Tres analistas dibujan un sombrío escenario global

Rogoff, Roubini y Behravesh protagonizaron un foro bastante pesimista en Houston, en el encuentro anual de la industria petrolera estadounidense. Los colores más negros de su paleta quedan manifiestos en la escala de intensidad: alta, altísima, horrenda.

16 febrero, 2009

<p>Kenneth Rogoff, el cr&eacute;dito de Harvard, calific&oacute; el estado de cosas como &ldquo;la gran recesi&oacute;n&rdquo;, para eludir dos palabras fatales: deflaci&oacute;n, depresi&oacute;n. &ldquo;Mejor olvid&eacute;monos de 2009&rdquo;, se&ntilde;alaba ante una reuni&oacute;n anual del sector hidrocarburos norteamericanos. Pero aport&oacute; un flaco consuelo: &ldquo;todas las crisis siempre tienen un final&rdquo;.<br />
<br />
Fue el m&aacute;s optimista, quiz&aacute; por ser el m&aacute;s ortodoxo. Nouriel Roubini (universidad de Nueva York) quien predijo &ldquo;un estancamiento con forma de L, similar al japon&eacute;s de los a&ntilde;os 90&rdquo;, o sea una brusca ca&iacute;da y un posterior lapso neutro. Pero el Sol naciente ten&iacute;a &ndash;tiene- &ldquo;dos ventajas negadas a EE.UU.: s&oacute;lido ahorro interno y alto super&aacute;vit en cuenta corriente&rdquo;.<br />
Roubini, apodado &ldquo;doctor hado&rdquo; por sus cr&iacute;ticos de Wall Street, admiti&oacute; que los megarrescates financieros y el paquete de est&iacute;mulos eran necesarios, &ldquo;pero cuestan caro. No nos enga&ntilde;emos, los bancos reciben US$ 2,7 billones, contando el rescate de octubre, y no existe ahorro interno para solventarlo&rdquo;.<br />
<br />
Hostil al nuevo gobierno, Rogoff sostuvo que &ldquo;est&iacute;mulos por casi tres billones acabar&aacute;n siendo peores que no haber hecho nada&rdquo;. Eso suceder&aacute;&nbsp; &ldquo;si Washington no se organiza r&aacute;pido y, tambi&eacute;n, si no ordena el sistema financiero&rdquo;. En verdad, este analista se dirige a un auditorio que no cree en la capacidad de Barack Obama. <br />
<br />
Menos tremendista, Narim&aacute;n Behravesh (IHS Global Insight) insiste en que &ldquo;vivimos una recesi&oacute;n, no una depresi&oacute;n. Tampoco es como la d&eacute;cada perdida de Jap&oacute;n&rdquo;. Ante caras poco convencidas, el economista de origen iran&iacute; pronostic&oacute; &ldquo;un modesto repunte para 2010, apoyado en precios petroleros entre US$ 50 y 60 el barril a d&oacute;lares constantes. Pero, antes, quiz&aacute; caigan hasta 20&rdquo;. </p>
<p><br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades