Neuquén pasó del azul al rojo en el último año

En línea con el debilitamiento fiscal de las cuentas públicas provinciales en el primer trimestre, el ritmo de crecimiento de los recursos a junio siguió siendo inferior al de los gastos (+29,7% ia. vs. +60,2% ia.), según ASAP.

17 septiembre, 2015

La ampliación de la brecha entre ambas variables con respecto al primer trimestre (+35,7% ia. vs. 57,3% ia.) generó un deterioro de los resultados económico, financiero y primario, respecto del mismo período de 2014.

 

En particular, los resultados primario y financiero pasaron de superávits de 10,5% y 8,6% de los recursos totales percibidos en el primer semestre de 2014, a déficits de -11,2% y -12,9%, respectivamente, durante el período bajo análisis, señala el informe de ejecución del presupuesto del gobierno de la provincia de Neuquén de junio de 2015 que elabora la Asociación Argentina de Presupuesto y Administración Financiera Pública (ASAP).

Por su parte, la “regla de oro” que supone alcanzar un equilibrio entre recursos y gastos corrientes se había logrado con margen durante el primer semestre de 2014, con un resultado económico de +12,1% en términos de los recursos totales.

 

Sin embargo, dejó de cumplirse en el primer semestre de 2015, en tanto el resultado económico se convirtió en un déficit de -6,5% de los recursos totales.

 

Si bien los recursos han registrado una tasa de expansión del 29,7% ia., el gasto aumentó en mayor proporción, alcanzando un 60,2% ia., principalmente por el incremento en los rubros remuneraciones al personal (+69,3% ia.) y prestaciones a la seguridad social (+57,2% ia.) durante el primer semestre del año.

 

Al igual que se observó durante el primer trimestre, este comportamiento del gasto ha sido aún mayor a la variación registrada en el 2014, particularmente en el rubro remuneraciones al personal y prestaciones a la seguridad social (+50,1% ia. y 56% ia., respectivamente).

 

Los recursos, en cambio, se desaceleraron durante el primer semestre del 2015 con respecto al 2014 (+29,7% ia. vs 57,1% ia., respectivamente).

 

Se considera, entonces, que mantener durante 2015 el desempeño alcanzado en 2014 por los indicadores de resultado fiscal, antes mencionados, resultará un importante desafío.

 

La situación se complica aún más si se tiene en cuenta que, por el lado de los recursos con los que cuenta la provincia, se mantiene el creciente peso relativo de los ingresos por regalías hidrocarburíferas que dependen tanto del nivel de producción de petróleo y gas como del precio de los commodities energéticos.

 

Si bien la producción viene en alza desde 2012 luego de la nacionalización de YPF, los precios internacionales del petróleo crudo han caído más del 50% durante el último año.

 

A su vez, por el lado del gasto, se observa una mayor participación de aquellos de características más rígidas, como los gastos salariales y previsionales y las transferencias automáticas a los municipios por coparticipación y otros regímenes. En consecuencia, probablemente el resultado fiscal se debilitará durante 2015.

El total de recursospercibidos por la Administración provincial en el período considerado fue de $14.526 millones, representando un crecimiento de 29,7% con relación al primer semestre de 2014 (vs. +57,2% ia. en 2014).

 

Esta variación se explica por la mayor recaudación de Contribuciones a la Seguridad Social y del Impuesto a los Ingresos Brutos.

 

Los ingresos corrientes aumentaron el 29,1% y los de capital crecieron al 45,2% interanual.

 

En los recursos corrientes, incidieron por su mayor peso relativo las variaciones interanuales de los Ingresos Tributarios, tanto los de origen provincial como nacional, que en conjunto justificaron el 60,2% del aumento total.

 

Los recursos tributarios de origen nacional, incluyendo los que se coparticipan a municipios y comunas, aumentaron en el período bajo análisis un 39,5% con relación al mismo período de 2014 (vs +35,8% ia. los recursos tributarios provinciales).

 

Resultó determinante sobre este desempeño, la evolución de la Ley de Financiamiento Educativo, con un incremento del 138,9% ia.

 

Con relación al comportamiento de los gastos devengadosa junio de 2015, la ejecución de la Administración Provincial alcanzó a $16.403 millones, con una tasa de crecimiento interanual del 60,2%.

 

El gasto corriente aumentó el 57,8% ia., mientras que el gasto de capital lo hizo en mayor medida (+88,5% ia.), acelerando ambos -como fuera mencionado anteriormente- aún más la tasa de expansión que registraron en 2014 (+49,7% ia. y 74% ia., respectivamente).

El nivel de ejecución del gasto en el primer semestre de 2015 ha sido del 52,2% del crédito vigente, en línea con el porcentaje teórico esperado para este período. En relación al crédito vigente al 30 de junio de 2015, el mismo aumentó sólo 0,2% con respecto al crédito aprobado en el Presupuesto 2015.

 

Sin embargo, el mayor nivel de ejecución registrado en los rubros Remuneraciones al Personal y Prestaciones de la Seguridad durante la primera mitad del año implica que probablemente se tengan que ampliar sus créditos hacia fines del ejercicio.

 

El análisis del gasto por finalidad permite apreciar incrementos porcentuales dispares con relación al crecimiento promedio del gasto. La finalidad Servicios Sociales, que -por su mayor participación en el total- explica el 68,9% del aumento en términos absolutos, presentó una variación interanual de 72%.

 

Por su parte, el gasto destinado a Servicios de Seguridad se incrementó el 50,9% ia., mientras que la Administración Gubernamental creció un 48,9% ia.

 

En cuanto a los aportes del Gobierno Provincial a los municipios y comunas, en el período bajo análisis se transfirieron $1.363,7 millones, de los cuales el 91% correspondió a la coparticipación bruta.

 

El total de transferencias registró un incremento interanual del 26,2%, producto de la suba en los recursos tributarios provinciales (coparticipados) y en los recursos de origen nacional por coparticipación federal de impuestos, representando $283 millones adicionales a los transferidos durante el mismo período del año anterior.

 

Respecto a los resultados fiscales, como se anticipó previamente, todos se deterioraron con respecto al mismo período de 2014.

 

El Resultado Económico registró un déficit de $950 millones (vs. superávit de $1.355 millones en el primer semestre de 2014), y los resultados Primario y Financiero fueron deficitarios en $1.629 millones y $1.878 millones (vs. superávit de $1.178 millones y $957 millones en el mismo período de 2014, respectivamente).

 

Este comportamiento dista de lo comúnmente observado en los primeros semestres de cada año, en función de que bajo estos períodos el ritmo de ejecución del gasto suele ser menor al de los recursos.

 

Por último, la deuda del Sector Público Provincial no Financiero ascendió a $7.275,4 millones al 30 de junio del 2015, disminuyendo un 0,6% (-$43,5 millones en términos nominales) con respecto a su valor al 31 de diciembre de 2014.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades