Nada de reembolsos impositivos para Enron, Qwest ni WorldCom

El Senado resolvió bloquear demandas de Enron, WorldCom y Qwest Communications International, que reclamaban reembolsos. Argumentaban haber pagado impuestos sobre miles de millones en ganancias ficticias, productos de maniobras contables.

19 mayo, 2003

En un gesto poco frecuente y no sin risas irónicas, la cámara alta
decidió unánimemente que los US$ 441 millones reclamados se reasignen
a programas de desarrollo en áreas o sectores perjudicados por los actos
ilícitos de esas empresas y sus entonces directivos. El senador Charles
Grassley, presidente de la comisión de Finanzas e informante sobre el tema,
señaló que ninguna firma tiene derecho a recobrar tributos abonados
para convalidar un fraude contable.

"Estos estafadores pagaban algunos impuestos para ocultar sus delitos, inflar
cotizaciones bursátiles y vender caras sus opciones accionarias, antes
de que se cayesen las empresas. Convirtieron al IRS (Internal Revenue Service,
la DGI local) en cómplice involuntario e inconsciente de sus fraudes",
sostuvo Grassley.

Muchos tributaristas vienen señalando que se precisan medidas específicas
del Congreso para impedir que compañías que han incurrido en fraudes
contables reclamen reembolsos de impuestos abonados sobre réditos ficticios.
Ocurre que un proyecto recién remitido de la cámara baja a la alta
no contempla la denegación de esos reembolsos. Ahora, un panel conjunto
de senadores y diputados decidirá cómo incluir el tema en el texto
definitivo.

Según reveló días atrás el Wall Street Journal,
WorldCom -rebautizada Mobile Communications International, MCI- ya obtuvo reembolsos
tributarios por casi US$ 300 millones. Al parecer, la nueva conducción,
encabezada por Michael Capellas (ex Compaq), no vio nada objetable en esa restitución,
que pronto puede quedar sin efecto.

En un gesto poco frecuente y no sin risas irónicas, la cámara alta
decidió unánimemente que los US$ 441 millones reclamados se reasignen
a programas de desarrollo en áreas o sectores perjudicados por los actos
ilícitos de esas empresas y sus entonces directivos. El senador Charles
Grassley, presidente de la comisión de Finanzas e informante sobre el tema,
señaló que ninguna firma tiene derecho a recobrar tributos abonados
para convalidar un fraude contable.

"Estos estafadores pagaban algunos impuestos para ocultar sus delitos, inflar
cotizaciones bursátiles y vender caras sus opciones accionarias, antes
de que se cayesen las empresas. Convirtieron al IRS (Internal Revenue Service,
la DGI local) en cómplice involuntario e inconsciente de sus fraudes",
sostuvo Grassley.

Muchos tributaristas vienen señalando que se precisan medidas específicas
del Congreso para impedir que compañías que han incurrido en fraudes
contables reclamen reembolsos de impuestos abonados sobre réditos ficticios.
Ocurre que un proyecto recién remitido de la cámara baja a la alta
no contempla la denegación de esos reembolsos. Ahora, un panel conjunto
de senadores y diputados decidirá cómo incluir el tema en el texto
definitivo.

Según reveló días atrás el Wall Street Journal,
WorldCom -rebautizada Mobile Communications International, MCI- ya obtuvo reembolsos
tributarios por casi US$ 300 millones. Al parecer, la nueva conducción,
encabezada por Michael Capellas (ex Compaq), no vio nada objetable en esa restitución,
que pronto puede quedar sin efecto.

Compartir:
Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades

    [honeypot honeypot-mercado-1 id:honeypot-mercado-1]

    Revista Mercado