Los peligros físicos y los impactos socioeconómicos

De lo que se trata es de intentar entender la naturaleza y el alcance del riesgo físico del cambio climático para los próximos 10 a 30 años.

Es la base de la transición y de los riesgos de responsabilidad. Después de más de 10.000 años de relativa estabilidad — todo lo que abarca la civilización humana – el clima de la tierra está cambiando. Mientras suben las temperaturas promedio, la ciencia del clima descubre que hay grandes peligros – como olas de calor e inundaciones – que crecen en frecuencia e intensidad; y que hay peligros crónicos, como sequías y niveles oceánicos elevados, que se intensifican.

El riesgo físico que se deriva del cambio climático ya está presente y crece. Siete características sobresalen.

El riesgo climático físico

Está aumentando: En cada uno de los nueve casos, el nivel de riesgo físico aumenta para 2030 y más para 2050. En todos los casos, encontramos aumentos en impacto socioeconómico entre unas dos a veinte veces para 2050 con respecto a los niveles actuales.

También encontramos que los riesgos físicos están aumentando en todo nuestro análisis global de países, incluso aunque hay países que encuentran algunos beneficios (como el aumento en los rindes agrícolas en países como Canadá).

Es espacial. Los peligros se manifiestan localmente. Por eso los impactos directos del riesgo climático deben ser comprendidos en el contexto de un área geográficamente definida. Hay variaciones entre y dentro de los países.

No es estacionario: A medida que la Tierra se sigue calentando, el riesgo físico del clima cambia, no es estacionario. Que el calentamiento va a continuar es algo seguro porque está “atrapado” para la próxima década debido a la inercia física del sistema geofísico. La ciencia del clima nos dice que el aumento del calentamiento y del riesgo solo se pueden detener logrando que las emisiones de gases de invernadero sean de cero neto. Además, dada la inercia térmica del sistema de la tierra, algo de calentamiento también va a ocurrir después de lograr emisiones cero neto.

No es lineal: Es probable que los impactos socioeconómicos se propaguen en una forma no lineal cuando los peligros alcancen umbrales más allá de los cuales los sistemas ecológicos y fisiológicos hechos por el hombre trabajen menos bien o se rompan y dejen de funcionar.

Es sistémico: Si bien el impacto directo del cambio climático es local, puede tener efectos en todas las regiones y sectores, a través de sistemas socioeconómicos y financieros interconectados.

Es regresivo: Las comunidades y poblaciones más pobres dentro de cada uno de nuestros casos son las más vulnerables. El riesgo climático crea inequidad espacial, porque puede simultáneamente beneficiar a algunas regiones y dañar a otras.

Falta preparación: Mientras las compañías y las comunidades se han ido adaptando para reducir el riesgo climático, el ritmo y la escala de la adaptación van a necesitar un aumento importante para manejar los altos niveles de riesgo físico. La adaptación va a implicar mayores costos y duras decisiones, como si conviene invertir en mucha preparación o trasladar personal y activos a otra parte.

La temperatura del planeta ha subido un promedio de 1,1º centígrado desde la década de 1880. Esto ha sido confirmado por mediciones satelitales y por el análisis de cientos de miles de estaciones meteorológicos en todo el mundo. La rápida declinación de la capa helada en la superficie del planeta es un ejemplo. El ritmo de calentamiento es por lo menos más rápido que ningún otro encontrado en los últimos 65 millones de años en los registros paleoclimáticos.

Hacia adelante, la ciencia del clima nos dice que es inevitable que haya más calentamiento por lo menos durante los próximos diez años, y muy probablemente más adelante también. Con los aumentos en las temperaturas globales promedio, los modelos climáticos indican que los peligros aumentarán globalmente. Esos modelos encuentran que el calentamiento seguirá en ascenso para aumentar la frecuencia y/o la severidad y la cronicidad de esos peligros.

El cambio climático afecta la vida humana además de los factores de producción en los que se basa la actividad económica. Medimos el impacto del cambio climático por el grado en que podría alterar o destruir la vida humana además del capital natural y físico.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades