Oro: récords nominales por encima de US$ 1.300 la onza

Desde hace más de cinco trimestres, las incertidumbres financieras y económicas en Occidente empujan a un grupo de inversores y especuladores ortodoxos a refugiarse en el metal áureo. Pero el pico absoluto sigue siendo el 20 de enero de 1981.

29 septiembre, 2010

<p>Por entonces, la segunda crisis internacional del petr&oacute;leo llevaba el oro a US$ 850 y la plata a US$ 50 la onza. Extrapolando el valor del crudo &ndash;su punto extremo se mantiene en US$ 147,25 el barril de tejano intermedio (WTI), julio de 2008- y el t&aacute;ndem d&oacute;lar-euro, el metal amarillo debiera rondar los US$ 1.800 la onza.<br />
<br />
Dicho de otro modo, los cultores del oro son un anacronismo de veinte a&ntilde;os y el precio en torno de US$ 1.300/10 refleja s&oacute;lo un r&eacute;cord nominal, como los US$ 73 a 79 por barril de crudo. Naturalmente, a los analistas financieros conservadores les basta que el lingote haya subido 4,7% en cuanto va de septiembre. No parecen notar que el fen&oacute;meno manifiesta, en realidad, la vulnerabilidad del d&oacute;lar, el euro, el yen, la libra y el franco suizo.<br />
<br />
En verdad, la tercera racha compradora del mes fue detonada hace un semana, cuando la Reserva Federal admiti&oacute; que considera comprar m&aacute;s bonos de tesorer&iacute;a para estimular la econom&iacute;a f&iacute;sica y el gasto del p&uacute;blico. No la compra de oro, claro, una colocaci&oacute;n cuyo mercado es escueto desde que, en los a&ntilde;os 90, los grandes bancos centrales vendieron buena parte de sus tenencias.<br />
<br />
Ahora, los adictos al metal &aacute;ureo abandonan reticencias y, por ejemplo, Barrick Gold &ndash;la mayor firma privada de su tipo en el mundo- pronostica &ldquo;niveles altos por varios a&ntilde;os. Las cotizaciones podr&iacute;an superar los US$ 1.500 la onza troy (31,104 gramos)&rdquo;, pero nadie espera el r&eacute;cord absoluto de US$ 1.800. Para eso, el petr&oacute;leo debiera reacercarse a los US$ 147,25 el barril WTI.<br />
<br />
La onda especulativa, curiosamente, soslaya a los intermediarios del mercado y se prefiere comprar monedas (&aacute;guilas estadounidenses, soberanos, rand, panda, etc.) o lingotes certificados. El negocio lo sabe y aumenta la capacidad de almacenamiento como, por ejemplo, una firma de Delaware &ndash;un offshore interno de EE.UU.- que adquiri&oacute; un blindado exclusivamente para trasladar oro.<br />
<br />
Por un lado, se compra oro especulando con la posibilidad de que eventuales est&iacute;mulos monetarios de la RF fomenten inflaci&oacute;n y debiliten el d&oacute;lar. Por otro, hay adictos al metal que, por el contrario, apuestan al fracaso de los inminentes est&iacute;mulos y a que se agrave la salud de la econom&iacute;a. Estos comportamientos err&aacute;ticos, inevitables en un producto primario escaso, evidencian una fase iniciada en 2000. Desde ese momento y hasta hoy, el oro trep&oacute; 353% a causa de un d&oacute;lar d&eacute;bil, del cual se despeg&oacute; reci&eacute;n a fines de 2008 para volver este a&ntilde;o a las andadas.<br />
<br />
Otro factor que ha fomentado el avance del oro es la proliferaci&oacute;n de fondos que cotizan en bolsa, dedicados a comprar o atesorar lingotes, Paralelamente, se mueven inversores institucionales. Uno de ellos, Northern Trust Corp., gestiona activos financieros por alrededor de US$ 603.000 millones, aunque apenas 1.500 millones en oro.</p>
<p><br />
&nbsp;</p>

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades