Santander adquiere al frágil Banco Popular

 El banco que preside Ana Botín adquirió la entidad –que estaba en difícil  situación- por  € 1, pero deberá inyectarle € 7 mil millones para capitalizarlo. Algo que provoca alguna inquietud entre los accionistas del comprador (hecho el anuncio, las acciones cayeron 3%).

La adquisición se produce tras la subasta llevada a cabo por el Fondo Único de Resolución (FUR) y el FROB en la que Santander fue seleccionada como entidad adjudicataria. Como resultado, la resolución de Banco Popular se efectuará sin ayudas públicas.

La entidad resultante será la mayor de España en cuota de mercado en créditos y depósitos, con17 millones de clientes. En Portugal, Santander Totta tendrá más de 4 millones de clientes.

Para fortalecer el balance del Popular, Santander hará una ampliación de capital de 7.000millones. Los accionistas de Banco Santander tendrán derecho de suscripción preferente.

Se espera que la operación genere un retorno sobre la inversión del 13-14% en 2020 y un crecimiento del beneficio por acción en 2019.

Santander mantiene los objetivos comerciales y financieros para 2017-2018, incluidos el incremento del beneficio por acción, del dividendo por acción, del valor neto tangible por acción y del capital. Sus autoridades confían en que la operación acelere el crecimiento de los principales indicadores de negocio del Grupo en 2019 y años posteriores.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades