Wall Street: euforia por buenos balances y baja de crudos

En un rapto eufórico, las acciones neoyorquina recobraron cuatro semanas de pérdidas. Motivos: notable baja del petróleo, mejores noticias de la OPEP y expectativas de buenos balances trimestrales.

Los crudos retrocedieron notoriamente, luego de que Kuweit adelantase un menor ajuste –330.000 b/d, contra un millón inicialmente previsto- de cuotas productivas en la OPEP. Ello se debe a desbordes en la demanda mundial de hidrocarburos y problemas en Irak. Además, el recorte no sería en abril, sino en junio, si prosperan propuestas de Argelia, Qatar y la Unión de Emiratos Árabes, virtual vocero de Saudiarabia.

Entretanto, el departamento federal de Energía “descubrió” que las importaciones habían elevado 7% las menguadas reservas estratégicas de crudos en Estados Unidos. “Si la OPEP tomase en serio este oportuno anuncio, no ablandaría su postura”, señalaban en el mercado londinense.

Así, en Nueva York los crudos livianos con entrega en mayo ceden a US$ 35,60 el barril. Ello significa 3,8% de baja en la rueda y 5,4% en la semana.

En el plano bursátil, los repuntes tal vez hayan sido desmedidos. Al cierre, se registraban alzas de 1,65% (Standard&Poor’s 500), 1,7% (Dow Jones industrial) y 2,8% (Nasdaq compuesto). En el último caso, los propios analistas no acertaban a encontrar explicaciones convincentes. Algo débil, el euro cedía a US$ 1,214.

Amén de buenas expectativas sobre balances trimestrales, influyó un informe del departamento de Trabajo. Según esta fuente, la semana pasada la cantidad de nuevos desocupados –es decir, gente que solicita el subsidio por vez primera- fue del 339.000. No obstante, supera levemente la menor en tres años (338.000, la segunda semana de marzo).

Pese a que, de todos modos, el desempleo nuevo siga subiendo, gurúes y operadores “leen” esa estadística como señal de que la economía sigue creciendo. Influye en esta actitud el abierto apoyo de Wall Street a la reelección de George W.Bush.

Por su parte, el departamento de Comercio produjo la estimación final sobre producto bruto interno durante el IV trimestre de 2003. Confirmado presunciones anteriores, este indicador marca +4,1% de ritmo anualizado (frente a +7,2% en el III trimestre).

Los crudos retrocedieron notoriamente, luego de que Kuweit adelantase un menor ajuste –330.000 b/d, contra un millón inicialmente previsto- de cuotas productivas en la OPEP. Ello se debe a desbordes en la demanda mundial de hidrocarburos y problemas en Irak. Además, el recorte no sería en abril, sino en junio, si prosperan propuestas de Argelia, Qatar y la Unión de Emiratos Árabes, virtual vocero de Saudiarabia.

Entretanto, el departamento federal de Energía “descubrió” que las importaciones habían elevado 7% las menguadas reservas estratégicas de crudos en Estados Unidos. “Si la OPEP tomase en serio este oportuno anuncio, no ablandaría su postura”, señalaban en el mercado londinense.

Así, en Nueva York los crudos livianos con entrega en mayo ceden a US$ 35,60 el barril. Ello significa 3,8% de baja en la rueda y 5,4% en la semana.

En el plano bursátil, los repuntes tal vez hayan sido desmedidos. Al cierre, se registraban alzas de 1,65% (Standard&Poor’s 500), 1,7% (Dow Jones industrial) y 2,8% (Nasdaq compuesto). En el último caso, los propios analistas no acertaban a encontrar explicaciones convincentes. Algo débil, el euro cedía a US$ 1,214.

Amén de buenas expectativas sobre balances trimestrales, influyó un informe del departamento de Trabajo. Según esta fuente, la semana pasada la cantidad de nuevos desocupados –es decir, gente que solicita el subsidio por vez primera- fue del 339.000. No obstante, supera levemente la menor en tres años (338.000, la segunda semana de marzo).

Pese a que, de todos modos, el desempleo nuevo siga subiendo, gurúes y operadores “leen” esa estadística como señal de que la economía sigue creciendo. Influye en esta actitud el abierto apoyo de Wall Street a la reelección de George W.Bush.

Por su parte, el departamento de Comercio produjo la estimación final sobre producto bruto interno durante el IV trimestre de 2003. Confirmado presunciones anteriores, este indicador marca +4,1% de ritmo anualizado (frente a +7,2% en el III trimestre).

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades