¿Una oportunidad para el repunte del turismo?

La capacidad adquisitiva de los argentinos para realizar turismo internacional se redujo 38% en el último año. Situación que ya se evidenciaba antes de la paralización de los flujos turísticos mundiales.

11 diciembre, 2020

Respecto de fines 2017 bajó en 65% (caso de ingresos equivalentes a dos salarios industriales) por efecto combinado de devaluaciones y recargos tributarios, llevando al turismo emisivo a su mínima expresión, según se explica en el último informe del IERAL de la Fundación Mediterránea, con la firma de Marcelo Capello y Marcos Cohen Arazi.

De examinar la evolución de capacidad de compra y flujos turísticos en años previos, se desprende que en el futuro si se quisiera eliminar el impuesto PAIS y el recargo impositivo a los consumos en el extranjero, podría darse un boom de turismo emisivo, incluso si se acompañara con una devaluación.

Para los turistas brasileños y chilenos, el contexto actual de precios relativos favorece el turismo en Argentina (valiéndose de las cotizaciones alternativas del dólar), aunque esta decisión no está guiada solo por los precios; su poder de compra creció 35% y 81%, respectivamente.

De este modo, cuando se normalice el turismo, Argentina podría tener una balanza relativamente equilibrada.

La capacidad adquisitiva en turismo internacional

En un marco de completa paralización del turismo global durante todo el 2020, con tibias recuperaciones en algunos mercados del mundo, los turistas del planeta analizan sus posibilidades de viajar a corto o mediano plazo.

Para ello, examinan especialmente la evolución de la situación sanitaria y, especialmente los argentinos, el costo de viajar. Por ello resulta interesante analizar cómo evolucionó la capacidad adquisitiva de los argentinos para realizar turismo internacional, teniendo en cuenta los cambios salariales, las modificaciones en el tipo de cambio, la tributación, y también la aparición del impuesto PAIS y la percepción de impuesto a las ganancias a los consumos turísticos.

Sin lugar a dudas, en la situación actual el turismo de los argentinos en el exterior resulta muy oneroso, y podría favorecer el turismo interno. A continuación, se examina la evolución del poder de compra de los argentinos en relación con el consumo potencial de servicios turísticos en el exterior, a fin de dimensionar el fenómeno.

A tal fin, se examinan casos alternativos: salario industrial y un salario equivalente al doble del salario industrial. Para analizar las incidencias del impuesto a las ganancias se establecen dos situaciones: soltero o casado con hijos.

En el análisis se consideran los Informe de Coyuntura del IERAL – 10 de Diciembre de 2020 -, efectos de la suba salarial nominal, la suba del dólar, la presión tributaria del impuesto a las ganancias, los recargos a los consumos en dólares.

En síntesis, pueden verse diferentes etapas en la evolución de esta capacidad adquisitiva en las últimas décadas:

  • La devaluación de año 2002 que redujo más de 70% el salario para turismo, un fenómeno generalizado que afectó a toda la economía.
  • El crecimiento salarial sostenido en dólares (salvo por la devaluación del año 2009) entre 2002 y 2012, que llevó a una capacidad adquisitiva entre 60% y 77% más elevada en ese último año que la que había a finales de 2001 (la diferencia se debe a cambios en la presión tributaria sobre personas).
  • La caída en la capacidad de compra provocada por la devaluación del 2014, sumado a los recargos al turismo emisivo que se aplicaron en el periodo 2012- 2015 (que por otra parte generaron mayor atraso cambiario).
  • La remontada de capacidad adquisitiva 2015-2017, que ocurrió por efecto combinado de devaluación, acompañada de la normalización del mercado de cambios y posterior atraso cambiario, que llevó a la capacidad de compra en términos de turismo internacional a máximos históricos en tres décadas (incluyendo los ’90).
  • La turbulencia de los años 2018-2020, tanto en términos cambiarios como en lo relativo a la reintroducción de recargos al consumo en dólares, que representó una brusca caída de la capacidad de compra.
  •  En el caso de la capacidad de compra del salario industrial para hacer turismo internacional, en el último año se redujo 38% en el caso de solteros y 37% en el caso de casados con hijos, y respecto de fines 2017 se redujo 65%. Así, la capacidad de compra actual es comparable al de comienzos de 2006.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades