Superávits financiero, primario y económico para Córdoba

Las cuentas públicas de la Administración General de Córdoba tuvieron en 2014 un superávit financiero de $1.292,7 millones, comportamiento que se repitió en los resultados económico y primario, según ASAP.

En el informe de ejecución del presupuesto del gobierno de la provincia de Córdoba, acumulada al cuarto trimestre de 2014, que elaboró la Asociación Argentina de Presupuesto se detalla que los ingresos percibidos en el período sumaron $50.825,1 millones y los gastos devengados, $49.532,4 millones.

 

Durante 2014, el ritmo de crecimiento de los gastos estuvo por encima del de los recursos, manifestándose un deterioro en los indicadores de resultado (que mantuvieron su signo positivo) con relación a 2013, a excepción del resultado económico, que exhibió una mejora.

 

El comportamiento de las cuentas fiscales registrado a lo largo del año 2014 se sustentó en las elevadas tasas de crecimiento de los recursos, especialmente en el último trimestre del año, impulsadas por los cambios tributarios incorporados, junto con la dinámica que presentaron aquellos tributos asociados al nivel de actividad económica.

 

Por el lado de los gastos, la tasa de expansión de los mismos se explicó mayormente por la fuerte incidencia del gasto en personal y de otros de características rígidas, junto con la recuperación del gasto de capital.

 

El total de recursos recaudados de la Administración General presentó un crecimiento de 38,4% con relación al año anterior.

 

Los ingresos corrientes aumentaron el 38,0%, mientras que los de capital lo hicieron a una tasa del 53,3% interanual, estos últimos siguiendo principalmente la evolución de los provenientes del Fondo Federal Solidario.

 

En cuanto a los recursos tributarios con los que cuenta la Provincia, se advierte una estructura tributaria altamente dependiente de la dinámica de la recaudación nacional y de tributos provinciales atados al nivel de actividad económica.

 

Los recursos tributarios propios recaudados aumentaron un 41,4% con relación al año anterior. Resultó determinante sobre este desempeño la evolución de la recaudación del Impuesto sobre los Ingresos Brutos (43,0% i.a.), que explicó el 83% del crecimiento interanual total de la recaudación.

 

La recaudación del impuesto Inmobiliario se incrementó un 41,4% i.a., mientras que más moderados resultaron los aumentos registrados en el impuesto a los Sellos (34,8% i.a.), con una menor participación relativa dentro del total, y Patente Automotor (24,6% i.a.).

 

Se infiere que la performance de estos impuestos estuvo influenciada por las nuevas medidas impositivas dispuestas a partir de la Ley Impositiva Provincial 2014 N° 10.178, dictadas con el objetivo de sostener la recaudación provincial, situación que también se viene reflejando últimamente en otras provincias como respuesta al deterioro de sus cuentas fiscales.

 

De manera complementaria, y con el mismo objetivo, se señala la aplicación de los Documentos de Obligaciones Fiscales II (DoCOF II), instrumento que permitió cancelar obligaciones vencidas, con la posibilidad de abonarlas también mediante un régimen de pago (Decreto provincial N°259/14), junto con la implementación en el mes de noviembre de un nuevo Régimen Excepcional de Regularización de deudas (Decreto provincial N°1.151/14) correspondientes a los impuestos Inmobiliario (urbano y rural), Automotor, Ingresos Brutos e Impuesto de Sellos, vencidas al 31 de octubre de 2014.

 

Por último, se entiende que el ritmo de la actividad económica determinó el desempeño de aquellos tributos dependientes de la misma.

 

En lo que se refiere al gasto, el ritmo de expansión marca un crecimiento de 42,0%, variación significativamente mayor a la interanual de 35,3% verificada al cierre del ejercicio fiscal 2013.

 

Las Transferencias Corrientes y las Remuneraciones al Personal figuran entre los conceptos más dinámicos y explican, a su vez, el 89,0% del incremento en términos absolutos de los gastos corrientes (crecen 41,9% y 39,7% i.a., respectivamente).

 

En el primer caso el aumento se reflejó mayormente en las destinadas a municipios y comunas con motivo del Régimen Provincial de Coparticipación de Impuestos, y en las realizadas al sector privado por el aporte estatal a las instituciones de enseñanza privada.

 

Por su parte, el crecimiento en las Remuneraciones respondió a la plena incidencia de las mejoras salariales dispuestas a lo largo de 2013 y 2014. El Gasto de Capital presentó un importante aumento porcentual (65,7% i.a.) que acompañó al incremento en el peso relativo que éste adquirió a lo largo de 2013, tendencia que también se mantuvo en 2014.

 

El mismo se destinó, fundamentalmente, a la ejecución de obras públicas de carácter vial (financiadas mediante los ingresos derivados de la Tasa Vial Provincial).

 

Con respecto a la evolución del Presupuesto a lo largo del año 2014, las autoridades efectuaron diversas modificaciones presupuestarias que ampliaron los montos previstos originalmente en un 11,5%.

 

Algunas partidas mostraban insuficiencias en sus valores iniciales, por lo que tales modificaciones permitieron adecuar los presupuestos a los montos ejecutados. Tal es el caso de las Remuneraciones y las Transferencias Corrientes que fueron los rubros que recibieron el mayor incremento presupuestario en términos absolutos.

 

La relación entre la ejecución de los gastos en 2014 y el Presupuesto final reflejó un nivel de cumplimiento promedio de 98,0% (de no haberse rectificado el Presupuesto aprobado dicho porcentaje hubiera resultado de 109,3%).

 

Las Remuneraciones al Personal presentaron el mayor porcentaje relativo (99, El análisis por finalidad y función refleja porcentajes de ejecución con leves grados de disparidad respecto al promedio.

 

Así, mientras que las finalidades Deuda Pública y Servicios Sociales (98,9% y 98,8%, respectivamente) presentaron los mayores porcentajes relativos; Servicios de Seguridad y Justicia (97,5%) y Administración Gubernamental (97,5%) registraron un desempeño global más moderado.

 

La finalidad Servicios Económicos presentó el menor porcentaje de ejecución (96,4%), ya que aquí los gastos de capital tienen un mayor peso relativo.

 

A su vez, desde el punto de vista de las variaciones interanuales, las finalidades Servicios Sociales y Administración Gubernamental explicaron, en conjunto, más del 68% del aumento interanual en 2014.

 

La finalidad Servicios Económicos contribuyó con un 14,5% adicional e impactó sobre ella la dinámica que presentó el gasto vinculado a infraestructura vial.

 

En cuanto a la clasificación institucional, el 86,7% del total del gasto realizado durante 2014 se concentró en siete jurisdicciones de la Administración General: Ministerio de Educación, jurisdicción Gastos Generales de la Administración, Ministerio de Gobierno y Seguridad, Ministerio de Salud, Poder Judicial, Ministerio de Infraestructura y Ministerio de Finanzas. En la mayoría de ellos, repercute especialmente la atención de gastos salariales.

 

Las transferencias a municipios y comunas explican también el nivel de gasto de la jurisdicción Gastos Generales de la Administración; mientras que en el Ministerio de Infraestructura y en el Ministerio de Finanzas predomina el comportamiento del gasto de capital asociado a obras viales y a los aportes a la Agencia Córdoba de Inversión y Financiamiento S.E.M., respectivamente.

 

La distribución de recursos a municipios y comunas, de acuerdo a la coparticipación provincial, reproduce en gran medida la dinámica de la recaudación provincial y del desempeño de los impuestos nacionales asociados, los cuales conforman la masa coparticipable de libre disponibilidad.

 

En el período bajo análisis, los recursos coparticipados por la Provincia representaron el 81,1% con un crecimiento interanual de 39,9%.

 

A ellas, se suman también los aumentos en los fondos administrados por la Provincia, en especial el Fo.FiN.DeS., y del Fondo Federal Solidario. Así, el incremento interanual del conjunto de transferencias en el período bajo análisis fue de 39,7% (unos $1.992,5 millones más que en 2013) pero por debajo del crecimiento interanual de 40,8% registrado al finalizar el año 2013.

 

El stock de deuda pública consolidada al 31 de diciembre de 2014 (incluyendo la deuda de la Agencia Córdoba Inversión y Financiamiento SEM, ACIF) alcanza los $14.510,0 millones y la deuda flotante los $4.782,6 millones (de los cuales $536,8 millones correspondieron a obligaciones impagas del ejercicio 2013). En 2014, la deuda creció 8,1% siguiendo la evolución de la deuda de ACIF (que se incrementó 22,4%). Sin contar la misma, la deuda pública cae 3,3% principalmente por la disminución en las acreencias con el Gobierno Nacional.

 

Entre los principales acreedores, se encuentra el Gobierno Nacional con el 36,6% del stock de deuda pública total y los acreedores de la Agencia Córdoba Inversión y Financiamiento S.E.M. (ACIF), que representaron el 50,3% del total.

 

Con respecto al primero, el monto corresponde casi íntegramente al saldo por refinanciación de deudas con la Nación, en el marco del Programa de Desendeudamiento de las Provincias Argentinas.

 

A lo largo del período 2003 – 2014 se verifica una evidente mejora en la exposición financiera del Estado provincial.

 

El stock de deuda consolidada con relación a los ingresos totales continúa su tendencia histórica decreciente, al pasar de representar el 205,5% de los ingresos totales en 2003, a 28,5% en 2014.

 

El stock de deuda provincial en términos del PBG para los años 2003 – 2013 (último dato del PBG disponible) exhibió una continua reducción hasta el año 2008, un moderado incremento en 2009 (11,4%) para alcanzar la proporción de 1 dígito desde 2011.

 

Por último, la ejecución consolidada de la Administración Pública No Financiera durante 2014 arrojó un Resultado Financiero de $1.246,1 millones.

 

Sobre este monto, impactó mayormente el superávit registrado en las cuentas de la Administración General, por lo que el comportamiento de los recursos y gastos totales estuvo determinado por la dinámica que presentó este sector.

 

La Administración General realizó transferencias a los otros dos sectores (contribuciones figurativas) por un monto de $3.621,1 millones, de los cuales $3.153,5 millones correspondieron a los aportes a las cuatro Agencias mencionadas, especialmente la ACIF.

 

De no contemplar tales transferencias, el superávit de la Administración General habría sido de $4.913,8 millones; mientras que los Organismos Descentralizados e Instituciones de la Seguridad Social habrían exhibido un déficit financiero de $2.796,9 y $870,8 millones, respectivamente.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades