Tips para ahorrar en estas vacaciones

Planificación, comida casera y mucho ahorro entre los tips que necesitamos para que irnos de vacaciones no sea un infierno financiero. Por Matías Castro. 

30 noviembre, 2015

La llegada del verano representa el inicio de las vacaciones para gran parte de los argentinos, y para esos mismos argentinos vacacionar es sinónimo de viajar. Pero más allá de ser un momento de ocio, el descanso anual representa un gasto importante y con una combinación de ahorros, el sueldo y medio aguinaldo de fin de año e incluso el plus vacacional a veces las finanzas no gozan de buena salud cuando retornamos para comenzar un nuevo año. Nicolás Litvinoff, economista y Director de www.estudinero.net, comparte algunos secretos para que las vacaciones de verano no nos cobren con intereses por el resto del año.

 

El economista asegura que para no descuidar las finanzas personales, una persona debería destinar entre el 10 y 15% de todos los ingresos generados durante el último año. Esto equivale a 2,6 salarios para una persona en relación de dependencia, si se consideran los 13 sueldos con el medio aguinaldo de julio y de diciembre. Ese es un presupuesto base para disfrutar de unas buenas vacaciones sin demasiadas preocupaciones a la vuelta. Si compartimos gastos, la misma cifra aplica para ambos contribuyentes. Por otro lado, el Litvinoff asegura que elaborar un presupuesto previo al viaje es importante. “Tenemos que tener un prepuesto que incluya viáticos y transporte y que sea lo más detallado posible. También conviene dividirlo en gastos primarios y secundarios. Los gastos primarios son pasajes, estadía, excursiones o actividades y traslado. Los secundarios son los que involucran regalos, compras y comida. Es decir, todos los gastos en el lugar. La suma de esos dos presupuestos nos da el presupuesto total. Es recomendable hacer el presupuesto día por día” explica el economista. No es aconsejable la opción de endeudarse para viajar (comprar el viaje en cómodas cuotas), por un tema de costos (altos intereses) y hasta de “salud mental” (el viaje se consume en 15 días y luego hay que trabajar todo el año para pagarlo).

 

Los viajeros de buen comer tiene que ser más que cuidados. “La comida se lleva el 60% del presupuesto vacacional. Eso es porque comemos mucho afuera y si planificamos eso, por ejemplo alquilando departamentos con cocina, vamos a ver un ahorro importante. En la playa argentina y en el exterior, la diferencia entre ir al supermercado y cocinar en casa o comer afuera puede llegar a un 200%.” cuenta Litvinoff. Esta diferencia puede transformar unas vacaciones de una semana en una de diez o doce.

 

El economista se define a sí mismo como un impulsor del modelo hágalo-usted-mismo. “La opción más popular pero también la más costosa es la de comprar directamente un paquete armado. Pero también existe otra posibilidad mucho más económicaque tiene además la ventaja de poder manejar los tiempos y vincularse más con la gente del lugar y es el hágalo-usted-mismo” explica Nicolás Litvinoff. “Internet es un canal ágil y gratuito para averiguar cualquier precio, desde la habitación de un hotel 3 estrellas en Salta hasta el alquiler de un auto en Mendoza. Contactarse con las entidades municipales de turismo del lugar también puede ser una buena idea, ya que allí informan sobre actividades y excursiones, pases con descuentos para numerosos lugares de atractivo turístico y alternativas convenientes.” Esto con internet es muy fácil y permite ahorrar hasta un 30 o 40% porque salteamos a los intermediarios.

 

Hombre precavido vale por dos, dice el dicho. Y asegurarse un aterrizaje financiero lo más cómodo posible facilita que el sabor de las vacaciones nos dure un poco más.

 

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades