Paso Grande revive en San Luis

Kimberly-Clark trabajará junto a Fundación Agreste para revitalizar la localidad de Paso Grande a través del acceso al agua y el desarrollo de proyectos productivos.

Kimberly-Clark, la compañía líder mundial en el desarrollo de productos descartables para la salud, la higiene y el cuidado personal, desarrolló junto a Fundación Agreste, un proyecto que brindará por primera vez acceso al agua potable, fuentes de trabajo y herramientas de capacitación para el desarrollo sustentable de los habitantes de Paso Grande, San Luis.

Esta iniciativa se lanzó en el marco del Día Mundial de Lucha contra la Desertificación y la Sequía, que se celebró el 17 de junio. La desertificación afecta a 3.600 millones de hectáreas en todo el mundo y en Argentina afecta a casi 75% del territorio, generando la pérdida de suelo productivo, y con ella, el empobrecimiento de la población y la emigración forzosa, además de otras problemáticas de índole social.

La localidad de Paso Grande es parte de esta problemática. Ubicada en el valle de Conlara, a 100 kilómetros de la capital provincial y con 200 habitantes, su terreno pedregoso dificulta el desarrollo de proyectos productivos, lo que genera la deserción de las personas más jóvenes que deben emigrar en busca de otras fuentes de trabajo.

Como parte de +comUNIDAD, su programa de inversión social en las comunidades donde está inserta, Kimberly-Clark trabajó en la identificación de este proyecto en conjunto con Fundación Agreste.

El proyecto articula tres ejes que impactan en la mejora de la calidad de vida de la comunidad en lo ambiental, económico y social.

En cuanto al aspecto ambiental, el acceso al agua se realizará a partir de la instalación de bombas de extracción de agua para uso comunitario. Además, se construirá una reserva de agua para las épocas de escasez, así como un sistema de riego para el Proyecto Hierbas y Especies aromáticas.

El proyecto de hierbas integra el eje económico, a través del cual se brindará trabajo a los pobladores locales a partir de la elección de especias aromáticas utilizadas para condimentos e infusiones para su posterior plantación y producción orgánica. A su vez se realizará una huerta de verduras y hortalizas para consumo propio y venta a través de Comercio Justo.

Finalmente, el eje social trabajará a partir del desarrollo del mercado laboral local, para contener el desarraigo de los jóvenes y lograr la inclusión de la mujer tanto en la comunidad como en la generación de ingresos a la economía del hogar.

El proyecto Paso Grande se presenta como un nuevo desafío para Kimberly-Clark en materia de sustentabilidad y de articulación del trabajo en conjunto del sector privado, público y ONG para llevar adelante iniciativas de desarrollo sostenible. En esta línea, este proyecto se suma a las actividades que la compañía viene desarrollando desde el 2011 como el Plan Forestal junto con el Ministerio de Medio Ambiente de la provincia, que integra las siguientes actividades: Programa Invernaderos Verdes, Forestación de Autopistas Provinciales y Reutilización  de Efluentes de Plantas de Tratamiento.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades