Yellen enfrentará hoy al Senado

Janet Yellen defenderá hoy su designación al mando de la Reserva Federal. Luego de su comparecencia, la Comisión bancaria del Senado y posteriormente el pleno de la Cámara Alta deberán aprobar su nominación, propuesta por el presidente Barack Obama.

14 noviembre, 2013

 En su intervención inicial ante los miembros del comité bancario del Senado defenderá el actual programa de compra de deuda como la mejor vía para devolver la normalidad a la economía. Y en este sentido, señala que apoyar la recuperación es en este momento “la vía más segura” para volver también a la normalidad monetaria.

 

“Hemos hecho progresos, pero es mucho lo que perdimos con en la crisis y en la recesión”, dirá ella esta tarde según el testimonio preparado que ha trascendido a la prensa. Esto sugiere que confirmará su condición de “paloma” (laxa), como muchos la consideran, pero dice poco sobre la actual política o sobre cómo podría actuar la Fed en el futuro.

 

“El desempleo cayó desde un pico de 10%, pero el 7,3% que marcó en octubre sigue siendo demasiado alto y refleja un mercado laboral y una economía que no se están desarrollando en todo su potencial”, dirá.

 

“Por estas razones, la Reserva Feredal está usando sus herramientas de política monetaria para fomentar una fuerte recuperación. Eso será lo que, en última instancia permitirá a la Fed reducir su aceptación monetaria y su dependencia de herramientas no convencionales como las compras de activos”.

 

Yellen se ha comprometido claramente con las políticas del actual presidente Ben Bernanke de mayor transparencia y más comunicación . “Creo firmemente que la política monetaria es más eficaz cuando el púlbico entiende lo que la Fed está tratando de hacer y cómo proyecta hacerlo”, dirá.

 

Desde la crisis económica de 2008, la Fed viene aplicando una política monetaria ultra flexible, con una tasa de interés cercana a 0% y lanzando al menos tres ciclos de “flexibilización cuantitativa” (Quantitative Easing o QE), y no ha dejado de inyectar miles de millones de dólares de liquidez en el circuito financiero. Esta política de dinero fácil, que tiene por objetivo llevar las tasas a la baja, permitió que el banco central cuadruplicara la suma de activos que tenía hasta alcanzar los 3,8 billones de dólares.

 

Esta flexibilidad ha favorecido a Wall Street, que logró récords históricos, y contribuyó a la depreciación del dólar. Pero ha despertado la oposición de algunos legisladores republicanos, que temen que esta política alimente una burbuja financiera.

 

Para defenderse de quienes le critican su posición de “paloma” que podría descontrolar la inflación, ella recordará su papel – como actual vicepresidenta de la Fed — en la reciente adopción de un objetivo inflacionario de 2%.

 

Sobre regulación financiera, fijará su decisión a terminar con la teoría de “demasiado grande para caer”, un tema central para muchos de los senadores que la interrogarán, tanto demócratas como republicanos. “Me comprometo a usar el papel supervisor y regulador de la Fed para reducir el peligro de otra crisis financiera”, dira “Creo que tanto las reglas sobre capital y liquidez como la fuerte supervisión son herramientas importantes para terminar con el problema de instituciones financieras que se consideran “demasiado grandes para caer”.

 

En su intervención inicial, Yellen evita marcar un calendario preciso sobre la retirada de estímulos o dar cifras concretas sobre objetivos que guiarán la política monetaria. Wall Street la ve más “paloma” que Bernanke y sus primeras palabras parecen confirmarlo.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades