“Perfiles y habilidades” en logística y comercio exterior

Expertos del Cono Sur y España, integrantes de Movant Connection, la comunidad de estudiantes, profesionales y organizaciones vinculadas al sector, se refirieron a las principales aptitudes requeridas para quienes se desempeñan en actividades vinculadas a las cadenas de abastecimiento.  

Miembros de Movant Connection, comunidad de logística y comercio exterior con presencia en Cono Sur y España, realizaron, como todos los meses, una nueva publicación colaborativa, en este caso enfocada en “Profesionales en logística y comercio exterior, perfiles y habilidades”.

En ese marco, Javier Carrizo, director de Movant Connection,consideró: “Los equipos son lo más importante que tienen las organizaciones. Por eso, resulta clave que los profesionales evolucionen de forma constante”.

En ese sentido, remarcó que la actualización tecnológica es sumamente importante como herramienta para alcanzar los niveles de eficiencia y agilidad que demandan los mercados, pero “nunca deben olvidarse los conceptos de liderazgo y compromiso, sobre todo en actividades vinculadas con la gestión de la cadena de abastecimiento”.

“Son tiempos de nuevos paradigmas, en los que es preciso aceptar el desafío de desarrollarnos profesionalmente en contextos cambiantes, por lo que no se trata simplemente de adquirir nuevos conocimientos o habilidades, sino de afrontar un verdadero cambio cultural”, opinó.

Para Cristina Sánchez (España), especialista en comunicación para el sector logístico, los profesionales del sector deben contar con ciertas habilidades y conocimientos específicos. “La tecnología y la digitalización se presentan como saberes ineludibles para que los profesionales puedan adaptarse a los cambios que cada vez con mayor frecuencia se producen en los mercados, y deben saber cómo dotar a las empresas de las tecnologías necesarias para conseguir mayor trazabilidad y un mejor nivel de servicio final para sus clientes”.

En cuanto a las habilidades, precisó que “se necesitan líderes logísticos que lleven la batuta, directores de orquesta que marquen la hoja de ruta en sus empresas, porque finalmente desarrollan una labor que es fundamental y tienen que ser capaces de dar respuesta a las necesidades del mercado, que hoy en día casi siempre están relacionadas con los servicios que ofrece la logística”.

Según María Luz Carreño (Chile), ejecutiva logística, un profesional del rubro debe saber idiomas, inglés como primordial por ser universal y que, en muchos casos, saber chino es también “muy bien recibido”. Asimismo, evaluó que debe conocer muy bien cómo funciona su país en cuanto a aduanas, reglas tributarias, reglamentos viales, características geográficas, etc. También saber cuáles son las herramientas informáticas tales como SAP, Excel, Power Bi, entre otras. “Y finalmente, lo más importante, saber relacionarse con los demás, generar empatía y saber trabajar en equipo”, remarcó.

De acuerdo con Alan Roullier (Argentina), ejecutivo de una importante cadena de retail, la flexibilidad y la polivalencia son las aptitudes más importantes para el sector logístico, ya que “trabajamos en un área muy dinámica y con constantes cambios que afectan el desarrollo de nuestras tareas, desde una nueva ley o controles a grandes empresas, hasta problemas climáticos que afectan una cosecha; todas esas cuestiones nos influyen en cambios que tenemos que realizar en nuestros procesos diarios y precisamos de una adaptación rápida para poder hacerlos”.

Por su parte, Alexander Cardozo Machado (Uruguay), desde su rol de formador y consultor en logística, señaló que “el crecimiento sostenido de nuestra realidad pasa por reforzar la visualización de oportunidades, entender que debemos encontrar líderes en el camino. Hablo de llevar a nuestros equipos donde ellos solos nunca podrían llegar”.

Disponibilidad de profesionales especializados

Considerando los grandes avances que registró la actividad logística en los últimos años, la disponibilidad de profesionales capaces de asumir los nuevos retos resulta fundamental.

En ese sentido, Roullier consideró que, si bien existe falta de profesionales para cubrir el mercado laboral, se trata de un área que se basa mucho en la experiencia, por lo que incluso personas que no se han profesionalizado pueden cubrir muchos cargos, tanto jerárquicos como no. “Al ser un mercado dinámico, también veo necesaria una capacitación constante que incluya el nuevo paradigma en el que nos encontramos, un E-commerce que evolucionó en el último tiempo, sumado a una planificación de la demanda muy cambiante”.

Al respecto, Cardozo Machado propuso una visión más amplia de las necesidades del sector: “Deberíamos realmente proponer el modelo Supply Chain, cambiar la mentalidad y entender que el objetivo de la SCM es garantizar producto a total satisfacción de nuestros clientes y que conceptualmente es una manera de gestionar operaciones. Quiero más logísticos con una visión actualizada”.

María Luz Carreño fue concluyente en este punto y destacó que en el mercado logístico y de comercio exterior de Chile existe falta de profesionales para cubrir las demandas del sector.

En cambio, Cristina Sánchez comentó que en España sí hay buena disponibilidad de profesionales en el sector y que hace varios años la logística comenzó a crecer en cuanto a su consideración. “Hay muchos profesionales en el mercado que no tienen formación en logística ni en Comex, pero sin embargo tienen un perfil muy bueno para desempeñar esos cargos. Por supuesto que tienen que formarse y sumar experiencia. Vemos además un perfil que son personas que vienen a lo largo de muchos años trabajando en el sector y hoy se están reciclando para poder dar respuesta a los nuevos retos del mercado”.

La oferta educativa en la logística

En el camino a la profesionalización, la oferta educativa es un factor fundamental. En este punto, se evidencia una clara diferencia entre lo que sucede en Sudamérica y la situación en España. De este modo, los latinoamericanos Carreño, Cardozo Machado y Roullier señalaron que la oferta educativa en sus países es insuficiente en algunos casos y anticuada o desactualizada en otros. En cambio, la española Sánchez indicó que en su país la oferta de formación profesional en logística es buena, y señaló que se produjo un cambio importante en este sentido hace alrededor de 5 años, donde fundamentalmente desde el ámbito privado surgieron nuevas propuestas educativas de calidad para el sector.

Una mirada al futuro

La logística y el comercio exterior son dos rubros muy dinámicos, que evolucionan constantemente. Por eso, los especialistas dieron su visión del futuro de estas actividades.

Ante esta realidad, Carreño destacó: “Es fundamental estar siempre informado y capacitándose para no quedar atrás. La digitalización es la versión del futuro, por lo tanto es fundamental ir adecuándose y aprendiendo con los cambios”.

Alexander Cardozo Machado coincidió con la necesidad de adaptarse constantemente a las nuevas reglas del juego y señaló la necesidad de ser eficientes, adaptables y ágiles. Y citó al profesor Martin Christopher, quien hace 10 años comentaba que “las que competirán son las cadenas de suministro, hecho que recién hoy se visibiliza y comprende, como podemos ver con el caso de Amazon. Creo que lo más importante es romper los muros que dividen y segmentan a la organización -creando silos-, generar y desarrollar líderes y liderazgo genuino que desarrollen a nuestras personas”.

Sánchez resaltó que a futuro “necesitamos personas con carisma, con mucha capacidad de comunicación a nivel interno, de manejar situaciones de estrés, timing muy ajustados, una persona con fortaleza, carácter, carisma y por supuesto con los conocimientos necesarios. Ser capaces de formarnos en tecnología y de alcanzar logros disruptivos, pensar fuera de la caja”.

También destacó que el sector logístico dejó de ser un ámbito exclusivo de los hombres y que hoy hay muchas mujeres directoras de cadenas de suministro,  de cuentas globales e incluso de empresas de logística.

Por último, Roullier imaginó una logística muy cambiante en los próximos años, “enfocada en el servicio al cliente, el puerta a puerta y a la agilidad entre que se efectúa el pedido hasta la recepción al cliente final. Hoy en día los consumidores son más demandantes y cada vez más se acostumbran a pedir productos para que lleguen en menos de 1 hora. Estamos hablando de querer algo y tenerlo prácticamente al instante, veo una logística enfocada en la flexibilidad de la preparación y el llegar con una mayor rapidez, donde el dilema principal sea presentar una solución a nivel costos”.

 

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades