43% de los trabajadores argentinos espera recibir un bono extra a fin de año

Así surge del Randstad Workmonitor correspondiente al cuarto trimestre del año. También se manifiesta una expectativa de recibir un aumento salarial al finalizar 2015.

23 diciembre, 2015

Randstad, uno de los líderes globales en servicios de Recursos Humanos, dio a conocer los resultados correspondientes al cuarto trimestre de 2015 del Workmonitor, un informe que releva las expectativas, estados de ánimo y comportamientos de los trabajadores en 34 países, incluida la Argentina. El cierre del año y el contexto económico inciden en las expectativas de los trabajadores argentinos ya que 4 de cada 10 espera recibir un bono extra de fin de año, mientras que 53% espera un ajuste salarial en diciembre.

Al respecto, Andrea Avila, CEO de Randstad, comentó: “El pago de un bono extra es parte de las formas de compensación y beneficios variables que brindan gran parte de las grandes empresas y las multinacionales desde hace tiempo. En los últimos años cada vez más empresas, independientemente de sus tamaños, también lo han adoptado como una herramienta para impulsar la productividad e incentivar la performance de sus colaboradores. En paralelo a esta tendencia, muchas negociaciones han incorporado un bono de fin de año en los convenios colectivos como solución transitoria en contextos en los que el poder adquisitivo del salario se ve afectado”.

Las expectativas de los trabajadores en esta particular época del año no están aisladas del contexto político y económico que atraviesa el país. En este sentido, más allá de la esperanza puesta en un ingreso extra a fin de año, los trabajadores argentinos ven positivamente la performance financiera de sus empleadores: mientras que 52% considera que la empresa en la que trabaja se desenvolvió financieramente mejor en 2015 que en 2014, casi 70% confía en que a la empresa le irá mejor en 2016. En consonancia con el la visión optimista sobre las empresas, 61% de los entrevistados espera que la situación económica del país mejore el próximo año, mientras que 33% considera que se deteriorará.

El miedo a perder el empleo bajó un punto porcentual en el último trimestre del año, pasando del 4% a 3%. En paralelo, la búsqueda activa de un nuevo empleo bajó dos puntos, incluyendo a 12% de los trabajadores, mientras que la confianza en encontrar otro trabajo bajó un punto (69%).

Como resultado de estas tres variables, el índice de movilidad laboral para la Argentina en el último trimestre de 2015 se situó en los 115 puntos, lo que implica una disminución de dos puntos respecto al trimestre anterior.

La búsqueda de mejores condiciones laborales continúa al tope de las razones que motivan a los trabajadores a cambiar de empleo durante el último trimestre de 2015. Así lo indicó el 43% de los trabajadores consultados. En segundo término se ubican los deseos personales de cambio y las causas organizacionales (ambas con 32%), le siguen las causas personales (22%), las ambiciones vinculadas a la carrera profesional (18%), la insatisfacción con el empleador (15%), las ambiciones en el área del management (9%) y la insatisfacción del empleador con el trabajador (5%).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades