Un ciberrobo global a cajeros afectó a 27 países

Ya no se necesitan pistolas y máscaras para desvalijar cajeros automáticos en Manhattan. Con tarjetas del tipo Mastercard, ordenadores y programas maliciosos, ciberladrones se alzaron con cerca de 45 millones de dólares en 36 mil cajeros de 27 países.  

Fue la reflexión de la fiscal neoyorquina Loretta Lynch al analizar el informe de este ciberataque global que se ejecutó sobre 36 mil cajeros automáticos y se está investigando en una quincena de países, entre ellos España, Canadá y Japón.
Sólo en Nueva York en concreto se retiraron casi 3 millones dólares en sendos golpes, lo que lo convierte en el segundo mayor robo bancario en la historia de la ciudad.
En la operación participaron, que se sepa en este momento, ocho individuos. Son sólo los integrantes de una célula en EE.UU. Siete de ellos están bajo arresto. Pero los investigadores advierten de que se trata de un crimen financiero mucho más complejo y de dimensión global. El motín se valora en un total de 45 millones de dólares.
El modus operandi de los responsables de la trama criminal consistió en acceder primero a los sistemas de entidades en Oriente Medio para hacerse con datos de las tarjetas de débito y pasar después esa información a los individuos que ejecutaban el asalto al pie de cajero, con tarjetas emitidas por el National Bank of Ras Al-Khaimah de Emiratos Ãrabes y del Bank of Muscat en Oman. 
El objetivo del ataque fueron tarjetas de débito prepagas. Los autores del asalto lograron manipular el límite con el que se podía sacar dinero del cajero, por lo que se teme tuvieron un acceso importante a los sistemas de los bancos. Así los equipos que tenían en la calle podían sacar la mayor cantidad de dinero posible antes de que el sistema se bloqueara. 
Mastercard asegura que su red nunca estuvo en compromiso, aunque está trabajando con la investigación para ayudar a desmantelar la trama.
 “Las nuevas tecnologías y el rápido crecimiento de Internet eliminó las fronteras tradicionales del crimen financiero”, señaló Steven Hughes, uno de los agentes que participaron en la operación de derribo de la trama.
Como señalan los expertos en crímenes financieros de este tipo, los hackers solo necesitan encontrar una vulnerabilidad en el sistema para causar daños de millones de dólares en tan solo un par de días. 
 Se cree que el centro operativo está fuera de EE.UU. En total se hicieron 40.500 operaciones de retirada de dinero en 27 países. Es el mayor robo en cajero que se ha visto, dicen las autoridades. 
El primer asalto se ejecutó a finales de diciembre del año pasado, en el que se robaron cerca de cinco millones de dólares. Y actuaron de nuevo en febrero, donde las pérdidas se estiman en 40 millones. 
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades