Suiza: acusaciones sobre seis bancos

Tras una disposición por la que la banca debe informar a las autoridades cualquier ingreso de dinero cuyo origen sea dudoso, la CFB investigó a 17 entidades.

4 septiembre, 2000

(EFE).- La Comisión Federal de Bancos (CFB), un organismo gubernamental suizo, criticó hoy (lunes 4) a seis bancos de este país por violar, “aunque no gravemente”, su obligación de informar de ingresos masivos de dinero de procedencia dudosa.

La Comisión lanzó esta acusación a raíz de la investigación que se lleva a cabo sobre la fortuna del ex dictador nigeriano Sani Abacha que llegó a depositar en Suiza al menos us$ 660 millones que ahora están congelados a la espera de una decisión judicial sobre su destino.

Desde abril del año pasado, los bancos suizos tienen la obligación de informar a las autoridades de los ingresos de dinero que se sospeche que pueda ser fruto de la corrupción, el tráfico de drogas u otra procedencia delictiva.

Según la CFB, de 17 bancos investigados seis cometieron una violación de las normas aunque “no en un nivel de gravedad que justifique medidas incisivas”.

Entre estos bancos está uno de los principales del país, el Grupo Credit Suisse, que aceptó fondos procedentes del dictador por valor de US$ 214 millones.

El banco se defendió hoy mismo de la acusación explicando que “colaboró con la Comisión en el conjunto de la investigación”, y agregó que “no necesitamos este tipo de fondos para garantizar el éxito de nuestros negocios”.

El Credit Suisse, cuya filial de gestión de fortunas personales, Credit Suisse Private Banking, fue la implicada, comentó también en su comunicado que el caso Abacha ha demostrado que Suiza tiene los mecanismos adecuados para luchar contra los abusos de quienes usan su centro financiero para el blanqueo de dinero.

La Comisión nombró también a Credit Agricole, Indosuez y Union Bancaire Privée como bancos que no cumplieron totalmente con sus obligaciones.

En cambio, los bancos que actuaron con mayor apego a la legalidad fueron UBS, el mayor de suiza, Banco del Gottardo, Citibank, Goldmann Sachs y Merrill Lynch.

Los fondos del ex dictador, gestionados por gente de su entorno, fueron depositados también en otros centros financieros internacionales, según la CFB, que no los nombra en ningún caso.

Precisamente hoy se anunció la creación, en la Asociación de Banqueros Suizos, de una comisión especial que se encargará de coordinar los esfuerzos para defender el centro financiero suizo de los ataques que últimamente sufre y que le han acarreado “una mala prensa”.

En los últimos años ha habido una serie de escándalos que han puesto en entredicho la honestidad y limpieza de la banca suiza como el caso de las cuentas de judíos víctimas del holocausto, que los bancos no querían restituir a sus herederos, o las denuncias del uso de este país por delincuentes cuya fortuna procede de la corrupción, el tráfico de drogas u otras actividades delictivas.

(EFE).- La Comisión Federal de Bancos (CFB), un organismo gubernamental suizo, criticó hoy (lunes 4) a seis bancos de este país por violar, “aunque no gravemente”, su obligación de informar de ingresos masivos de dinero de procedencia dudosa.

La Comisión lanzó esta acusación a raíz de la investigación que se lleva a cabo sobre la fortuna del ex dictador nigeriano Sani Abacha que llegó a depositar en Suiza al menos us$ 660 millones que ahora están congelados a la espera de una decisión judicial sobre su destino.

Desde abril del año pasado, los bancos suizos tienen la obligación de informar a las autoridades de los ingresos de dinero que se sospeche que pueda ser fruto de la corrupción, el tráfico de drogas u otra procedencia delictiva.

Según la CFB, de 17 bancos investigados seis cometieron una violación de las normas aunque “no en un nivel de gravedad que justifique medidas incisivas”.

Entre estos bancos está uno de los principales del país, el Grupo Credit Suisse, que aceptó fondos procedentes del dictador por valor de US$ 214 millones.

El banco se defendió hoy mismo de la acusación explicando que “colaboró con la Comisión en el conjunto de la investigación”, y agregó que “no necesitamos este tipo de fondos para garantizar el éxito de nuestros negocios”.

El Credit Suisse, cuya filial de gestión de fortunas personales, Credit Suisse Private Banking, fue la implicada, comentó también en su comunicado que el caso Abacha ha demostrado que Suiza tiene los mecanismos adecuados para luchar contra los abusos de quienes usan su centro financiero para el blanqueo de dinero.

La Comisión nombró también a Credit Agricole, Indosuez y Union Bancaire Privée como bancos que no cumplieron totalmente con sus obligaciones.

En cambio, los bancos que actuaron con mayor apego a la legalidad fueron UBS, el mayor de suiza, Banco del Gottardo, Citibank, Goldmann Sachs y Merrill Lynch.

Los fondos del ex dictador, gestionados por gente de su entorno, fueron depositados también en otros centros financieros internacionales, según la CFB, que no los nombra en ningún caso.

Precisamente hoy se anunció la creación, en la Asociación de Banqueros Suizos, de una comisión especial que se encargará de coordinar los esfuerzos para defender el centro financiero suizo de los ataques que últimamente sufre y que le han acarreado “una mala prensa”.

En los últimos años ha habido una serie de escándalos que han puesto en entredicho la honestidad y limpieza de la banca suiza como el caso de las cuentas de judíos víctimas del holocausto, que los bancos no querían restituir a sus herederos, o las denuncias del uso de este país por delincuentes cuya fortuna procede de la corrupción, el tráfico de drogas u otras actividades delictivas.

Notas Relacionadas
Tapa octubre 2019

Suscripción Digital

Tapa octubre 2019

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades