Córdoba, ¿en el centro o al margen?

El cetro de “segunda ciudad del país” lo han disputado desde hace décadas Rosario y la capital de la provincia mediterránea. Algunas veces estuvo una delante, a veces la otra pasó al frente. Hoy es otra vez el turno de la ciudad santafesina.

<strong>De las cenizas</strong><br /> <br />Córdoba puede decir que tiene su ave Fénix en la industria automotriz, paralizada tras la crisis de 2002 y con la constelación de autopartistas encogida a sólo 30% de su capacidad.<br /> <br />Pero ya en 2006 la producción registró un aumento de 64% respecto a 2005 y hasta 2010 el sector tiene anunciadas inversiones por US$ 370 millones, con una generación de 6.000 puestos laborales entre directos e indirectos. Si nada se interpone en ese camino, dentro de tres años Córdoba arribará a una producción anual de autos de 200.000 unidades, un tercio de lo proyectado para la producción nacional. En torno a las automotrices reverdece el segmento autopartista en el que trabajan 9.000 personas. <br /> <br />Después de siete años sin iniciativas de importancia, Renault prepara inversiones por US$ 110 millones hasta 2009. A fines de este año tendrá toda su producción del Clío Fase II en Córdoba y en los primeros meses de 2008 comenzará a fabricar una nueva versión del utilitario Kangoo.<br /> <br /> Además, la producción del Siena planificada por Fiat le asigna a Córdoba 50.000 unidades al año e involucra medio centenar de proveedores locales de partes. Este emprendimiento alcanzará su máxima expresión en 2009, de acuerdo con lo informado por la compañía. Vale recordar que la planta construida por Fiat en Ferreyra (en los suburbios al sur de la capital cordobesa) mantiene una capacidad de producción de 160.000 automóviles al año.<br /> <br />Mientras llega ese momento, Fiat está fabricando en Córdoba, con una dotación de 1.000 empleados, cajas de cambio y motores. Participan 35 proveedores nacionales y 12 son de Córdoba.<br /> <br />Volkswagen piensa llevar su producción de 300.000 cajas de cambio a 1 millón por año, con un desembolso de US$ 100 millones.<br /> <br />A su vez, el consorcio PSA Peugeot-Citroën acordó con el Gobierno cordobés la fabricación de autopartes en el marco del programa de nacionalización de piezas que encara la empresa. El proyecto contempla la producción de 50.000 cajas de cambios en el primer año, con una inversión cercana a US$ 24 millones.<br />El complejo autopartista cordobés quiere diversificarse y especializarse. Por caso, la empresa Dayco, propiedad del grupo internacional Mark IV, invertirá US$ 12 millones para aumentar 60% su producción de correas, destinadas a las automotrices de Estados Unidos.<br /> <br />En materia de servicios, el aeropuerto de Córdoba es el tercero del país en cantidad de pasajeros detrás de Ezeiza y Aeroparque. En el año 2006, Córdoba renovó su aeropuerto, buscando recuperar una posición estratégica en la distribución de vuelos. Pasó de un tráfico posible de 1.086.142 pasajeros anuales a más de 2,4 millones.<br /> <br /><strong>Sombras</strong><br /> <br />En la parte vacía del vaso, las carencias urgen soluciones para no arribar a una crisis en el mediano plazo. Es un dato de la realidad que Córdoba emerge como menos desigual en las condiciones socioeconómicas de sus habitantes. La distribución del ingreso en el Gran Córdoba es más equilibrado que en el promedio del país: 10% más rico de la población recibe mensualmente el equivalente a 27,6 veces el ingreso del 10% más pobre, cuando la media nacional es de 31,8 veces. Aunque si se miran los propios números cordobeses, la relación empeoró desde el 24,5 registrado en 2005.<br />Tampoco puede soslayarse que 25% de los habitantes del Gran Córdoba es pobre y 8,2% de la población cordobesa es indigente.<br /> <br />La irrupción de nuevas actividades no ha implicado, necesariamente, mejores retribuciones. De hecho, un trabajador de una terminal automotriz cobra más de $2.000, cuando en los <em>call center</em> se pagan $710. La diferencia, en términos generales en la escala de ingresos, entre el sueldo inicial más bajo y el más alto es de 1 a 4.<br /> <br />Por otra parte, el desarrollo inmobiliario amenaza con desbordar totalmente la infraestructura de la ciudad. Hace 63 años, cuando se habilitó el dique San Roque para abastecer en gran escala a la ciudad de Córdoba, la población era de 380.000 personas. Ahora casi 1.600.000 habitantes de la capital y el Gran Córdoba generan una demanda que, en un plazo estimado en 10 años, llevará al colapso el suministro de agua potable. Ni hablar de las cloacas: 60% de la ciudad carece del servicio.<br />El parque automotor en crecimiento multiplica los problemas en un casco céntrico, cuyo diseño ya mostraba dificultades para el tránsito vehicular por lo menos 30 años atrás. <br /> <br />Por otra parte, hay quienes critican el desarrollo de la ciudad por su anarquía y por estar librado a los impulsos privados y sin la tutela oficial. Trazando un eje en diagonal, la ciudad quedaría con un atractivo desarrollo inmobiliario en el sureste, el centro y el norte-oeste, y con bolsones de atraso (ya históricos) en el este y el oeste.<br /> <br />Otra mirada de mayor alcance permite comprobar que Córdoba es un enclave urbano situado en medio de rutas que, en 90%, tienen un estado de regular a malo. No es un detalle menor si se tiene en cuenta que 60% de las exportaciones cordobesas usan el transporte por camiones.<br /> <br />En el plano turístico, la ciudad de Córdoba basa su atractivo en lo histórico-cultural, pero los entendidos dicen que falta asociatividad del sector para resolver algunas cuestiones, como la ausencia de un lugar con capacidad para albergar a miles de personas en jornadas simultáneas. Falta, dicen, un centro de congresos y convenciones que sea un icono de la ciudad.<br /> Y aunque no concierne directamente a la ciudad, pero impacta sobre ella, se debe observar lo que ocurre con el agro. <br />Desde el ciclo 1998/99 la producción agrícola cordobesa aumentó 137%, al pasar de 10,2 millones de toneladas a 24,2 millones de la campaña 2006/07.<br /> <br />En el ciclo 2006/07, Córdoba recolectó más de 24,2 millones de toneladas de granos, superando en 7 millones el nivel de la campaña anterior. Fue la mayor cosecha de la historia cordobesa. De los 47,6 millones de soja que generó la Argentina, 13,07 millones (27,4%) surgió de los campos cordobeses. Es la principal provincia productora de soja y maíz, pero ha cedido terreno en industrialización (es decir, en valor agregado). Por ejemplo, la provincia produce 28,2% más de maíz y 19,2% más de soja que Buenos Aires. Pero según Juan Manuel Garzón, investigador del Ieeral de Fundación Mediterránea, Córdoba sólo genera 20% de la carne vacuna, 14% de los cortes de cerdo y 2% de los pollos que produce Buenos Aires. En proporciones similares “pierde” ante Santa Fe.<br /> <br />Sobrevolando lo económico, en la faz política, Córdoba no ha podido articular con Rosario, en el marco de la Región Centro, un polo alternativo al que representa Buenos Aires y eso ya concierne a un tema que está más allá de la disputa entre dos ciudades.

El debate es si se mantendr&aacute; en esa posici&oacute;n y cu&aacute;l ha de ser la estrategia de su contendiente para desbancarla. Los efectos de la crisis pueden suponer un impasse en la competencia.<br />
<br />
La idea de un retroceso socioecon&oacute;mico de la ciudad de C&oacute;rdoba respecto a Rosario est&aacute; instalada en algunos &aacute;mbitos de la provincia mediterr&aacute;nea y externos a ella. <br />
<br />
El grado de anclaje de tal presunci&oacute;n en la realidad deber&iacute;a someterse a dos &aacute;ngulos de an&aacute;lisis: 1) La existencia de una sagaz planificaci&oacute;n en el Litoral, para picar en punta tras la crisis de 2001, y la ausencia de aquella en el centro del pa&iacute;s; 2) Un proceso cordob&eacute;s de decadencia respecto a los que fueron sus &iacute;ndices productivos desde la d&eacute;cada de los 70.<br />
Para profundizar en el primer punto, debe recordarse que buena parte de la recuperaci&oacute;n se ha basado en el campo y, espec&iacute;ficamente, en la soja. Es natural, entonces, que Rosario disfrute de un reverdecer al comp&aacute;s de la oleaginosa, que ya en los a&ntilde;os 90 hab&iacute;a permitido el desarrollo a orillas del Paran&aacute; de un complejo aceitero considerado por los entendidos como el m&aacute;s competitivo del mundo.<br />
<br />
Por lo tanto, siempre que en la Argentina aparezca el esquema de un producto primario exportable con buen precio internacional, necesitado de una salida h&iacute;drica hacia destinos de ultramar, C&oacute;rdoba quedar&aacute; relegada.<br />
Como alguna vez pas&oacute; con el ma&iacute;z y hoy ocurre con la soja, se han presentando circunstancias internacionales y condiciones internas naturales, definitorias de determinado perfil productivo y exportador. Ning&uacute;n estratega nacional o santafesino puede adjudicarse el m&eacute;rito.<br />
<br />
La orientaci&oacute;n m&aacute;s correcta, entonces, ser&iacute;a hacia el interrogante del rumbo adoptado por la ciudad de C&oacute;rdoba tras la crisis de 2001/2002 &iquest;Hay &iacute;ndices irreversibles que muestren a C&oacute;rdoba tan lejos de Santa Fe y de su propia <em>performance </em>hist&oacute;rica como para declararla fuera de carrera y condenada a un prolongado ostracismo?<br />
<br />
Hoy la cara cordobesa combina rasgos conocidos con nuevas facciones. Retom&oacute; la tradici&oacute;n de centro productor de automotores, conoci&oacute; el ingreso de las tecnolog&iacute;as de &uacute;ltima generaci&oacute;n como prometedora industria de los pr&oacute;ximos a&ntilde;os y vive un auge de la construcci&oacute;n in&eacute;dito en el &uacute;ltimo cuarto de siglo.<br />
<br />
La segunda ciudad m&aacute;s poblada de la Argentina, seg&uacute;n el Censo de 2001, muestra la vitalidad de su econom&iacute;a con un crecimiento que, con luces y sombras, le permite sostener una din&aacute;mica propia. <br />
<br />
&iquest;Es posible afirmar que C&oacute;rdoba desciende por el tobog&aacute;n cuando hace poco no pod&iacute;a saciar una demanda de operarios para la industria automotriz y autopartista, ingenieros en <em>software </em>y personal especializado en la construcci&oacute;n que figuran al tope de la mayor demanda?<br />
<br />
En 2006, C&oacute;rdoba qued&oacute; tercera en el ranking de provincias exportadoras, detr&aacute;s de Buenos Aires y Santa Fe. Es la misma posici&oacute;n que ocupaba 10 a&ntilde;os atr&aacute;s. Tambi&eacute;n las exportaciones del campo y las manufacturas metalmec&aacute;nicas conforman los dos grandes bloques del comercio exterior cordob&eacute;s, como ocurr&iacute;a hace una d&eacute;cada. Y los principales compradores siguen siendo Brasil y China.<br />
<br />
<strong>En movimiento</strong><br />
<br />
Un alegato optimista podr&iacute;a recordar que la consultora AC Nielsen mostraba en 2006 a la provincia de C&oacute;rdoba como el distrito de mayor crecimiento en consumo del pa&iacute;s. Tambi&eacute;n podr&iacute;a agregar que en 2007 se patentaron en C&oacute;rdoba aproximadamente 52.000 veh&iacute;culos, 14% m&aacute;s que en 2006, lo que estar&iacute;a por encima de 10,8% proyectado como promedio para todo el pa&iacute;s.<br />
<br />
Adem&aacute;s, y aunque lejos del mar, la ciudad de C&oacute;rdoba ha podido vivir de la tierra. En los barrios donde el boom de la construcci&oacute;n es impactante, como Nueva C&oacute;rdoba (una suerte de Recoleta), 8 de cada 10 departamentos se han vendido a productores de soja. <br />
<br />
El auge inmobiliario, traducido en 530 edificaciones en marcha en toda la trama urbana de C&oacute;rdoba, est&aacute; transformando varias zonas de la capital, como las que bordean el r&iacute;o Suqu&iacute;a, la corriente de agua que llega desde las sierras para partir en dos a la ciudad.<br />
<br />
S&oacute;lo uno de los proyectos m&aacute;s recientes, como Capitalinas, representa a la vera del r&iacute;o un mega emprendimiento de US$ 50 millones con oficinas corporativas de lujo, un centro de convenciones, un z&oacute;calo comercial, un hotel y dos torres residenciales de 90 metros de altura.<br />
<br />
El peso de los ladrillos se siente con fuerza en la actividad econ&oacute;mica. El gremio local de la construcci&oacute;n registraba hasta hace un a&ntilde;o 19.500 afiliados cuando 10 a&ntilde;os atr&aacute;s, en el mejor momento de la d&eacute;cada pasada, reun&iacute;a a 12.000 trabajadores.<br />
Otro reflejo de la vitalidad econ&oacute;mica est&aacute; en la nueva ola de <em>shoppings centers</em>. A los &ldquo;hist&oacute;ricos&rdquo; (C&oacute;rdoba Shopping Villa Cabrera, Nuevocentro y Patio Olmos) se agregaron el paseo de compras del hipermercado Libertad y el Dinosaurio Mall y otros de formato <em>street center</em>, en el norte y el sur de la capital. Los <em>shoppings </em>mueven un promedio de $2,5 millones por d&iacute;a, considerando otros centros de compras.<br />
<br />
<strong>Bytes con tonada</strong><br />
<br />
Quienes prefieren ver el vaso medio lleno suman como elemento positivo una tendencia hacia lo que podr&iacute;a denominarse &ldquo;C&oacute;rdoba Tech&rdquo;.<br />
<br />
En el a&ntilde;o 2000, la ciudad mediterr&aacute;nea le gan&oacute; la pulseada a Santa Fe por la radicaci&oacute;n de Motorola. Este gigante internacional, junto a Intel y Electronic Data System (EDS), montaron en la capital cordobesa sus centros de desarrollo de software, hecho considerado in&eacute;dito en toda Latinoam&eacute;rica.<br />
<br />
Al mismo tiempo, surgieron Pyme locales creadoras de <em>software </em>con calidad internacional certificada formalmente. Se han nucleado en el Cluster C&oacute;rdoba Technology, un conglomerado de 70 empresas que hoy emplean a 3.500 personas y que lanzaron el Plan Estrat&eacute;gico del Sector IT 2007-2011. En lo que resta de este a&ntilde;o y 2008 se prev&eacute; la contrataci&oacute;n de 1.200 trabajadores. Hay que a&ntilde;adir los planes de incorporaci&oacute;n de Motorola, Intel y EDS. S&oacute;lo esta &uacute;ltima compa&ntilde;&iacute;a planea sumar 1.500 personas a su plantel en los pr&oacute;ximos cinco a&ntilde;os, pero contando con un subsidio del Gobierno provincial de un promedio de $400 mensuales por puesto. Esto provoc&oacute; el reclamo del cluster de cu&ntilde;o cordob&eacute;s que quiere igualdad de oportunidades.<br />
<br />
No es el &uacute;nico factor que genera rispidez. Las Pyme cordobesas del sector inform&aacute;tico aducen que algunas multinacionales llegan para agregar valor a trav&eacute;s de la investigaci&oacute;n y el desarrollo y reconocen en esa categor&iacute;a a Motorola e Intel. Pero las diferencian de las &ldquo;depredadoras&rdquo; que desembarcan para explotar los menores costos salariales y est&aacute;n dispuestos a emigrar cuando tal ventaja se diluya.<br />
<br />
Los <em>contact centers </em>son tambi&eacute;n protagonistas. Los 12 que funcionan en la ciudad han llegado a emplear 15.000 personas en C&oacute;rdoba, crecer&aacute;n 20% este a&ntilde;o, y llevar&aacute;n la cantidad de mano de obra a 18.000 empleados a fines de este a&ntilde;o. La C&aacute;mara de Empresas de Servicios de Contactos para Terceros de la Provincia de C&oacute;rdoba afirma que la masa salarial creada por la actividad le inyecta $200 millones a la econom&iacute;a de la ciudad. A este sector han llegado jugadores mundiales como Sykes y Siemens.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades