William Hope educa sobre la donación de sangre

En conmemoración del día del donante voluntario de sangre, elaboró una guía que contribuye con tal fin.

6 noviembre, 2017

Donar sangre contribuye a salvar vidas. Es un acto altruista de una persona que dona en forma solidaria y desinteresada, sin tener un familiar enfermo o alguien conocido que lo requiera.

– Es un hábito saludable ya que al llegar al lugar de la donación se hace un reconocimiento para comprobar que el donante esté en condiciones de donar (toma de presión y temperatura, niveles de hemoglobina). Posteriormente, la sangre que se extrajo será analizada para las enfermedades de transmisión sanguínea como el Chagas, Hepatitis B y C, Sífilis, HIV, Brucelosis entre otras.

– Una bolsa de donación recoge 450 cc de sangre; una cantidad que el cuerpo asume sin ningún problema cuando estamos sanos y que no causa ningún trastorno posterior. El proceso de donación dura unos 15 minutos y al acabar ofrecen un refrigerio y bebida, junto a recomendaciones para las horas siguientes (beber abundante líquido, no cargar con mucho peso en el brazo que se haya pinchado, no fumar…)

– Existe una necesidad constante de donaciones regulares, ya que la sangre sólo se puede conservar durante un tiempo limitado y luego deja de ser utilizable, por lo tanto las donaciones regulares de sangre son imprescindibles para garantizar la disponibilidad de sangre segura en el momento y el lugar en que se precise.

– Mejora el flujo sanguíneo. Estamos rodeados de agentes que tienen un potencial nocivo para nuestra sangre, como el tabaco, las radiofrecuencias, el estrés o el azúcar de nuestra dieta. Todos ellos hacen que nuestra sangre se hipercoagule, que se vuelva más densa y fluya con más dificultad. La hipercoagulación pasa factura a nuestros vasos sanguíneos, contribuyendo a su ruptura. Por ello donar con regularidad (dentro de los límites permitidos) nos ayuda a que nuestra sangre fluya con mayor facilidad, preservando el estado de los mismos.

 

 

La decisión de donar sangre puede salvar una vida, o incluso varias si la sangre se separa por componentes –glóbulos rojos, plaquetas y plasma–, que pueden ser utilizados individualmente para pacientes con enfermedades específicas.

Requisitos para donar sangre
• Edad: 18 a 65 años
• Entre 16 y 18 años, con autorización de los padres.
• Concurrir con DNI.
• No es necesario estar en ayunas. (Evitar grasas y lácteos)
• Estar en buen estado de salud.
• Descansar bien previamente.
• Pesar más de 50 kg.
• Si es mujer, no estar embarazada ni realizarlo durante el puerperio (8 semanas posteriores).
• Tatuajes y piercings deben tener más de 1 año de realizados para donar

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades