Repuntará este año el superávit comercial

Por la reciente depreciación del peso y la contracción esperada para el PIB que afectará las importaciones, en 2014 el superávit comercial cortaría su tendencia a la baja y crecería un 3,1% con relación a 2013, según abeceb.com. 

10 febrero, 2014

El saldo comercial favorable estaría en torno de los US$9.300 millones al cierre del año, por lo que seguirá siendo el único factor genuino de entrada de divisas, aunque en los últimos años haya ido perdiendo relevancia en relación al PIB de forma gradual, sostiene el reporte de abeceb.com. 

Si bien se trata de un modesto avance esperado, este resultado cortaría con una tendencia de varios años de reducción del superávit comercial, añade.

En 2014, el comercio total de Argentina con el resto del mundo se contraerá tanto por un menor valor de exportaciones como de las compras externas. Con un escenario local recesivo y precios internacionales, a la baja se espera que el intercambio total caiga 2,1%.

En cuanto a las exportaciones, si bien se espera que el volumen de ventas externas agropecuarias se incremente (en particular por las mayores colocaciones de porotos de soja), la evolución adversa de los precios internacionales conducirá a una disminución del valor total de las mismas. Adicionalmente, una menor producción de maíz afectará negativamente los envíos de este cereal.

El sector automotor, por su parte, no traccionará las exportaciones industriales como el pasado año, al punto que se proyecta una caída de las ventas externas de 3,4% en 2014.

 

Tampoco mostrarán dinamismo las colocaciones de Biodiesel. En línea con lo ocurrido en 2013 y debido a las nuevas restricciones impuestas por los mercados europeos, las exportaciones del biocombustible caerán un 51%.

Por el lado de Combustibles, Lubricantes y Energía se espera que la producción de petróleo continúe disminuyendo este año, reduciendo aún más los saldos exportables (-29%). 

Finalmente, debe evaluarse el posible impacto de la reciente devaluación del peso sobre el flujo de exportación.

 

En primer lugar, un valor nominal del peso más alto podría desincentivar la acumulación de stocks de granos por parte de productores y acopiadores, aunque tal comportamiento aún no se ha verificado debido a la incertidumbre en torno al valor futuro del tipo de cambio. 

Mientras tanto, la competitividad ganada por la devaluación no impactaría sobre las colocaciones de los principales complejos exportadores cuya dinámica es poco sensible a las variaciones del tipo de cambio. Aunque sí podría esperarse un impacto positivo sobre las ventas externas de ciertos productos regionales, lo que sin embargo dependerá de cómo se traslade en el futuro la variación del tipo de cambio a los costos internos.

Por el lado de las importaciones y previendo que el PIB se contraerá en 2014, se espera que las mismas caigan un 2,3%. La disminución se concentrará en el rubro Manufacturas de Origen Industrial en la medida que se estima que la compra de Combustibles, Lubricantes y Energía crecerá un 17%. 

En este sentido, debido a la escasez de divisas no debería observarse en 2014 una relajación de los controles sobre las compras externas, aunque dados los objetivos del actual equipo económico se anticipa que se dará prioridad a las demandas de insumos y componentes al momento de liberar permisos de importación.

El aumento de las importaciones y la caída de las exportaciones conducirán a una profundización del déficit energético, el cual se espera que alcance los US$9.000 millones.

Como resultado de lo anterior se espera que el superávit comercial se posicione al cierre del 2014 en US$9.300 millones, lo que representa una mejora de 3,1% en relación al excedente del año previo.

 

Si bien la variación no es elevada, corta una tendencia de reducción del superávit que se estaba profundizando año a año, debido a una combinación de apreciación de la paridad real y crecimiento de la demanda interna.

 

De esta manera, seguirá funcionando como el único factor genuino de entrada de divisas, aunque en los últimos años haya ido perdiendo relevancia en relación al PIB de forma gradual, concluye abeceb.com.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades