Merrill Lynch espera que China revalúe el yuan 10% a fin de año

Según aseguró el banco de inversión estadounidense esa medida permitirá al país oriental hacer frente a una eventual aceleración de la inflación en la última parte de 2004.

Simultáneamente, China modificaría su sistema cambiario, atándolo a una canasta de monedas, para cortar la dependencia casi exclusiva al dólar que mantiene desde hace más de una década.

“Esperamos que China implemente dos cambios concurrentes en su régimen de tipo de cambio a fines de año: una apreciación de 10% dólar/renminbi (yuan) y un cambio simultáneo hacia una canasta de monedas con metas, con una banda de flotación de 5%”, dijo Merrill Lynch en un comunicado.

El informe agrega que los crecientes desequilibrios internos y externos llevarán a China a cambiar su política. “Están surgiendo desequilibrios internos bajo la forma de de un ´boom´ económico liderado por las inversiones, el crecimiento del crédito que amenaza la salud financiera futura, y las creciente presión inflacionaria”.

Merrill estimó que el yuan está 20% subvaluado y aseguró que si el actual nivel de la moneda, ahora cerca de 8,28 por dólar, se mantiene, la inflación de China se disparará al 9% anual en 2005.
Para el banco de inversión, la economía del país oriental necesitaría subir las tasas de interés nominales y reducir su ingreso de capitales.

China expresó su voluntad de modificar la política de cambio y encaminarla hacia un sistema más flexible, pero dijo que lo haría a su propio ritmo, no bajo presión internacional.

Simultáneamente, China modificaría su sistema cambiario, atándolo a una canasta de monedas, para cortar la dependencia casi exclusiva al dólar que mantiene desde hace más de una década.

“Esperamos que China implemente dos cambios concurrentes en su régimen de tipo de cambio a fines de año: una apreciación de 10% dólar/renminbi (yuan) y un cambio simultáneo hacia una canasta de monedas con metas, con una banda de flotación de 5%”, dijo Merrill Lynch en un comunicado.

El informe agrega que los crecientes desequilibrios internos y externos llevarán a China a cambiar su política. “Están surgiendo desequilibrios internos bajo la forma de de un ´boom´ económico liderado por las inversiones, el crecimiento del crédito que amenaza la salud financiera futura, y las creciente presión inflacionaria”.

Merrill estimó que el yuan está 20% subvaluado y aseguró que si el actual nivel de la moneda, ahora cerca de 8,28 por dólar, se mantiene, la inflación de China se disparará al 9% anual en 2005.
Para el banco de inversión, la economía del país oriental necesitaría subir las tasas de interés nominales y reducir su ingreso de capitales.

China expresó su voluntad de modificar la política de cambio y encaminarla hacia un sistema más flexible, pero dijo que lo haría a su propio ritmo, no bajo presión internacional.

Notas Relacionadas

Suscripción Digital

Suscríbase a Mercado y reciba todos los meses la mas completa información sobre Economía, Negocios, Tecnología, Managment y más.

Suscribirse Archivo Ver todos los planes

Newsletter


Reciba todas las novedades de la Revista Mercado en su email.

Reciba todas las novedades