Drástico cambio de paisaje en la cumbre anual de Davos

Las estrellas del mundo financiero se eclipsaron. Gobernantes y reguladores tomaron su lugar. Una nueva atmósfera de humildad y austeridad ganó los salones y los pasillos. Si persistirá la influencia de este foro es lo que está en tela de juicio, tanto como su capacidad para definir los temas de la agenda global.

<p>Para los habituales concurrentes a la cumbre de Davos, el cambio de escenario es radical. Una constelaci&oacute;n de estrellas financieras (aunque muchas menos de la industria, la tecnolog&iacute;a y los servicios) acaparaban la atenci&oacute;n de todos los asistentes. Incluidas las figuras p&uacute;blicas, pol&iacute;ticas, que acud&iacute;an con la esperanza de cosechar inversiones, salir en la foto, y consolidar su red de relaciones. <br />
<br />
El alza en el prestigio de Davos tuvo que ver con el auge neoliberal de los a&ntilde;os 80, con el rutilante ascenso al poder de Ronald Reagan en Estados Unidos y de Margaret Thatcher en Gran Breta&ntilde;a; con el credo privatizador, el advenimiento de la globalizaci&oacute;n como tendencia firme, y la extraordinaria expansi&oacute;n del sistema financiera y de multitud de sus nuevos productos.<br />
<br />
Pero este a&ntilde;o, el tradicional resort suizo, registr&oacute; un cambio singular en su paisaje. Naturalmente no hubo ni un solo representante de los otrora omnipresentes bancos de inversi&oacute;n. Nadie los extra&ntilde;&oacute; demasiado, mientras en los pasillos los comentarios obligados eran el duro epitafio del primer ministro ruso, Vladimir Putin, precisamente sobre los bancos de inversi&oacute;n, y en tono menor, las alternativas alrededor de John Thain, ex presidente de Merrill Lynch que reformul&oacute; sus oficinas a un costo de U$ 1,2 millones, mientras la entidad recib&iacute;a un salvavidas para sobrevivir.<br />
<br />
Humildad, austeridad, transparencia y prudencia fueron las claves que predominaron a lo largo de todo el encuentro.<br />
<br />
Los verdaderos protagonistas fueron esta vez los pol&iacute;ticos. De ellos y de sus acciones se espera que se logre revertir la aguda crisis global. Los centenares de funcionarios p&uacute;blicos especialmente invitados, fueron escuchados con atenci&oacute;n, cortejados y mimados. Se los vio asertivos, concientes de su nuevo rol, y tal vez con cierto aire de revancha. Esta vez, nadie puede imputarles el desastre.<br />
<br />
Mientras en el remoto Brasil se escuchaban los ecos del Foro Social (la contrapartida de Davos) en la villa alpina se repet&iacute;an los discursos contra el proteccionismo en ciernes &ndash;har&aacute;n falta m&aacute;s que palabras para detenerlo- , Bill Clinton admit&iacute;a que esta vez la responsabilidad era de Estados Unidos, y nadie condenaba a las econom&iacute;as emergentes a las que se invitaba a cooperar con las naciones m&aacute;s poderosas del mundo, que m&aacute;s discretamente, exhib&iacute;an tambi&eacute;n su cuota de responsabilidad.<br />
<br />
Esta vez las condenas a los excesos y a la codicia financiera no vinieron solamente de la izquierda o de gobiernos perjudicados. Industriales del mundo desarrollado compitieron para hacer escuchar sus encendidos manifiestos.<br />
<br />
La reputaci&oacute;n de Wall Street est&aacute; por los suelos, y en todo el mundo, como lo revelan las encuestas difundidas precisamente en Davos, los directivos de negocios han perdido legitimidad y credibilidad. La convicci&oacute;n de que el sector privado era m&aacute;s eficiente que el p&uacute;blico &ndash;pilar de instituciones como Davos- ha quedado seriamente cuestionada.<br />
<br />
El poder se ha desplazado de banqueros y financistas, a gobernantes y reguladores. Queda por ver si en este nuevo contexto, el vers&aacute;til Klaus Schwab, fundador y alma mater del Foro anual de Davos, lograr&aacute; que &eacute;ste siga teniendo un rol central en la definici&oacute;n de la agenda global.</p>
<p>&nbsp;</p>
<p><br />
</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades