Molinos presenta su tercer reporte de sustentabilidad

Elaborado bajo los lineamientos de la Guía G3.1 de la Iniciativa de Reporte Global (GRI) y auditado por Ernst&Young, se ha presentado por segundo año consecutivo de manera conjunta con la memoria y los estados financieros de la compañía.

Se trata de un resumen de las acciones que la compañía ha realizado durante 2013 en cada uno de los pilares de su estrategia y los desafíos de largo plazo para el ámbito social y ambiental.
La Estrategia de Sustentabilidad de Molinos se basa en los principales temas sobre los que impacta la compañía a través de sus negocios de Marcas y Graneles, que se ordenan bajo cuatro pilares:

“Salud, Bienestar y Calidad de Vida”, “Desarrollo humano y Entorno Comunitario”, “Desarrollo Ambiental Sustentable” y “Seguridad Alimentaria Energética”. El reporte aborda cada uno de los pilares destacando los avances que se han realizado durante el año 2013.

En materia de Salud, Bienestar y Calidad de Vida, se conformó la Academia de Nutrición, un espacio multidisciplinario de interacción entre las distintas áreas de la compañía para el desarrollo y reformulación de productos. Esto contribuyó a las mejoras en el perfil nutricional (reducción de grasas, sodio y azúcar, elaboración de productos fortificados y sin TACC) y a ofrecer lanzamientos de opciones saludables innovadoras, como los bizcochos de arroz Gallo.

En materia de Desarrollo Humano y Entorno Comunitario se hizo foco en consolidar a Molinos como marca empleadora, tanto en el plano interno como externo. Los índices de la 5° Encuesta de Clima Organizacional dan cuenta de esto, tal como relatan desde la firma.

Con respecto a los vínculos con la comunidad, se ha dado continuidad a la alianza estratégica con ONG vinculadas a la promoción de hábitos de vida saludable y a los programas de educación en materia de nutrición, como nuestro tradicional proyecto Comer Rico Comer Sano.

En cuanto al Desarrollo Ambiental Sustentable, se destacan las iniciativas relativas a un uso racional de energía y agua, mejoras en packaging y residuos y reducciones de emisiones de CO2 vinculadas a nuestra eficiencia energética y optimización del transporte.

Por último, en materia de Seguridad Alimentaria y Energética, se incrementó en 63% la exportación de biodiésel con certificación de sustentabilidad. A su vez, se adoptó, dentro del marco de la Global Food Safety Initiative (GFSI), el protocolo FSSC 22000 como estándar de Inocuidad y Seguridad Alimentaria y se realizó un fuerte trabajo junto a la cadena de valor de Molinos, en la que a través del área de Calidad se acompañó a proveedores, distribuidores y depósitos externos.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades