Noruega, ahorros de US$ 880 mil millones

Es el mayor productor de petróleo y gas de toda Europa pero no se duerme en los laureles. En cuanto comenzó el boom del petróleo, el gobierno dio orden de invertir los ingresos en un fondo soberano que abastezca al país cuando ya no tenga petróleo.

El fondo soberano de riqueza petrolera ya es el más grande del mundo: US$ 880.000 millones de activos e incluye también una participación promedio de 1,3% en todas las compañías cotizantes del mundo.

La indiscutible transparencia obliga al país a actualizar el valor de ese fondo varias veces por segundo.  También se le elogia  su foco en los temas éticos, que excluye de su cartera a productores de armas nucleares y de cigarrillos.

Ahora está implementando una nueva iniciativa con miras a no ser ya un simple inversor financiero sino un accionista comprometido y responsable.  Su reciente interés en gobernanza empresarial encaja a la perfección con el espíritu que impera en el mundo luego de la crisis financiera internacional sobre informes como el Kay Review 2012 en Gran Bretaña, que insta a los inversores a concentrarse en el largo plazo e involucrarse más en las  compañías donde invierten.

El fondo noruego, respaldado por los ingresos el mayor productor de petróleo de Europa,  vio crecer sus activos 36 veces desde principios de este siglo. Su misión, por mandato gubernamental, es crear riqueza de una forma tranquila y lenta para que sea capaz de financiar al país cuando se hayan agotado sus reservas de petróleo y gas.

 

Muchos inversores subcontratan los temas de gobernanza delegándolos en terceros, pero Noruega no permite eso. El fondo, piloteado por Yngve Slyngstad, su director ejecutivo, toma todos los asuntos de gobernanza en sus propias manos.  Votó en contra de casi 16.000 resoluciones  (de un total de 105.000) respaldadas por directorios de compañías el año pasado.

Slyngstad es consciente del riesgo que corre el Fondo que comanda, de ser visto como una herramienta  de política exterior del estado. . Por eso subraya que el fondo está volviéndose más activo, no más activista y que solo sigue y los estándares de gobernanza respaldados por todos.  Sus otras iniciativas de gobernanza, que incluyen más comunicación directa con los presidentes de los directorios e involucrarse más en el nombramiento de los directores, tienen perfil más bajo.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades