas y precauciones que deben considerarse para obtener mayores beneficios a corto y largo plazo.
El desafío principal para las empresas es el cambio de la cultura organizacional, que requiere modificaciones no sólo ejecutables sino también, culturales y de gestión. Sin embargo, las nuevas generaciones acelerarán este proceso, y mucho más aún cuando hablamos de managers nativos digitales. Sin lugar a dudas la digitalización ya no es una opción a futuro, es un proceso que ya ha comenzado y su adopción tiene que ser la prioridad de cualquier empresa que busque alcanzar el éxito en un mundo que ya es digital.
En la actualidad, los servicios en la nube son, indudablemente, la alternativa de arquitectura más conveniente para cubrir las necesidades en términos de beneficios y agilidad. Las economías de escala permiten reducir los costos y, de esta forma, las empresas –sin importar su categoría– tienen acceso a soluciones de alta calidad que en una arquitectura on premise sería inviable. Sumado a esto una infraestructura en la nube garantiza a los clientes contar con servicios siempre actualizados y en permanente evolución.

Protagonista: conectividad
Todo este proceso de cambios tiene una protagonista y es la conectividad. Los productos y servicios montados sobre la nube van a requerir conexiones de alta calidad en términos de disponibilidad y latencia. Un segundo elemento fundamental es la cyberseguridad de los datos, para lo cual se necesitan servicios que los resguarden en toda la cadena, desde la generación y transporte hasta su protección en datacenters.
Solo infraestructuras robustas, de alta confiabilidad y escalables serán las que garanticen el éxito del ecosistema digital. Y en este sentido va la estrategia de FiberCorp–Telecom, tanto en la evolución de sus productos y servicios como en la propia transformación digital.
En este contexto observamos que a nuestros clientes les surgen más y nuevas necesidades. Por un lado, buscan acceder a distintos servicios mediante un abono mensual (la modalidad Pay as a Service –pago como servicio– sea software, infraestructura, hardware) en el que se incluyan tanto infraestructura como prestaciones. Asimismo, consideran a la autogestión en la contratación y baja de cada uno de estos servicios como un beneficio importante.
Principalmente, porque les permite probar, equivocarse, dar marcha atrás y experimentar con otras tecnologías. Y, por último, precisan consultoría y asesoramiento. En FiberCorp–Telecom consideramos que es parte de nuestra responsabilidad como proveedores de servicios, explicar, orientar y mostrar las ventajas y desventajas de la adopción de nuevas tecnologías. En este marco, nuestro principal objetivo es convertirnos en el partner tecnológico de las empresas, acompañándolas en este camino hacia la transformación digital con servicios innovadores e integrando total o parcialmente soluciones para cada tipo de industria.

Salesforce

Lo mejor se adapta a las necesidades del negocio

La transformación digital empieza y termina con el cliente. Los clientes hoy son digitales y están conectados, son los consumidores de la cuarta revolución industrial. Para estar al tanto de estos clientes, las empresas tienen el reto de digitalizar sus procesos.

Por Leandro Africano

En especial los que tienen interacción directa con ellos, por ejemplo ventas, marketing, atención al cliente y commerce.  La experiencia del cliente es la prioridad número uno de las empresas en Argentina y los otros países de Latinoamérica, afirma con énfasis Daniel Hoe, director senior de marketing para Latinoamérica.
Nosotros creemos que la mejor arquitectura es una que sea adaptable a las necesidades de negocio del cliente pero que sea sencilla para utilizar desde cualquier lugar, dentro y fuera de la oficina. La cloud computing permite esa flexibilidad. En el caso de Salesforce, nuestra plataforma es el cimiento de nuestros servicios, donde se encuentran diversas piezas, servicios de datos, inteligencia artificial y API para desarrollar procesos. Las aplicaciones enfocadas en los desafíos de sectores o de áreas están asentadas sobre la plataforma para que tengan funciones coherentes, potentes y de forma integrada.
El objetivo final de todo negocio debe ser obtener una visión completa, de 360 grados, del cliente y conectar con él de una forma innovadora. Es por esto que hay que enfocarse en formas que ayuden a la marca a interactuar mejor con el cliente en ventas, atención al cliente, marketing y comercio electrónico. La inteligencia artificial puede ayudar muchísimo a los colaboradores de las empresas a hacer mejor sus tareas para un contacto más productivo. Atención al cliente recibe sugerencias de cómo resolver un pedido de un cliente; el profesional de ventas ve sus cuentas en un ranking de prioridad de acuerdo con las oportunidades que tienen una mayor probabilidad de cerrar un negocio; y los equipos de marketing pueden tener una mejor previsibilidad de los resultados de sus campañas digitales.
Hay diferentes grados de digitalización de negocios y transformación digital, pero vemos que el más importante es desarrollar el relacionamiento con el cliente. Así, definir las tecnologías y los procesos más necesarios para una empresa es algo en particular de acuerdo con el escenario y cómo han impactado en el cliente. En esta ruta de digitalización por un mejor relacionamiento, integrar ventas, atención al cliente y marketing, es esencial.
Pensando en nuevas necesidades y desarrollos tecnológicos, observamos que la inteligencia artificial es un camino natural de la digitalización. La transformación de los procesos de ventas, marketing, atención al cliente y comercio generan más datos acerca del comportamiento del cliente y la inteligencia artificial podrá ayudar a las marcas a transformar esos datos en recomendaciones de acciones para sus equipos, hacer clientes más felices y negocios más rentables.

IFX Networks

La transformación es más cultural que tecnológica

En momentos de grandes cambios tecnológicos, las empresas de todas las categorías y rubros deben plantearse cuáles son las inversiones más adecuadas al tiempo que deben fijar prioridades para hacer rendir ese capital.

Por Leandro Africano

Es por eso que nosotros –dice Hernán Sabbi, líder de producto de esta firma en Argentina– entendemos que la digitalización de los sistemas de las empresas es un cambio que acompaña una transformación tecnológica y sobre todo cultural. Requiere de preparación y animarse a enfrentar el reto, para poder disfrutar los beneficios que nos brinda, entre los cuales se encuentran: mejoras en los procesos, en los costos y evolución tecnológica.
La transformación digital aun no es una prioridad, todavía existen muchos miedos al cambio, pero se está convirtiendo de a poco en una necesidad impulsada por varios ISV que montan sus sistemas en la nube.
En este escenario es lógico que los gerentes de tecnología se pregunten cuáles son las alternativas de arquitectura para enfrentar la digitalización. En síntesis, las arquitecturas para la digitalización pueden ser muy variadas. La elección de cada arquitectura depende del negocio, de la necesidad y sobre todo de la performance, de la seguridad de los datos, disponibilidad, facilidad de testing y facilidad de mantenimiento. Las más utilizadas son las basadas en nube tipo SaaS (Software as a Service), por su simplicidad para el cambio. La arquitectura y el modelo impactan de lleno en los procesos y el negocio.
Asimismo, cabe preguntarse qué nuevas tecnologías, productos o soluciones deberían estar presentes en un proyecto de esta clase. Dentro de las tecnologías, productos o soluciones se encuentran como las más importantes y casi prioritarias las de seguridad debido a los ataques cada vez más frecuentes hacia la información de las empresas.
También una buena conexión hacia Internet beneficia y favorece el cambio, sumando un buen plan que incluya el impacto en los procesos y los costos. En definitiva se trata de tecnologías que tienen un gran potencial de agregar valor en distintas industrias. Las organizaciones en general deberán estar atentas e informarse sobre las posibilidades que abren estas herramientas capaces de generar un gran impacto, cambiar procesos y traducirse en mejoras muy disruptivas.

Atos

Integrar y armonizar los distintos modelos de datos

La digitalización de las empresas es un proceso que comenzó hace unos años y hoy día, es inevitable. La forma de interactuar de una empresa dentro de su ecosistema de clientes, proveedores y socios tiene que estar digitalizada a fin de no quedar fuera del mercado.

En algunos sectores como el financiero y el retail este proceso está muy maduro. En Argentina, la industria y el gobierno si bien están dando importantes pasos, tienen atrasos respecto a otros países de Sudamérica, sostiene Carlos Abril, CEO de Atos Argentina, Colombia y Uruguay.
A la hora de plantear las alternativas de arquitectura para enfrentar la digitalización creemos que existen dos enfoques: uno es incorporando herramientas de back office para mejorar la eficiencia del negocio actual con tecnología de ERP, Automation y Cloud Service. Otro enfoque, es incorporar nuevas tecnologías para modelos disruptivos de negocios como en el caso de banca virtual o servicios Edge (integración de IoT + inteligencia artificial).
El primer paso es integrar y armonizar los distintos modelos de datos que hay en una empresa a fin de sacar provecho de cualquier tecnología que luego se implemente. De nada nos sirve incorporar un Big Data o utilizar Deep Learning si no puedo alimentar esos sistemas con datos en forma adecuada. A partir de la armonización de los datos, Inteligencia Artificial, Realidad Aumentada, Big Data o Cloud Services son parte del portafolio utilizado en la digitación de una empresa. Por ejemplo en Atos, ya tenemos más de 300 casos de uso de Inteligencia Artificial que van desde chatbot o multilenguaje a aplicación en imágenes médicas.
A la hora de pensar nuevas necesidades que se presentan en las empresas a partir de la nueva economía y más allá de que en un entorno de transformación digital hay que repensar el negocio y luego aplicar la tecnología, en general, podría aplicarse Realidad Aumentada y Realidad Virtual en Utilities; Inteligencia artificial en Retail y Manufacturing; Automation y Deep Learning en Banca.
Como integradores de soluciones se nos plantea el desafío de buscar la utilización de una nueva tecnología con el fin de que no sea vista como un gasto en un gadget de moda sino en una herramienta que ayude a la transformación del negocio.

Citrix

Información, el petróleo de los negocios modernos

Las compañías necesitan digitalizarse para agilizar sus negocios y no perder competitividad. Este proceso les permite contar con herramientas que les faciliten, por un lado, optimizar su productividad manteniendo la experiencia de uso de los empleados y usuarios y, por el otro, obtener información de valor acerca del negocio.

Por Leandro Africano

En este sentido, la digitalización es una prioridad para las empresas, ya que quien no logre consagrarse como innovador, será quien lleve las de perder. Un paso importante para alcanzar esta transformación es la posibilidad de darle libertad a los empleados para trabajar desde los lugares y dispositivos que les resultan más productivos, sin afectar su experiencia de usuario y manteniéndolos siempre protegidos, como observa Christian Acosta, Field Sales Manager Southern Cone de la empresa.
Planteado así, la disrupción digital y el auge de la tecnología conllevó a que la información se convirtiera en el petróleo de los negocios modernos, lo cual en consecuencia generó que existieran ciberdelitos cada vez más frecuentes y sofisticados. Por tanto, para enfrentar la digitalización es necesario contar con tecnología que garantice la seguridad de los datos en todo momento, a través de un perímetro digital seguro que brinde un control continuo de cada uno de los puntos de acceso a datos sensibles en tiempo real.
Otro punto relevante es el de una arquitectura que pueda ser flexible: la digitalización no sucede de la noche a la mañana, y no todas las empresas cuentan con las mismas capacidades para llevar a cabo este proceso. Teniendo en cuenta esto, es importante pensar en un modelo flexible que permita tanto adoptar la digitalización a la medida de cada empresa, y que deje la puerta abierta en caso de que el negocio continúe creciendo. Para ello, la nube es un gran aliado.
Sin lugar a dudas, la nube es clave para alcanzar el éxito en la digitalización. La migración a la nube no tiene que realizarse en un 100%, sino que también pueden tratarse de modelos de nube híbrida, en donde la compañía cuenta con parte de la información alojada en el centro de datos, y otra parte en la nube. A su vez, las empresas pueden combinar los servicios de nube pública y privada, en función de las necesidades de cada negocio.
Asimismo, entendemos que la seguridad, flexibilidad y experiencia de usuario son tres factores clave para que cualquier arquitectura de TI sea exitosa en el camino hacia la digitalización. Por otro lado, precisamente en América latina, vemos que resulta clave contar con soluciones que optimicen la conectividad en las redes. Herramientas de SD–WAN que permitan maximizar los enlaces de banda ancha y garanticen la disponibilidad del negocio en todo momento, así como soluciones ADC que contribuyan a balancear la carga y tráfico, son indispensables para un proyecto de digitalización.

Trabajo unificado
En todos los casos, lo más importante es que las empresas garanticen los puntos anteriores dentro de un espacio de trabajo unificado, en donde se tenga en cuenta la seguridad de los datos, la entrega de escritorios, datos y aplicaciones de forma eficiente, la optimización de las redes, y en dónde se alojará la información.
En este sentido, para ser exitosos en el proceso de digitalización, las compañías deben comprender que el espacio de trabajo ya no es un lugar físico, sino que todo lo que necesita el empleado para sus tareas diarias lo puede encontrar en una aplicación unificada, desde el dispositivo de su elección y manteniendo la información virtualizada. Es crucial contar con herramientas que brinden esta posibilidad considerando acceso condicional y desempeño simplificado en función del contexto del el usuario y las políticas de TI de cada empresa.
En cada industria existen diferentes necesidades, sin embargo, algunas características son comunes a todos los sectores, y tienen la capacidad de adaptarse según las demandas de cada negocio. No importa cuál sea la actividad a la que se dedica el cliente, todas las compañías necesitan crear un perímetro digital seguro que incluya un control continuo de cada uno de los puntos de acceso a datos sensibles, sin dejar de lado las tendencias de uso que demandan los clientes y empleados.
Hablando específicamente de actividades, a modo de ejemplo, últimamente hemos visto como avanzó la banca en términos de digitalización. La principal necesidad que detectamos para este sector es la de contar con soluciones que garanticen tanto la disponibilidad del negocio, como que permitan optimizar al máximo el ancho de banda, con el fin de entregarle a los usuarios el servicio que requieren.

GlobalLogic

Plan de digitalización: es una necesidad prioritaria

De acuerdo a reportes de consultoras como McKinsey, desde el 2000 alrededor del 50% de compañías en las 500 de Fortune han sido adquiridas, se han fusionado, o se han declarado en bancarrota, sin que se vea un fin claro a este proceso.

Por Leandro Africano

Mientras tanto otras empresas con un ADN que hoy es conocido como “digital” han innovado la forma de hacer relacionarse con sus clientes y generar nuevos negocios: Amazon, Uber, Facebook, son algunos ejemplos.
Como advierte Germán Sobral, Head of Technology para GlobalLogic LATAM, construyen sus plataformas sobre la evolución de tecnologías como Big Data, Machine Learning, Artificial Intelligence. También hacen foco en la Experiencia de Usuario, en el soporte de la evolución de dispositivos móviles, IoT, y el acceso masivo a redes de banda ancha wireless y el ecosistema en la nube. Estas empresas, nativas digitales, se perciben a sí mismas principalmente como empresas de tecnología con el concepto de digital en su núcleo de negocios.

Desventaja competitiva
Las empresas más alejadas de esta visión, se encuentran en una situación de desventaja competitiva, perdiendo mercado ante estos nuevos competidores, ya que no cuentan con las herramientas adecuadas para adaptarse a los cambios que impone esta nueva realidad. Un plan de digitalización es una necesidad prioritaria para poder estar a la par de las nuevas necesidades de los consumidores que se educan desde temprana edad en los códigos de un ecosistema digital.
Un plan de digitalización y sus alternativas se refiere a las características de una organización determinada y sus actuales capacidades. El primer paso es hacer un análisis para detectar cuál es la brecha que tiene el negocio, con una estrategia de digitalización que le dé una devolución de la inversión progresiva y coherente, en distintas etapas.
Teniendo eso en cuenta, puede adoptar una estrategia de manejo de portfolio de producto digital y de transformación digital (procesos, cultura organizacional) y definir una arquitectura digital acorde a las capacidades de los productos que necesite, haciendo uso de algunos aceleradores a nivel infraestructura, aplicación, etc., (servicios provistos en la nube, por ejemplo) que puedan acelerar el time to market manteniendo un buen balance de experiencia de usuario e inversión.
Las nuevas tecnologías, productos o soluciones que deberían estar presentes en un proyecto de digitalización son varias. Depende de la madurez de digitalización que tenga la solución que se quiera encarar, pero como base es fundamental hacer un shift hacia una mentalidad que ponga a la experiencia del usuario en el centro, a los datos como driver principal de lo que construimos, y tratar de evolucionar hacia un producto digital que vaya más allá de un canal determinado, aprovechando al máximo las distintas capacidades que la interconectividad de múltiples dispositivos nos permite hoy por hoy. Otro factor que está siendo fuertemente adoptado es la automatización y la incorporación de AI en distintos tipos de funcionalidades que se presenten como una oportunidad.
Pensando en la implementación e independientemente del rubro, una necesidad común que tienen todos los planes de digitalización es tener en claro que no es solo al nivel del desarrollo de una solución tecnológica específica, sino que también significa un cambio en la forma de operar, la cultura, los procesos y el governance de una organización. La visión estratégica y el manejo de un portfolio de productos digitales a corto mediano y largo plazo requieren de un cambio de mentalidad. Esta parte es clave para que un plan de digitalización que quiera ir más allá de un quick win a corto plazo que tenga éxito, y pueda posicionarse como un serio competidor en un mercado cada vez más exigente.
En este contexto los clientes plantean nuevas necesidades. Fundamentalmente vemos que precisan know how de desarrollo de nuevos productos y arquitectura digital a nivel corporativo. Tenemos que ayudarlos a madurar su plataforma digital migrando sus sistemas de forma progresiva, evaluando riesgos, adoptando en algunos casos nuevas metodologías que les permita ser más ágiles y adaptarse rápidamente al cambio minimizando la fricción durante la transición, y generando un stream de productos digitales que los mantengan a la par de la competencia. En definitiva lo que necesitan es esencialmente un partner que los pueda acompañar durante todo este proceso, que tenga la experiencia para ayudarlos a dar el salto, y que pueda brindarles la calidad necesaria que los clientes de sus productos digitales requieren.

Fortinet

Ciberseguridad demanda actualización imperativa

Las empresas y agencias gubernamentales de todos los tamaños están adoptando rápidamente modelos de negocios digitales porque les permiten responder ágilmente a las cambiantes demandas de los consumidores, procesar transacciones y reaccionar en tiempo real.

Lo que genera mayor productividad para mejores resultados comerciales y una mejor calidad de servicio. La transformación digital está cambiando la sociedad a una escala sin precedentes, afirma Gustavo Maggi, director regional de Fortinet para Sudamérica Este.
La evidencia del impacto potencial de la transformación digital y la prioridad que tiene hoy está a nuestro alrededor. Desde autos inteligentes hasta hogares inteligentes, y edificios inteligentes hasta ciudades inteligentes, estamos viendo redes tradicionalmente separadas, entrelazadas de maneras notables.
Las empresas están haciendo el mismo tipo de cosas, mientras suman cientos de dispositivos de Internet de las Cosas (IoT) a sus redes corporativas. Además, para aumentar la eficiencia y la rentabilidad, los sistemas de Tecnología Operacional (OT) tradicionalmente aislados comienzan a integrarse a las redes informáticas. La automatización se usa para reducir los gastos generales y aumentar el retorno de la inversión. Las empresas digitales también están más conectadas con los consumidores a fin de proporcionar servicios y soporte bajo demanda.
En este contexto, sin duda la ciberseguridad es hoy uno de los grandes temas de ponderación, aunque la inversión sigue siendo baja en relación al total de inversión en tecnología: apenas alrededor del 15%.
La transformación digital mejora drásticamente la forma en que nos comunicamos y llevamos a cabo los negocios. Sin embargo, esto también está introduciendo nuevos riesgos de seguridad y requisitos de cumplimiento. Muchas de las formas tradicionales de proteger las redes de TI simplemente no se aplican a las redes convergentes actuales.
Parte del desafío es que la red Internet en la que todo esto funciona, todavía utiliza muchos de los mismos protocolos y la misma infraestructura que hace décadas. Al mismo tiempo, el volumen de datos aumentó casi 40 veces en los últimos años, impulsado en gran parte por la explosión de aplicaciones, puntos de acceso y dispositivos conectados.

Recursos disponibles
Asimismo es necesario analizar si la mayoría de las empresas cuentan con los recursos para la puesta en marcha de una arquitectura adecuada a la digitalización. Desde el punto de vista de la seguridad de la infraestructura digital, muchas empresas no tienen equipos dedicados de TI y ciberseguridad, especialmente en el sector de las PyMEs. Esto significa que los recursos técnicos son limitados cuando se trata de seleccionar, implementar y administrar la infraestructura digital.
A medida que las organizaciones buscan formas de reducir esta complejidad operativa, los proveedores como Fortinet y nuestros canales podemos ayudarlos a seleccionar e integrar herramientas y racionalizar los procesos de seguridad. Este es el rol consultivo donde podemos proporcionar gran valor al simplificar y asegurar las redes de los clientes.
Además, promover la adecuada capacitación en ciberseguridad se ha vuelto un imperativo en la era de la economía digital. Las empresas deben contar con personal capacitado para administrar de forma segura la continuidad de las operaciones comerciales mientras mantienen la confianza de sus clientes. Al mismo tiempo, las amenazas están aumentando en su prevalencia, sofisticación e impacto. La falta de profesionales especializados en ciberseguridad podría literalmente desacelerar nuestra creciente economía digital. Este es otro aspecto en el que estamos trabajando, a través de la expansión de acuerdos para capacitación, con universidades por medio de nuestro programa global Fortinet Network Security Academy.
La ciberseguridad es un área donde la actualización es imperativa. A pesar de que la mayoría de los datos ya no se quedan dentro de la red empresarial tradicional, se sigue enfocando en la seguridad usando un modelo que es obsoleto e insuficiente, implementando soluciones de seguridad únicas y aisladas para protegerlas, lo que complica la administración, al tiempo que reduce tanto la visibilidad como el control. Esto representa una de las mayores dificultades y al mismo tiempo, los mayores riesgos. La seguridad de la red debe extenderse como un único sistema integrado, porque no sólo necesitamos poder ver y proteger todas las infraestructuras y dispositivos, sino también coordinar los recursos para mejorar la detección, automatizar la respuesta y adaptarse a los cambios de la red.

Certisur

Importancia conceptual de riesgos de implementación

Hace algunas décadas la computación irrumpió en los procesos de negocios, modificándolos de manera dramática. Hoy estamos presenciando la transformación de esos procesos al mundo digital. La gran diferencia es que ahora esta tendencia forma parte de un fenómeno mucho mayor, cultural y social.

Por Leandro Africano

Fenómeno que abarca a toda la sociedad en su conjunto, no solamente al ámbito de los negocios. Por lo tanto, ninguna empresa puede dejar de acompañarlo, ignorando la realidad, recuerda Norberto Marinelli, vice chairman y CEO de la firma.
En la actualidad la ponderación que las compañías le dan a la seguridad a la hora de pensar una infraestructura varía considerablemente: depende del tipo y tamaño del negocio.
Está claro que en el sector financiero la seguridad es una prioridad ineludible, no solamente por el impacto sobre el negocio, sino también por las imposiciones del ámbito regulatorio. En organizaciones con participaciones significativas de mercado, el riesgo de no contar con la seguridad adecuada no es solamente el económico sino también el de reputación, que en algunos casos puede hacer más daño aún. Hay múltiples ejemplos a escala mundial de este tipo de problemas (Equifax, Sony, Marriott).
Desde nuestra visión nos cuesta definir con fundamento estadístico si las empresas cuentan o no con los suficientes recursos para implementar los cambios tecnológicos que deben afrontar. Nuestra impresión es que en nuestro mercado hay, sin lugar a dudas, muchos recursos humanos calificados que generan interfaces digitales de calidad hacia los usuarios finales, tanto en materia de diseño como de funcionalidad. En cuanto a la seguridad de esas aplicaciones, no se puede generalizar del mismo modo. Por ejemplo, a nuestra compañía le cuesta muchísimo obtener recursos humanos capacitados en seguridad, por lo que debemos completar su conocimiento internamente una vez que se incorporan.
Puesto a definir cuáles son las mayores dificultades y riesgos de un proyecto de seguridad, podemos afirmar que tecnológicamente, están dadas todas las herramientas para que un proyecto de seguridad sea exitoso. Pero hay coincidencia en señalar que las mayores dificultades están en la selección adecuada de esas herramientas, muchas veces fruto de restricciones presupuestarias arbitrarias, que no toman en consideración la importancia del tema.
Los riesgos de la implementación son fundamentalmente conceptuales, fruto de una tarea no adecuada de los recursos humanos disponibles y, en muchos casos, de la presión por la salida al mercado. Hay ejemplos resonantes, por ejemplo, de fallas inconcebibles en productos de consumo masivo conectados a Internet (IoT).

CenturyLink

La clave del cambio es el uso de la información

La transformación digital es un proceso muy interesante que abre un potencial de oportunidades a todas las empresas e industrias, las guía hacia la innovación y la creación de nuevas experiencias para sus clientes.

Por Leandro Africano

Es un proceso fascinante que impacta en todos los ámbitos y trae aparejado grandes cambios. Sin lugar a dudas, en el mundo de hoy, todas las empresas están pensando en renovar sus procesos e incorporar en ello la tecnología, ya que si no lo hacen corren el riesgo de quedar rezagadas.
Para CenturyLink, –como lo expresa Luis Piccolo, vicepresidente de Vent